Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 6 s 1 s 2007 ABC La Oreja de Van Gogh fue el gran triunfador del año del mercado discográfico ABC MADRID. Que el mercado discográfico no pasa por sus mejores momentos es un hecho que nadie discute. Las cifras son concluyentes y, según los datos publicados por Promusicae, tan sólo el grupo donostiarra La oreja de Van Gogh superó el año pasado el medio millón de discos vendidos por su trabajo Guapa El grupo donostiarra, que componen Amaia Montero, Pablo Benegas, Xabi San Martín, Álvaro Fuentes y Haritz Garde, ha concluido el año en el segundo lugar de esta lista oficial, en cuyos primeros puestos lleva desde la aparición del disco en el mercado, hace treinta y seis semanas. El disco Siempre del cuarteto Il divo ha cerrado el año en el primer lugar de la lista, a la que llegó hace cinco semanas. Le siguen como los discos más vendidos entre el 25 y el 31 de diciembre La Oreja de Van Gogh, Alejandro Sanz El tren de los momentos RBD Nuestro amor The Beatles Love Operación Triunfo 2006 Adelante la banda sonora de High School Musical U 2 18 singles Melendi Mientras no cueste trabajo) y El canto del loco Zapatillas De entre los diez discos más vendidos, es precisamente el último trabajo de El canto del loco el que más tiempo lleva en la lista: 79 semanas. Otros veteranos bien colocados son Voces de ultrarumba del dúo barcelonés Estopa, que ha cerrado el año en el puesto número 26, y que se ha mantenido en listas durante 54 semanas; Me gustas mucho el disco de grandes éxitos de Rocío Dúrcal, lleva más de un año, concretamente 63 semanas, en la lista, y en la última semana de 2006 ha ocupado el puesto número 39. Por lo que se refiere a los discos más vendidos entre los cien trabajos que ocupan la lista de Promusicae, David Bisbal Premonición y Amaral Pájaros en la cabeza siguen a La Oreja de Van Gogh con más de 400.000 ejemplares (Promusicae cuenta las ventas en bloques de cuarenta y ochenta mil discos) con más de 320.000 ejemplares figuran Alejandro Sanz y los ya citados Estopa. Superan los 240.000 discos El canto del loco e Il divo (con su anterior trabajo, Ancora Y han vendido más de 160.000 discos Melendi, Fito y los Fitipaldis (por duplicado, con sus dos últimos trabajos) Maná, RBD, Queen, Frank Sinatra, Madonna y, de nuevo, Il divo (con su primer disco editado) Chris Lowe y Nel Tennant, anoche, en el Palacio de los Deportes de Madrid ÁNGEL DE ANTONIO POP Pet Shop Boys Cee d Winter FestivalsPet Shop Boys, Fangoria, Nancys Rubias y PastorasLugar: Palacio de los Deportes de la Comunidad de MadridsFecha: 5- 1 El fin del mundo será una fiesta JESÚS LILLO Aunque no hayan dejado de girar con espectáculos de andar por casa y festivales de verano, llevaban los Pet Shop Boys seis años sin montar una función teatral para presentar sus nuevas canciones. Si en 2000 fue la laureada arquitecto iraní Zaha Hadid la encargada de diseñar la sobria, fría y metálica escenografía de la operística función de Nightlife el dúo británico vuelve con Fundamental y de la mano de Es Devlin al mundo de la comedia, el disfraz, el baile y la farsa, elementos que han marcado su carrera paramusical. Ninguna otra banda ha sabido, como los Pet Shop Boys, dramatizar sus conciertos y añadir a la pulcra interpretación de sus clásicos- -de nuevo impecable, a años luz de la mamarrachada de los alumnos, repetidores, de su sucursal española, Fangoria, ayer teloneros- -elementos con los que hacer de la música un simple soporte, o excusa, para la sobreactuación y la metáfora pasada de rosca. En un tiempo de excesos videográ- ficos y relámpagos infográficos, Neil Tennant y Chris Lowe vuelven la vista al teatro e incluso al circo. Pintados o con la cara lavada, son muy payasos. Ambientado en un apocalipsis retransmitido en directo, Fundamental es una tómbola en la que se rifan mentiras y miedos. Si el disco homónimo pasa revista, en clave de anacrónico y frívolo tecno- pop, a un mundo en guerra contra un terror televisado, quizás imaginado, la versión teatral del último álbum de los autores de Behaviour es una jugarreta en la que los bailarines coreografiados por Hakeem Onibudo escenifican el engaño y las apariencias de una danza del fin del mundo como la que, con distintos ritmos y motivaciones, más primarios, cantó Rubén Blades a finales del sigo pasado y en tiempos de otra paz aparente: debajo de la casaca napoleónica que visten en Numb los bailarines llevan chándal, lo justo para interpretar con Nunca se sintieron los Pet Shop Boys incómodos entre las antigüedades de una galería musical, pasada de fecha, que Lowe sabe actualizar con su desinhibido teclado según pasan el tiempo, los años y las modas sus movimientos y a renglón seguido Domino Dancers Neil Tennant oficia la ceremonia con ropa de enterrador; Chris Lowe, a su lado, utiliza sudaderas fosforescentes. Antes de los bises, la función se cierra con un desfile militar en el que los generales se comportan, pasados de pluma y pose, como modelos de pasarela. Otro ejército es posible. La ropa deportiva y de etiqueta, el duelo y la fiesta, se alternan en un espectáculo en el que los Pet Shop Boys sintetizan el argumento de su último disco, en el que casi todas las palabras, derivadas, acaban mal y con la misma fonética: criminal, subliminal, institucional... Al fondo, unos módulos cúbicos y móviles cierran el escenario en el que desarrolla la acción de un inquieto cuerpo de baile cuyo desasosiego da la réplica al estatismo de Tennant y Lowe. No tienen miedo los Pet Shop Boys, pese a su manifiesta vitalidad creativa, a abrir su concierto con Left To My Own Devices y Suburbia ni a repasar de cabo a rabo su catálogo de clásicos. Nunca se sintieron incómodos entre las antigüedades de una galería musical, pasada de fecha, que Lowe sabe actualizar con su desinhibido teclado según pasan el tiempo, los años y las modas. Nada que ver con Fangoria, acomplejado apéndice de una Nueva Ola de la que reniegan con desprecio y de la que, mal que les pese, siguen viviendo. En play- back o, como las Nancys Rubias, en gay- back. Cerca de trescientas novelas optan al premio Nadal EP BARCELONA. Un total de 286 obras optan al LXIII Premio Nadal de novela, que se fallará esta noche en una velada literaria que tendrá como escenario el Hotel Palace de Barcelona. El galardón, dotado con 18. 000 euros, es el premio más antiguo que se concede en España. La concesión del premio reunirá a unas 600 personas, entre las que está previsto que acudan el presidente de la Generalitat, José Montilla; el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; el conseller de Cultura, Joan Manuel Tresserras; el presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, o la escritora Ana María Matute, entre otros. La cena girará en torno al universo de Jorge Luis Borges- -de cuya muerte se cumplen veinte años en 2007- con un menú basado en la gastronomía argentina a cargo del chef del restaurante Caelis, Romain Fornell. El jurado del premio está formado por Germán Gullón, Eduardo Lago, Lorenzo Silva, Antonio Soler, Andrés Trapiello, Antonio Vilanova y el editor de Destino, Emili Rosales. En la misma velada se concederá el Premi Josep Pla de prosa en lengua catalana, dotado con 6. 000 euros, al que se han presentado un total de 25 obras.