Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7- -1- -2007 11 ne que aplicarles todo el peso formidable de la ley, deteniéndolos, juzgándolos y mandándolos a la cárcel; y hay unos cuantos miles de bárbaros que se aprovechan de la impunidad para hacerles la vida imposible a sus vecinos, que disfrutan de todas las ventajas de la democracia y del estado de bienestar y además se dan el lujo de quemar autobuses los fines de semana y de amenazar de muerte a las personas decentes. Las leyes están para perseguir a esa gente. A mí me parecía una vejación que el gobierno de mi país anduviera públicamente en tratos con unos criminales encapuchados y con boina. El único proceso de paz es la unidad de los demócratas, el acoso internacional y la aplicación de las leyes. El Estado puede ejercer la clemencia, pero con mucho cuidado: la ejercimos en 1977, con la amnistía general, y en 1980, cuando se disolvió la llamada rama político- militar de la ETA. Me parece suicida olvidar que estamos ante fanáticos asesinos. Cuando escucho en la radio las barbaridades que dicen los oyentes me dan escalofríos Me saca de quicio que los demócratas se contagien del lenguaje de los terroristas. No podemos llamar lucha armada a sus crímenes No hay ninguna guerra: hay unos cuantos canallas a los que hay que aplicar todo el peso de la ley llegar a un punto de acuerdo con los monárquicos demócratas. Porque había que crear un sistema democrático. Me parece un poco disparatado el reivindicar no el sufrimiento o el heroismo de las víctimas o de las personas que entregaron su vida por causas nobles, sino los fanatismos ideológicos. que son los que investigan y los que saben de eso. ¿Por qué tienen que estar diciendo los políticos todas esas irresponsabilidades para volver a abrir heridas? ¿Qué clase política tenemos? -Yo creo que la clase política y la clase intelectual tienen una obligación pedagógica. Algunas veces cuando pongo la radio por la mañana y escucho lo que dicen los oyentes me dan escalofríos. Bueno, aquí se están cometiendo errores muy graves de pedagogía y de educación si treinta y tantos años después de la muerte de Franco se escucha a la gente decir esas barbaridades en un sentido o en otro. Algo muy erróneo y feo está ocurriendo. ¿En qué educación cree? -Creo en el sistema educativo del krausismo español que viene de la herencia ilustrada europea. Creo en el sistema de la instrucción pública, en la educación destinada a desarrollar lo mejor de cada uno, la educación destinada no a congraciarnos con nuestra presunta identidad, sino a sacarnos de nosotros y hacernos lo mejor que podamos ser. Ahora mismo en España, y en muchos otros sitios, la idea predominante es una educación para reafirmar los propios prejuicios. Me parece terrible. Los seres humanos no somos buenos ni malos por naturaleza; somos de muchas maneras. Dentro de cada uno hay inclinaciones que vienen dictadas ora por la biología ora por la tradición cultural. -Ahora los patriotas son los nacionalistas, que ¿deberían escribir su afiliación con zeta ¡Bah, eso es pasado! -Seguimos sumidos en la crispación más absoluta: 11- M, mochilas, ácidos, Estatutos de andar por casa, la negociación con ETA, los nacionalismos excluyentes... ¿Por qué se desprecia a España? -Qué curioso que con tanta recuperación de memoria histórica no se rescate una cosa que estaba en alguien como Azaña, y en tantos pensadores republicanos: un profundo y democrático patriotismo español... ña. Yo me siento heredero de esa tradición y la elijo para mí, la tradición europeísta, abierta. Ni a Azaña, ni a Lorca, ni a Ramón y Cajal, ni a Negrín, ni a Pérez Galdós, ni a Miguel Hernández les avergonzaba ser llamados españoles. Y que unos cuantos canallas decidieran secuestrar ese nombre y esa condición durante un tiempo para mí eso no significa nada. -En 500 años nadie se acordará de Estatutos, procesos nazionalismos con zeta, carod- roviras, otegis, alianzas de civilizaciones, memorias históricas... pero la imaginación quedará. -A lo mejor no queda nada como sigamos así. -Pero si los comisarios políticos se adueñan de la educación... -Los únicos que ponen énfasis en la educación parecen ser los comisarios políticos. La educación ha sido abandonada. En España, ¿quién se encarga de dirigir la educación, los programas y sistemas educativos? En muchos casos, gente muy extremista, gente muy poco de fiar. La educación y la cultura se ponen en manos siempre de las personas más fanáticas ideológicamente. Otra