Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es VIERNES 5 s 1 s 2007 ABC Me atraía poner esa mezcla de juventud, color y decadencia en los muros de Versalles Sofia Coppola s Directora de cine Después del éxito de Lost in translation la realizadora estrena María Antonieta una película que bebe del pop y el videoclip y en la que narra la vida de una adolescente reina de Francia POR DAVID MICHAELS LONDRES. Sofia Coppola demostró con la adaptación del libro de Jeffrey Eugenides Las vírgenes suicidas que podía ser una magnífica directora de cine. Confirmó sobradamente la premisa con Lost in translation que de paso le sirvió para hacerse con una legión de seguidores entre público y crítica. María Antonieta presentada en la última edición del Festival de Cannes, no ha tenido la acogida unánime de las dos primeras, pero aun así demuestra que el apellido Coppola sigue teniendo mucho que decir en el mundo del cine con esta adaptación colorida y musical de las aventuras (y desventuras) de la esposa de Luis XVIII en una Francia en plena convulsión revolucionaria. Kirsten Dunst interpreta a María Antonieta en esta colorida película que bebe del videoclip, el pop y la redefinición del cine de época con una paleta de colores que no desagradarían al pintor James Rosenquist. ¿Cómo empezó a fraguarse ria desde el punto de vista de una niña de 14 años que crece en un entorno que no la entiende en absoluto. Creo que Antonia (Fraser) captaba muy bien la idea de que María Antonieta era sólo una persona ingenua que no estaba preparada para las intrigas políticas de un lugar tan complicado como la Corte de Versalles. ¿Cuándo pensó que podía ser buen material para una película? -Bueno, todos hemos oído los tópicos sobre María Antonieta y su decadente forma de vida. Eso no me interesaba nada. Lo que sí me interesaba- -y lo que me impulsó finalmente a hacer la película- -es explicar lo jóvenes que eran tanto ella como Luis XVI en una época tan convulsa como la que vivieron. Me atraía la idea de contar cómo dos adolescentes crecían en un ambiente como aquél lleno de opulencia y totalmente alienados del resto del mundo. Al mismo tiempo, María Antonieta era una persona que no gustaba en la Corte, su marido no tenía ningún interés en ella y, en general, era la persona más criticada de Francia, así que imaginé que para escapar de aquello organizaba fiestas y procuraba tener una vida social lo más agitada posible- -como muchos hacen hoy en día- lo que paradójicamente le costó aún más críticas. ¿Qué opina del personaje? -Mi opinión es que, aunque ella ha sido siempre vista como una especie de villana, fue simplemente una chica que vivió en tiempos demasiado complejos, una persona de buen corazón, muy kitsch y con una gran dosis de ingenuidad. Creo que el hecho de tener que obedecer todas esas reglas de protocolo que regían en la Corte volverían loco a cualquiera, especialmente si uno es adolescente. Además, no me interesaba contar lo que los otros pensaban de ella, sino que fuera ella la que transmitiera sus opiniones desde un punto de vista político. ¿Hasta qué punto investigó el Sofia Coppola, en una imagen tomada en Nueva York el pasado mes de octubre -Todo lo que hicimos está basado en una intensa investigación, tanto de los personajes como de la época, pero enfocado desde una óptica contemporánea. En ningún momento pensé en obsesionarme con el factor histórico y tampoco me gustaba la idea de hacer una de esas películas que parecen una obra de teatro o un filme de época. Lo que me interesaba era hacerlo a mi manera... Si en Lost in translation mi objetivo era que el espectador pasara un par de horas en Tokio, con esta película quería que la audiencia sintiera lo que era pasearse por Versalles durante ese tiempo y perderse en ese mundo. ¿Cómo fue su primera visita a María Antonieta -Creo que todo empezó cuando leí la biografía que había escrito Antonia Fraser sobre ella. Era un libro que no tenía nada que ver con lo que se había escrito hasta ese momento en relación a María Antonieta y se alejaba de los clichés que hemos estado oyendo toda la vida. También me interesaba Francia en el siglo XVIII y el hecho de poder contar una histo- Aunque siempre se ha visto como una villana, fue una persona de buen corazón, muy kitsch e ingenua Mi padre siempre ha sido un gran consejero. Es obvio que sin él no tendría una carrera cinematográfica Versalles? -Muy interesante y al mismo tiempo muy reveladora: la verdad es que la impresión que tienes de esa época a través de los cuadros en museos y los retratos de la Corte tiene poco que ver con los auténticos palacios. Los colores originales que escogieron los personajes reales- -como el rosa o el turquesa- -encajan perfectamente con la mentalidad de una persona de periodo histórico?