Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 6- -1- -2007 Batasuna califica de muy grave que el juez prohíba el acto proetarra en Anoeta Ismael Moreno, magistrado de la Audiencia Nacional 11 La agenda presidencial Sábado, 6 enero. Asistirá a los actos de la Pascua Militar, donde está previsto que hable con los medios de comunicación. Lunes, 8 enero. Presidirá por la mañana la reunión de la ejecutiva del PSOE. Por la tarde recibirá al presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla. Jueves, 11 enero. Presidirá la III Conferencia de Presidentes, que se celebrará en el Senado, para hablar de agua, inmigración e I+ D +I. Viernes, 12 enero. Presidirá la primera reunión del año del Consejo de Ministros. Lunes 15. Es la fecha que propondrá el Gobierno para su comparecencia en un pleno extraordinario del Congreso. Viaje a Japón. Se quiere mantener ya que fue cancelado en una ocasión anterior. Si la comparecencia es el día 15, podría cumplir la agenda oficial cancelando sólo la parte privada. Un grupo de seis personas forma el círculo del poder presidencial Altos cargos, incluidos algunos ministros, y dirigentes socialistas se quejan de la falta de debate político desde que Zapatero asumió la presidencia del Gobierno GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. Un grupo de seis personas configura el reducido núcleo en el que se apoya José Luis Rodríguez Zapatero para adoptar las decisiones estratégicas del Gobierno, en el marco de una concepción de ejercicio del poder basada en círculos concéntricos en la que el propio presidente aparece siempre como el eje radial sobre el que giran todos. Este último círculo de poder no es el único, pero sí el que tiene un carácter permanente, ya que sus miembros se reúnen habitualmente todos los lunes en maitines Son la vicepresidenta primera y portavoz, María Teresa Fernández de la Vega; el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; el director del Gabinete de Presidencia, José Enrique Serrano; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; el portavoz parlamentario, Diego López Garrido, y el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. Es llamativo que, de todos ellos, sólo Blanco formara parte del grupo que aupó a Zapatero al liderazgo del partido. Ellos son quienes, junto al presidente- -la reunión no se celebra si él no puede asistir- adoptan las decisiones que marcan semanalmente la estrategia y el discurso, tanto del Gobierno como del PSOE y del Grupo parlamentario Socialista, al margen de las que el jefe adopta de manera unipersonal fuera de este ámbito colegiado Zapatero, al igual que en su etapa como líder de la oposición, conforma además sus opiniones y decisiones a través de canales personales que mantiene abiertos- -casi siempre en conversaciones por el móvil- -con ministros, dirigentes y asesores, en función de los asuntos y de su propio criterio. Es también en ese último círculo de poder donde, desde LOS SEIS DE MAITINES M. T. Fernández de la Vega Vicepresidenta 1 y portavoz Alfredo Pérez Rubalcaba Ministro del Interior José Blanco Scto. de Organización del PSOE Auténtico número dos del Gobierno por las competencias que acumula y el trabajo que despliega, su creciente protagonismo y su negativa a ser la candidata a la Alcaldía de Madrid han suscitado algunos resquemores hacia ella Estaba en el núcleo duro como portavoz parlamentario, pero se ha mantenido como responsable directo del proceso de paz Sigue estando en todos los guisos es el ministro más influyente en Zapatero y hay quien sostiene que le tiene abducido Es la voz del partido y su cordón umbilical con el Gobierno. Todos los lunes ejerce como portavoz, aunque no se reúna el plenario de la ejecutiva del PSOE. En más de una ocasión ha puesto el matiz autocrítico a la gestión del Ejecutivo o salido al quite Diego López Garrido Portavoz parlamentario José Enrique Serrano Dtor. Gabinete Presidencia Fernando Moraleda Scto. Estado de Comunicación Es el encargado de trasladar la estrategia gubernamental a la acción del grupo parlamentario. Junto a Blanco, es la cara y la voz de los socialistas cuando no comparecen el propio presidente o la vicepresidenta Fernández de la Vega Reúne las dos cualidades que se juzgan imprescindibles para un buen director de Gabinete: capacidad de trabajo y discreción. Cuenta con la experiencia de haber realizado idéntica tarea con Felipe González y es también de la confianza de Manuel Chaves Probablemente el peor secretario de Estado de la Comunicación de la democracia junto con el popular Alfredo Timermans, con el que comparte un clamoroso desconocimiento de los medios. A falta de información, Interior gobierna las noticias JAIME GARCÍA la elección de Zapatero como presidente del Gobierno, se produce el auténtico debate político prácticamente inexistente en la ejecutiva del PSOE, en su Comité Federal y en el Consejo de Ministros, según se quejan en privado altos cargos- -incluidos algunos ministros- -y dirigentes del partido. Así, miembros del Gobierno aseguran que el debate político en las sesiones semanales del Consejo de Ministros es inexistente y el propio Zapatero ha dicho que estas reuniones en ocasiones duran sólo dos horas porque la maquinaria está ya muy engrasada y los asuntos suelen llegar a la mesa del Gabinete cerrados por el trabajo previo de la Comisión de subsecretarios que coordina la vicepresidenta. En las reuniones quincenales que celebra el plenario de la ejecutiva del PSOE, la intervención de Zapatero suele estar pensada en gran medida en función de lo que después va a trasladar a los medios de comunicación José Blanco. El debate es también prácticamente inexistente por el bajo perfil de sus miembros- -acentuado por el fallecimiento del número tres Alfonso Perales- -y la habitual inasistencia de pesos pesados como Juan Carlos Rodríguez Ibarra o José Montilla. A ello se añade una especie de creciente prevención a llevar la contraria a Zapatero, a la que sólo acostumbra a sustraerse Álvaro Cuesta, el único del que ha trascendido que ha llegado a formular abiertamente algún reproche -aunque indirecto- -al secretario general. En las reuniones del Comité Federal, el hábito instaurado de que la primera intervención del secretario general sea abierta a los medios de comunicación hace que los discursos de Zapatero se dirijan más a la prensa que al partido. Además, el fuerte componente territorial que caracteriza su composición hace que los barones -inexistentes como tales- o sus portavoces, antepongan sus propias reivindicaciones- -como ocurrió en el último con el conflicto del agua- -al debate político general. Su periodicidad tampoco ayuda, ya que su última reunión fue en noviembre y la próxima no tendrá lugar hasta marzo, tres meses después del atentado.