Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID Cabalgata de Reyes 2006 SÁBADO 6 s 1 s 2007 ABC Azul, verde y rojo fueron los tres colores elegidos este año por Sus Majestades de Oriente para engalanar sus carrozas (Viene de página anterior) y tiran con una rabia... se quejaba un padre. La que nos espera hoy, va a ser la leche... lo peor son las colillas y el confeti. La gente no colabora nada se lamentaba un barrendero. El Samur atendió a 24 heridos leves por caídas e impactos de caramelo Los efectivos del Samur tuvieron que atender durante la Cabalgata a 24 personas, todas ellas de carácter leve, salvo una, de carácter moderado, por caídas, torceduras, desmayos e impactos de caramelos. Según Emergencias Madrid, este número de atendidos entra dentro de lo habitual y normal en este tipo de eventos, especialmente por la gran aglomeración de personas en un mismo punto de la capital. En total, el dispositivo sanitario de Samur- Protección Civil para la cabalgata de este año estuvo compuesto por 300 efectivos, distribuidos en tres unidades de Soporte Vital Avanzado, nueve unidades de Soporte Vital Básico, dos vehículos medicalizados de intervención rápida, dos vehículos de organización, ocho unidades motorizadas de Soporte Vital Básico y ocho unidades ciclistas de Soporte Vital Básico. Además, se contó con 40 equipos sanitarios y de protección civil a pie. Animales mágicos En medio de la explosión de luz, algunos de los que más aplausos y gritos despertaron fueron los camellos y un poney El propietario de los 40 animales que desfilaron es Paco Ardura. Los camellos vienen de Almería, donde acaban de rodar Asterix y Obelix Quiero que quede claro que este año la cabalgata tiene un esplendor como nunca reconocía este hombre, dueño, entre otros, del caballo de Alatriste o del de Alejandro Magno. Para Madrid traemos las alforjas llenas de paz y fraternidad para que los madrileños sigan teniendo la maravillosa ciudad que tienen explicaba el Rey Melchor. Esto es una emoción que no cabe en el cuerpo confesaba su viejo camarada Gaspar. Azul, verde y rojo fueron los tres colores elegidos este año por Sus Majestades de Oriente para engalanar sus carrozas. Que todos los niños se acuesten pronto, si no no vamos a entrar en sus casas. ¡Ah! Y que dejen agua a los camellos y unos dulces para nosotros, que somos golosos pedía Melchor. Un niño le leyó el pensamiento. ¡Melchor, ven a mi casa pronto que hay roscón del ri- Los zancudos también tiraron caramelos a los niños co! le gritaba al paso de la carroza por Recoletos. Lo único que pedían las 40 ocas de Miguelín palentino, era salir de allí. Están un poco nerviosas, pero desfilan mejor que las majorettes Van en fila india y a la cabeza está Salinas, el macho negro explicaba este hombre dedicado a la agricultura ecológica. De un lado a otro, esta peculiar familia iba esquivando a los bueyes, niños traviesos y bailarines que les salían al paso. Como el brasileño Eduardo, de la comitiva de Baltasar: Lo mejor que me ha pasado esta tarde es una niña pequeña que me llamó para darme un besito después de regalarle un caramelo A pesar de que Madrid rebosaba alegría e inocencia, el Rey Melchor- -el encargado de saludar a todos los niños en Cibeles- -no se quiso olvidar del atentado que azotó la ciudad hace una semana: El Madrid que vemos es una ciudad construida día a día por manos de todas las razas dispuesta a levantarse contra la barbarie Su despedida: ¡Emprendamos el camino porque son muchos los hogares que debemos visitar! Adiós amigos, y hasta pronto Entre el público infantil que clamaba al paso de la comitiva real, dos traviesos. O dos demonios tal y como los denominaba un paje de Gaspar. ¡Que los Reyes Magos son los padres! gritaban. Sus palabras ilógicas y sin sentido recogían la indiferencia de los niños, que los tomaban por locos.