Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 SÁBADO 6- -1- -2007 ABC CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo El Reino Unido, contra la fusión de células humanas y animales El padre de la oveja Dolly quiere utilizar quimeras para la investigación de enfermedades degenerativas MARCELO JUSTO SERVICIO ESPECIAL LONDRES. El mundo científico británico está alzado en armas. La decisión del gobierno de Tony Blair de prohibir una polémica técnica de investigación que mezcla embriones animales con células humanas fue duramente condenada ayer por los genetistas más prestigiosos del Reino Unido. Según los científicos, la investigación con estos híbridos humano- animales puede ser la clave de la cura del alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. Esto es una afrenta para los cientos de miles de pacientes con enfermedades degenerativas en Gran Bretaña desesperados por encontrar un tratamiento para sus enfermedades dijo al rotativo The Times Chris Shaw, director de investigación de células madre del Kings College de Londres. El ente regulador en temas genéticos y de reproducción, la Agencia para la Fecundación y la Embriología Humanas (HFEA según las siglas en inglés) anticipó que no autorizará la investigación de híbridos al Kings College y otras dos universidades que solicitaron permiso para investigar en este campo científico. La investigación transfiere núcleos que contienen ADN de células humanas, por ejemplo de la piel, a óvulos de vacas o conejos a las que se ha extraído previamente casi toda su información genética. sado a partir de un proceso de consulta pública para enmendar la ley sobre temas genéticos y reproductivos de 1990, ampliamente superada por los espectaculares avances de los últimos 15 años en la materia. Este proceso de consulta con científicos, organizaciones médicas y de pacientes, grupos religiosos y expertos en temas éticos produjo 535 respuestas sobre lo que se esperaba de una nueva legislación. De éstas, unas 340 contenían recelos al tema de la investigación genética de híbridos. Según el gobierno, un 80 de los consultados se oponía terminantemente a este tipo de investigación. Como resultado, en el White Paper de diciembre el Gobierno de Blair apoyó la investigación genética y la alteración de células, pero prohibió el uso de material genético animal de los híbridos, también llamadas quimeras Miopía científica Los científicos tienen dos argumentos para el uso de estas técnicas. El primero es práctico, cuantitativo: no hay suficientes óvulos humanos para experimentación. En un mes se obtienen dos o tres óvulos humanos de buena calidad en comparación con los 200 óvulos de vaca que se pueden extraer diariamente en cualquier matadero. El segundo es científico. La técnica híbrida produce embriones que son 99,5 humanos. Según los investigadores, el 0,5 animal restante permi- Embrión clonado obtenido en 2005 por científicos británicos tirá a los cientificos realizar comparaciones genéticas mucho más precisas. Ayer los investigadores acusaron al gobierno de ceder ante la presión de grupos religiosos y a la Agencia de Fertilidad británica de falta de independencia. Stephen Minger, director de un equipo del Kings College AFP Oposición pública El mes pasado el Gobierno británico dejó clara su posición con la publicación de su White Paper primera etapa del proceso legislativo en la que el gobierno define la política oficial respecto a un proyecto de ley que debe debatir el parlamento. En este documento el gobierno indicó que planeaba prohibir la investigación debido a la oposición pública. A diferencia del Gobierno de George Bush, opuesto a la investigación con células madre, el del primer ministro Tony Blair ha apoyado a los científicos en este campo desde que asumió el gobierno en 1997. La cuestión se complicó el año pa- Una investigación que sí está autorizada en España N. R. C. MADRID. La creación de quimeras o embriones con material celular animal y humano no es extraña en nuestro país. El Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona cuenta con el permiso del Ministerio de Sanidad para fusionar células madre humanas con embriones de ratón y obtener organismos vivos que sirvan como banco de pruebas de experimentación. En concreto, el equipo catalán busca conocer el mecanismo por el que una célula embrionaria es capaz de convertirse en casi cualquier tejido y comprobar esta propiedad al transferirla a un organismo vivo. Las células humanas se inyectan en embriones de ratón para constatar la pluripotencialidad de estas células in vivo sin permitir que el embrión del ratón se desarrolle. Las quimeras se destruyen a los nueve días de desarrollo embrionario, un tiempo suficiente para el objetivo de la investigación, pero muy lejos del nacimiento de un ratón con trazas humanas. El proyecto del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona es el único que ha solicitado permiso para crear quimeras, casi dos años después de que el Gobierno diera luz verde a la investigación con embriones. Cada uno de esos proyectos ha sido autorizado caso a caso. londinense que estudia las enfermedades de Parkinson, el Alzheimer y la atrofia espinal, dijo que el gobierno estaba actuando con miopía No entiendo cómo llegó el gobierno a esta postura, pero lo cierto es que ha influido a la HFEA y que ahora nos encontramos en esta situación verdaderamente desastrosa dijo Minger. Ian Wilmut, de la Universidad de Edimburgo, que estuvo a la cabeza del equipo creador de Dolly, la primera oveja clónica, y que ahora trabaja con el equipo del Kings College, calificó de vergonzosa la negativa del organismo regulador. Es un desastre para la ciencia británica. Esta es un área en la que el Reino Unido está en la vanguardia. Si efectivamente se prohibe, será un terrible retroceso señaló. Los científi-