Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID VIERNES 5 s 1 s 2007 ABC Hijo, ¿le pego un tiro a este? Las denuncias contra El Calvo el delincuente que atemorizó durante seis años a los habitantes de Villaconejos hasta que le prendieron fuego a su casa en Nochevieja, se multiplican para evitar que salga de la cárcel y vuelva al pueblo POR CARLOS HIDALGO MADRID. En este pueblo sólo estaremos tranquilos mientras que El Calvo permanezca en la cárcel. Así ha ocurrido en ocasiones anteriores Esto es lo que comenta uno de los vecinos de Villaconejos; él, además, formó parte de la turba de más de medio millar de personas que prendió fuego a la vivienda ilegal que ocupaba el ya famoso delincuente con su familia. Y esta aseveración que hace es lo que está provocando lo que no ocurrió antes de aquella movida jornada del 31 de diciembre pasado: que los afectados denuncien, casi en masa. Así es lo que demuestra el número de denuncias, alrededor de una docena, presentadas por vecinos no sólo de Villaconejos, sino de otras poblaciones, en diferentes cuarteles de la Guardia Civil. Intentan dar fuerza jurídica a sus planteamientos y evitar que, al menos por el momento, El Calvo pise la calle y vuelva a sembrar el pánico en la localidad. Con efectos litigantes, en Villaconejos ya se han cursado tres denuncias; en el cuartel de Chinchón- -donde se encuentra el destacamento de la Guardia Civil más cercano- otras cuatro y, al menos, una más en Valdemoro, Morata de Tajuña y Colmenar de Oreja. Además, el Instituto Armado está recibiendo diversos testimonios de vecinos que, aunque sólo tienen carácter informativo, ayudan a entender la dimensión de las coacciones a las que les tenía El Calvo sometidos. Los motivos principales de denuncia son agresiones de todo tipo, amenazas- -en muchas de ellas, acompañadas de su pistola y otras armas- palizas, intentos de atropello a niños y ancianos, robos- -iba a establecimientos, donde se llevaba cosas o consumía bebidas sin pagar- insultos- -su favorito era maricón Además, hay que recordar que, si bien su esposa no llegó a interponer contra él ninguna denuncia por malos tratos, sí lo hizo su suegro. La familia, que es la que estaba dentro de la finca cuando fue incendiada por los vecinos, ya ha prestado declaración ante la Guardia Civil. En ella han indicado que podrían haber muerto abrasados por las llamas en el suceso. Sin embargo, los vecinos aseguran que ya habían sido avisados de que el ambiente estaba bastante caldeado. Buena prueba de ello son los testimonios sobre sus andanzas en el municipio. Uno de los más escalofriantes es el que relata un vecino que un día vio cómo se acercaba a toda velocidad El Calvo en uno de sus coches- -hay quien dice que siempre llevaba uno distinto- acompañado de su hijo. El vecino le miró atónito, a lo que el delincuente le espetó: ¿Qué miras, maricón? -No estoy mirando nada, sólo cruzaba. La respuesta del sujeto fue la siguiente, tomando la pistola que llevaba en la guantera y mirando al pequeño: -Hijo, ¿le pego un tiro a este? Afortunadamente, el asunto no fue a mayores. ferido, a parte de la casa que le acaban de quemar, es un parque. Llegó a intentar obligar consumir estupefacientes a algunas adolescentes que no habían visto el polvo blanco en su vida. Una menor, por negarse, sufrió la rotura de un labio. dres amenazaron con no volver a llevar a sus pequeños al colegio porque el chaval llevaba siempre una navaja encima. A mi nieto lo tenía acobardado reconoce un hombre. Con semejante panorama y temiendo que el individuo pueda salir a la calle en cualquier momento- -cumple condena de nuevo, tras salir en libertad condicional, por homicidio doloso- los vecinos han organizado para el próximo domingo una concentración en la plaza del pueblo y la recogida de firmas y más testimonios con el fin de conseguir que El Calvo no pueda regresar a la localidad. Y si lo hace- -apunta el alcalde, Lope Benavente de Blas- -y se integra como un ciudadano más, bienvenido sea; pero, si va a volver del modo en que se ha ido, el pueblo responderá de todas las maneras legales posibles y con la cabeza muy alta Asegura el regidor que ya han recibido el apoyo de muchas personas, incluidas de puntos como Murcia, Madrid capital y Colmenar de Oreja, donde ya conocían desde hacía tiempo cómo se las gasta el delincuente. La Guardia Civil desmiente que haya detenido a cuatro vecinos. Concentración de protesta Alguno de los dos hijos de El Calvo también apunta maneras, según los vecinos. Es tal su conflictividad, que muchas ma- ABC. es Siga el debate sobre esta polémica en abc. es madrid El local mostraba evidentes signos del paso de los ladrones ABC A una adolescente que estaba en un parque y que se negó a tomar estupefacientes llegó a partirle un labio Los vecinos recogerán firmas el domingo para que El Calvo no vuelva a pisar el pueblo nunca más Roban con un butrón más de 150.000 euros en material audiovisual y móviles C. H. MADRID. Una banda de ladrones desvalijó la madrugada de ayer una tienda de material informático y telefonía móvil en el distrito de Tetuán. Los propietarios del establecimiento calculan que las pérdidas por lo robado podrían ascender a más de 150.000 euros. Los hechos tuvieron lugar entre las diez de la noche del miércoles y las nueve de la mañana de ayer; es decir, en el intervalo de tiempo en que el local estuvo cerrado y, por tanto, sin nadie en su interior, según relataron los propios dueños del negocio. Los ladrones llegaron a las inmediaciones del local, Sony Gallery, situado en el número 112 de la calle de Bravo Murillo. Una vez allí, cortaron la central de teléfonos de cuatro edificios, de manera que en toda la zona quedaron desactivadas las alarmas. Justo después, accedieron al local de la siguiente manera: fue a través de un patio trasero que cuenta con un desnivel de 7 metros. Allí realizaron un butrón que les permitió acceder al interior del local mediante el conducto del aire acondicionado, según explicaron fuentes policiales. Cuando ya estaban dentro, arrancaron todas las cámaras de filmación internas y se llevaron los discos duros de los ordenadores, por si alguna imagen había sido captada y grabada en el sistema informático. Y así fue como se llevaron todo lo que pudieron: teléfonos móviles, consolas de videojuegos, ordenadores portátiles, cámaras de vídeo... Incluso reventaron los cristales blindados que se encuentran detrás del material expuesto en los escaparates y bloquearon las puertas de entrada con silicona, indicaron las fuentes consultadas. Droga a menores Javier Bernuy, que es como se llama El Calvo se dedicaba al tráfico de drogas en el pueblo, de las que él también es consumidor. Su lugar de venta pre-