Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7- -1- -2007 Madrid denuncia ante el juez un concurso por internet que fomenta la anorexia Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid 15 Nueve de cada diez piden que el Gobierno y el PP abandonen sus diferencias para luchar contra ETA La gran mayoría, el 84 por ciento, cree que un acercamiento del PP y del PSOE facilitaría el final de ETA En relación a la política del Gobierno respecto a ETA en estos últimos tres años, ¿cómo la calificaría usted... Ángel Collado Bien Mal 33 ristas. El 41 por ciento creen lo contrario. Sin embargo, ante esta pregunta hay una clara diferencia en las respuestas de los votantes del PP y del PSOE. Los primeros opinan mayoritariamente (el 82 por ciento) que el Ejecutivo tenía que haber roto antes, mientras que entre los simpatizantes del PSOE, sólo el 32 por ciento opinan de la misma manera y el 58 por ciento, que el Gobierno no debería haberse adelantado a romper el diálogo. da diez personas entrevistadas en el sondeo defienden que el Gobierno y el PP tienen que abandonar ya sus diferencias, mientras que uno de cada diez se mantiene inflexible y cree que cada cual debe seguir manteniendo sus posiciones por separado. Los votantes del PSOE son algo más proclives al acuerdo (el 93 por ciento) que los del PP (el 85 por ciento) Los ciudadanos tampoco tienen muchas dudas sobre lo que significaría la unidad de los dos grandes partidos nacionales en la lucha contra el terrorismo. El 84 por ciento opinan que si las posturas del PP y del PSOE se acercaran sería más fácil acabar con la banda terrorista. En el lado opuesto, sólo el 13 por ciento se muestran mucho más escépticos y responden que una cosa no llevaría necesariamente a la otra. Los más optimistas aquí serían aquellos que votaron al PSOE en las últimas elecciones generales: el 91 por ciento creen que el final de ETA estaría más próximo con un acuerdo entre los dos grandes partidos. Los votantes del PP opinan de la misma manera, pero de manera algo menos aplastante: el 84 por ciento; el 15 por ciento mantienen que no hay relación entre un pacto de los partidos y el final de ETA. 27 ZAPATERO, NO Muy bien Muy mal SABE, NO CONTESTA 4 16 E NS NC Regular 2 18 ¿Cree usted que, ante todas esa manifestaciones (violencia callejera, extorsión, robo de armas) el Gobierno debería haberse adelantado a romper el diálogo con la banda? Opinión de los PSOE PP votantes de... La culpa del desacuerdo En el sondeo se pregunta a los ciudadanos sobre la incapacidad de los partidos democráticos de lograr un frente común en el último año y medio para luchar contra ETA. En concreto se pregunta de quién es la culpa de esa falta de acuerdo. El que sale más perjudicado es el PP: el 60 por ciento consideran que tiene mucha o bastante culpa. Seguido muy de cerca se sitúan el Gobierno vasco (el 58 por ciento le atribuyen mucha o bastante culpa) el PNV (el 57 por ciento opinan de la misma manera) el PSOE (el 52 por ciento) y el Gobierno de Zapatero (el 50 por ciento) Para los votantes socialistas, el que tiene más responsabilidad en esa falta de acuerdo entre los partidos políticos es, de manera apabullante, el PP (para el 80 por ciento tiene mucha o bastante culpa) mientras que el siguiente en responsabilidad sería el Gobierno vasco (55 por ciento) Los votantes del PP no se quedan atrás en su apreciación, y si los socialistas echan la culpa a este partido, ellos fijan sus críticas en el PSOE. Para el 77 por ciento, el Partido Socialista es el principal responsable de la falta de acuerdo, seguido del Gobierno de Zapatero (75 por ciento) y del Ejecutivo de Juan José Ibarretxe (otro 75 por ciento) Sólo el 37 por ciento echan la culpa al PP. Sí No NS NC 50 PSOE PP 32 82 41 PSOE PP 58 13 9 PSOE PP 10 5 Mala política frente a ETA En relación con la política del Gobierno de