Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA ETA rompe la treguasLa disputa política DOMINGO 7 s 1 s 2007 ABC Zapatero proclama el punto final del proceso, sin asumir ningún error propio El presidente del Gobierno difiere a otro momento el debate sobre la posibilidad de abrir un proceso distinto s Enmienda a Blanco por hacer autocrítica GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El proceso tenía su fundamento en el diálogo y, después del atentado, llegó a su punto final Con esta rotunda afirmación, alejada de la ambigüedad de días pasados, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiso zanjar ayer el debate semántico que él mismo propició cuando el 30 de diciembre anunció haber ordenado suspender el diálogo, y también enviar así un mensaje de firmeza tanto a la banda terrorista como a la izquierda abertzale y al conjunto de la ciudadanía. Durante una conversación con periodistas en un aparte de la recepción con motivo de la Pascua Militar y tras la minicumbre gubernamental del día anterior, Zapatero enfatizó esta consecuencia del atentado del día 30 con distintas formulaciones, pero una misma conclusión: el proceso de diálogo abierto en junio del año pasado, y las bases sobre las que se emprendió- -la resolución del Congreso de 2005- están finiquitados. ETA es quien ha roto el diálogo y cometido un gravísimo error. Ha roto las expectativas de manera bastante evidente. Dejemos ya el debate semántico. Había un diálogo y se ha acabado. Era un diálogo puesto en marcha para constatar la voluntad de ETA. En estos meses hemos estado en esa tarea y la respuesta está, lamentablemente, en el aeropuerto de Barajas. ETA ha demostrado que no estaba por el diálogo volverá a intentar cuando se dén las condiciones que estime suficientes, si se dan, y que trabajará para que se dén. Esta impresión la reforzó su afirmación de que el atentado no cambia en absoluto mi determinación ni mi convencimiento de que es posible ganar el fin de la violencia Ítem más: Sólo se consigue si se intenta Y, en ese empeño, no dudará en jugarse todo su crédito electoral: Tengo tanto rechazo a la violencia, me produce tanto espanto, estupor, odio... que estoy dispuesto a emplear todo lo que sea necesario para que no haya más bombas, más atentados... Soy plenamente consciente de que es una tarea arriesgada, muy arriesgada, en términos políticos, pero es mi decisión. Los ciudadanos te eligen para eso, para abordar y comprometerse en la resolución de los problemas, y éste es el más grave y difícil problema que tiene la democracia española desde la Transición El presidente del Gobierno y el ministro de Defensa escuchan al responsable de Interior EL PROCESO ETA Y SU FUTURO POLÍTICO AUTOCRÍTICA La inquietud del partido Sin embargo, el presidente del Gobierno- -cuyo semblante dolorido y voz atribulada delataban que aún no ha logrado rehacerse por completo de la amargura según su propia expresión, que le ha provocado el atentado- -se mantuvo encastillado en no reconocer ningún error: No ha habido ningún elemento o argumento que permita decir que ha habido un error. El error, letal y de graves consecuencias, es de ETA, que busca sus fines de la forma más vil Incluso enmendó la plana a su número dos en el PSOE, José Blanco, por haber reconocido el día anterior que hubo problemas de información o de interlocución con ETA: He hablado esta mañana con Blanco y seguramente él mismo lo aclare. La interpretación de sus palabras no es correcta y, en el marco de la pregunta que se le hizo, quizá no se haya expresado adecuadamente dijo Zapatero, preocupado por que, cuando más precisa de apoyos, Había un diálogo y se ha acabado. El proceso tenía su fundamento en el diálogo y, después del atentado, llegó a su punto final Mi determinación para ganar la paz no ha cambiado. Es una tarea muy arriesgada en términos políticos, pero es mi decisión No ha habido ningún elemento o argumento que permita decir que ha habido un error. El error, grave y letal, es de ETA No toca hablar de futuro ¿Cierra eso o deja abierta la puerta a un nuevo proceso sobre bases distintas? Ese es un debate para otro momento, no es para este momento. Dejemos el futuro respondió Zapatero, evitando así comprometer actuaciones futuras. No obstante, habida cuenta de que en reiteradas ocasiones ha expresado su convicción de que el final del terrorismo tendrá que ser inevitablemente dialogado todo indica que lo se interprete aquella declaración- -que pretendía cubrir un flanco clamorosamente abierto ante la opinión pública- -como reflejo de división interna. La vertiente de la autocrítica, que según algunas fuentes provocó momentos de tensión en la minicumbre gubernamental del viernes, es reclamada desde muchos ámbitos socialistas e indicativa de la preocupación que existe en el partido a que un discurso ambiguo y autista ante lo que resulta palmario pase factura en la inminente cita electoral de mayo, en la que está en juego toda la estructura territorial de poder- -la organización, no el liderazgo- Zapatero, tras señalar que la tarea no ha sido sólo del Gobierno sino del conjunto de las instituciones del Estado, sostuvo que en todo momento hemos tenido toda la información que podemos tener, hasta donde humanamente se puede que hemos reforzado los servicios de información, y lo vamos a seguir haciendo y también defendió la profesionalidad de los responsables de recabarla. Y en cuanto a un posible error en la elección de los interlocutores, indicó que no merece la pena hacer ninguna especulación a ese respecto Agregó que hablar de dos facciones dentro de la banda es una especulación y destacó a este respecto que hay que ser enormemente prudentes ¿Cuál será el camino a partir de ahora? Los caminos son los de la democracia y los principios democráticos En este sentido, y empleando el tono más vigoroso, hizo un nuevo emplazamiento a Batasuna: La izquierda abertzale tiene cosas que hacer: condenar y desvincularse de la violencia. Eso es lo que tenía que hacer. Es un paso importante ¿Cree que lo hará? No voy a hacer un futurible. Es lo que espera la inmensa mayoría de la sociedad vasca Unidad cívica y política Y unidad frente al terrorismo, cívica y política aunque manifestó abiertamente su escepticismo respecto del PP. Así, expresó su deseo de que las manifestaciones de condena convocadas para el día 13 sean unitarias y emplazó al primer partido de la oposición a reconocer el principio de responsabilidad de-