Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO 6 s 1 s 2007 ABC La vida secreta del juez El juez William Rehnquist, jefe del Tribunal Supremo de Estados Unidos, era adicto a los somníferos y sufrió alucinaciones cuando intentó desengancharse. Su voto fue decisivo para resolver la crisis electoral de Florida que dio el triunfo a Bush M. GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. El hombre que dirigió durante 19 años el Tribunal Supremo de Estados Unidos y votó a favor de detener el recuento de Florida para convertir a George W. Bush en presidente llegó a estar loco de atar. Así lo demuestran los documentos, notablemente editados y censurados por cuestiones de seguridad nacional que algunos juristas han logrado arrancar al FBI gracias a la Ley de Libre Información. William Rehnquist falleció el año pasado víctima de un cáncer de tiroides, lo que ha permitido poner fin a su vida secreta después de muerto. Hasta entonces el juez que fuese pilar del ala conservadora en el máximo órgano de justicia se las arregló para que su credibilidad quedase intacta, pese a haber protagonizado escenas demenciales, literalmente. Se sabía que en 1981, cuando ya llevaba una década vistiendo la sagrada toga, ingresó en el hospital de la Universidad George Washington para tratarse un dolor de espalda y la dependencia que le había causado a ciertas medicinas, pero sólo las 1.561 páginas entregadas por el FBI muestran la verdadera magnitud del problema. Los médicos entrevistados en ellas relatan las alucinaciones que sufrió el juez cuando se le retiró un somnífero llamado Placidyl, del que había abusado durante una década al tomar hasta tres veces la dosis normal. Durante esa demencia temporal el juez veía cambiar de forma los dibujos que aparecían en el estampado de las cortinas que colgaban en su habitación del hospital, se creía objeto de una conspiración de la CIA y en una ocasión lo cogieron en pijama en la puerta del hospital tratando de escapar. Tenía ideas increíblemente rebuscadas y pensamientos indignantes declaró uno de los médicos citados en la investigación. Desmantelada una red terrorista islámica que captaba suicidas para Irak La policía de Marruecos detiene en Tetuán al menos a 26 individuos, entre ellos el imán de una de las mezquitas de la ciudad por incitar a los jóvenes a hacerse suicidas EFE RABAT. Las fuerzas de seguridad de Marruecos han desmantelado una trama terrorista con ramificaciones internacionales que se especializaba en reclutar voluntarios para combatir en Irak. En la operación policial han sido detenidas al menos 26 personas, todas ellas de nacionalidad marroquí, aunque algunas fuentes elevan la cifra hasta 40. Los primeros elementos de la investigación han revelado la existencia de vínculos ideológicos y de apoyo financiero con grupos terroristas internacionales como Al Qaida. El pasado 28 de noviembre la policía marroquí detuvo al imán (predicador) de una mezquita de Tetuán por pronunciar sermones en los que incitaba a los jóvenes a luchar en Irak. El imán, conocido por el nombre de Abdelilah, pronunciaba sus sermones en la mezquita del barrio popular de Mezwak, en el que se habían criado algunos de los supuestos autores materiales de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, en los que murieron 192 personas. La detención del predicador se produjo después de que el semanario marroquí Le Journal publicara un artículo titulado Nuestros kamikazes en Irak en el que afirmaba que decididamente, el barrio de la mezquita Mezwak en Tetuán es un verdadero taller para fabricar kamikazes, después de haber suministrado las bombas humanas en los atentados del 11 de marzo en Madrid Sospecha de racismo El FBI rastreó su vida personal cuando el no menos polémico presidente Richard Nixon le nominó para el Tribunal Supremo y quiso averiguar qué dirían de él los testigos del Partido Demócrata, pero también cuando Ronald Reagan le nombró jefe del Supremo. Sobre él pesaba la mancha del racismo por algunas opiniones judiciales en las que había defendido la legalidad de la segregación de los negros en las escuelas, y había quien le acusaba de intimidarlos a la hora de votar. Rehnquist había empezado a tomar los sedantes tras una operación de espalda y el efecto de la adicción se volvió tan potente que los médicos que atendieron su rehabilitación decidieron devolverle la droga y bajarle la dosis lentamente a lo largo de tres meses. Al cabo de ese tiempo consideraron que no influiría sus decisiones futuras que han perfilado cada aspecto de la sociedad de Estados Unidos en las últimas tres décadas. En una ocasión se escapó del hospital en pijama al creerse objetivo de una conspiración de la CIA El nuevo arzobispo de Varsovia colaboró con la Policía secreta JOSÉ GRAU MADRID. Estamos ante el escándalo más grande que se recuerda en la Iglesia polaca en los últimos años. El recién nombrado arzobispo de Varsovia, Stanislaw Wielgus, admitió ayer que había colaborado con la policía secreta de la época comunista, la temida SB (por sus siglas en polaco) Wielgus dijo que respetaría cualquier decisión del Papa sobre su futuro y no se descarta que, efectivamente, sea destituido. A pesar de todo, Wielgus tomó posesión de la diócesis de Varsovia, en la que sustituye al retirado cardenal Józef Glemp, un símbolo, junto con el fallecido Papa Juan Pablo II, de la lucha contra el comunismo. Benedicto XVI designó a Wielgus sucesor de Glemp el pasado 6 de diciembre. En un comunicado hecho público ayer y que hoy se leerá en los templos católicos polacos, Wielgus confesaba: Con este enredo he dañado a la Iglesia y añadía: He dañado a la Iglesia también recientemente, pues, dentro de esta agitada campaña de los medios de comunicación, negué el hecho de la colaboración La situación es insólita. Si Wielgus no dimite, tendríamos en Varsovia a un obispo que colaboró con la SB, y a un posible mártir, el padre Jerzy Popieluszko, al que esa misma SB asesinó. Poco después del nombramiento, diversos medios polacos, entre ellos el diario Rzeczposzpolita empezaron a publicar que Stanislaw Wielgus, durante 20 años a partir de finales de los 60, había colaborado con la policía secreta. El nuevo arzobispo, que fue profesor de Filosofía en Lublín, se defendió, tras negarlo al principio, aduciendo que lo había hecho para que le dejaran viajar. Misterio en torno al avión indonesio Un desesperante misterio rodea el caso del avión de pasajeros desaparecido en Indonesia. Aunque las autoridades afirman que están recibiendo la señal de emergencia del Boeing con 102 personas a bordo, los equipos de rescate siguen sin localizar el aparato. En la imagen, familiares de los pasajeros muestran sus fotos