terrible y grave equivocación. ¿La ley de memoria histórica es de subjetividad tendenciosa? -No conozco bien la ley. Lo que sí creo es que ahora parece que la Transición fue como una bajada de pantalones ante la extrema derecha, que la Transición fue una cosa acomodaticia, que era algo como sin mérito, una blandura enorme... Claro, los que la hemos vivido tenemos la obligación de recordar cómo era. Tenemos la obligación de recordar lo criminal y duro que era el franquismo y tenemos la obligación de recordar lo ejemplar en muchos casos que fue la Transición, en donde se lograron muchísimas cosas. Y se logró algo en lo que todo el mundo sensato está de acuerdo, aquello que el Partido Comunista quería en 1956 y que Indalecio Prieto quería desde 1945 cuando él fue la persona que dentro del Partido Socialista más insistió para -En Sefarad usted traza el atlas del destierro y define a la perfección el totalitarismo: dividir a las personas en grupos cerrados, de identidad obligatoria, y quitarles la humanidad. ¿Por qué se sigue perpetrando esa barbarie? -Sí, es la tendencia dominante. Por una parte está el impulso emancipador y universalista, que arranca con la declaración de independencia americana estableciendo la igualdad de los seres humanos, a un nivel teórico, claro. Los seres humanos nacen iguales. Y eso llega hasta la declaración universal de los Derechos del Hombre. Es un impulso extraordinario y un acto de imaginación: todos los seres humanos tienen los mismos derechos. Pero no quiere decir que tus logros o capacidades sean iguales. Por desgracia está el impulso contrario, el que divide a la gente en razas, etnias, religiones, responsable de tanta miseria y destrucción. basado en las zonas templadas del espíritu... ...Esa es la idea de Azaña que el propio Azaña debió haber cuidado un poco más. Existe una tradición liberal y progresista española y muchas veces, fuera de España, tienes que explicar que España no es sólo el país de la Inquisición, sino que también es el país de las Cortes de Cádiz, que España no es el país de las matanzas de indios o genocidios, sino el que fundó universidades en toda América mucho antes de Harvard. Y está la España de las pinturas negras y la ilustrada de Goya, la de Quevedo y Cervantes, y hay una tradición ilustrada y liberal muy potente en Espa- -No podemos estar a estas alturas tirándonos los muertos de la guerra a la cara unos a otros... ...Ni eligiendo del pasado lo peor del pasado: es decir, las cuestiones más sectarias. Insisto en lo que dice Anthony Beevor: necesitamos un pacto de recuerdo, ponernos de acuerdo en unas cuantas cosas. Lo que me parece disparatado es que sean los políticos quienes hablen de la guerra, de la posguerra y todo eso. Es una cuestión que tiene que estar en manos de los historiadores, -Los perseguidos han sido, son y serán las víctimas perfectas... -Porque con el otro lo primero que se hace es expulsarlo de la comunidad de los que tienen derechos, de ese espacio universal. Lo primero que se hace con el otro para aniquilarlo es negarle la plena humanidad. Un demócrata profundo y radical es siempre incómodo -España es un país forjado en exilios... -Pero llevamos treinta años afortunadamente sin esa condena. ¡Toquemos madera! Pero no hay tanto demócrata como parece. Ser demócrata es un esfuerzo muy grande, porque va contra algunos de nuestros impulsos más fuertes. Casi todos somos demócratas parciales. Para hacerte demócrata, de corazón e incondicional, tienes que reivindicar que no se censure nada, ni a mi adversario ni al que está de acuerdo conmigo ni al que está contra mí. Mucha gente se escandaliza cuando se ataca a la libertad de expresión por un lado, pero no se escandaliza cuando se ataca por el otro. Un demócrata profundo y radical, en el mejor sentido, es casi siempre incómodo. Incluso en democracia. Cuando en democracia ves las limitaciones que hay a la libertad de expresión reflexionas: si en lugar de ser una democracia esto fuera una dictadura, ¿cómo sería? Por desgracia no es un infortunio español. Piense en los demócratas alemanes de los años 20, 30, o en los rusos a partir de 1917, o en los demócratas chinos: el mundo está lleno de demócratas exiliados. -Que es negar al individuo. ¡Claro! Es animalizarlo, convertirlo en extranjero o en bárbaro, o en gusano. Fíjese con qué frecuencia se animaliza al adversario, al que se quiere eliminar llamándole perro En el País Vasco llaman chacurras a los Policías, en Cuba (Pasa a la página siguiente)