Zapatero respecto a ETA esta legislatura, la mayoría de los encuestados se inclina por la crítica y el suspenso. El 43 por ciento consideran que el Gobierno lo ha hecho mal o muy mal, y el 18 por cien- to lo dejan en regular Es decir que el 61 por ciento ponen pegas a la política de Zapatero frente a la banda terrorista. El 33 por ciento creen, por el contrario, que lo ha hecho bien, y únicamente el 4 por ciento califican su política con un muy bien La diferencia en la percepción entre los votantes del PSOE y del PP de lo que ha sido la política del Gobierno frente a ETA es abismal, como se comprueba en el sondeo. Entre los entrevistados que son votantes del PP, el 77 por ciento creen que Zapatero lo ha hecho mal o muy mal el 11 por ciento se quedan en el regular el 9 por ciento suben hasta el bien y ni uno solo cree que el presidente lo ha hecho muy bien Los votantes del PSOE ven las cosas de una manera totalmente distinta. La mayoría (el 58 por ciento) opina que la política del Gobierno respecto a ETA ha estado bien (51 por ciento) o muy bien (7 por ciento) el 22 por ciento son más críticos y señalan que ha estado mal (17 por ciento) o muy mal (5 por ciento) y el 20 por ciento ponen algún reparo y se quedan en el regular Mañana segunda parte del sondeo dedicado a la intención de voto y a su proyección para las elecciones ¿Cómo diría usted que el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha manejado la nueva situación creada: bien, mal o regular? ¿Y como diría usted que está manejando la nueva situación el líder de la oposición, Mariano Rajoy? J. L. Rodríguez Zapatero Mariano Rajoy Poner fin a las diferencias Pese a los reproches mutuos que se hacen unos y otros, la inmensa mayoría cree que ha llegado el momento de poner fin a las diferencias entre el Gobierno socialista y el PP para luchar juntos contra la banda terrorista ETA. Así, nueve de ca- Bien Regular Mal NS NC 10 22 38 30 Bien Regular Mal NS NC 13 32 42 13 n noviembre, el terrorismo de ETA era ya la tercera preocupación de los españoles. Desde el verano había escalado posiciones en las tablas del CIS con las noticias sobre la extorsión a empresarios, el terrorismo callejero, los datos del rearme de la banda mediante el robo de 350 pistolas o los comunicados de los etarras. Sólo la inmigración y el paro estaban por delante en las inquietudes de los ciudadanos. En diciembre, el euskobarómetro anunciaba que el 64 por ciento de los vascos esperaba que ETA volviera a matar. El mismo día que se conoció ese sondeo, 29 de diciembre, el presidente del Gobierno, a quien se presupone por razón del cargo como el español mejor informado, sostenía lo contrario que la opinión pública. Estamos mejor que antes y estaremos mejor dentro de un año fueron sus mensajes de solemne optimismo. Horas después, ETA hizo estallar la furgoneta bomba en la T- 4. La encuesta que publica ABC confirma que el pronóstico y el análisis de eso que los políticos llaman la calle era mucho más acertado que el de Zapatero. El jefe del Ejecutivo exhibía la pose de saber más que nadie, aunque la lógica le desmentía, Fue el último en enterarse. La mayoría de los ciudadanos se temía que la banda aprovechaba la tregua para reorganizarse y hoy considera que debía haber roto las conversaciones antes del atentado. Zapatero, que presume de saber lo que quiere la ciudadanía y que se afana en consagrar el concepto de cercanía en las relaciones con el gobernado, choca con la opinión pública en este asunto del terrorismo, decepciona a parte de su electorado y deja a la oposición y a su ex ministro de Defensa que digan lo que los ciudadanos esperan oír, que el Estado debe ir a por los terroristas y que si quieren diálogo que se rindan primero. Él prefiere hablar de sus deseos y sentimientos; sobre sus responsabilidades como jefe del Ejecutivo, no sabe, no contesta