Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL VIERNES 5 s 1 s 2007 ABC El petróleo, nuevo casus belli entre Minsk y Moscú La disputa entre los dos ex aliados podría afectar al suministro de crudo a la Unión Europea RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Rusia es incapaz de llevarse bien incluso con sus aliados más leales. Las desavenencias de Moscú con Ucrania, Georgia o Moldavia pueden tener cierto fundamento, debido al ansia de esas tres antiguas repúblicas soviéticas de desvincularse de la metrópoli y estrechar lazos con la UE y la OTAN. Pero, en el caso de Bielorrusia, país que lucha por crear un estado unitario con su gran vecino eslavo, rencillas como las de los últimos días, tienen difícil explicación. Andréi Popov, portavoz del Ministerio de Exteriores bielorruso, confirmó ayer que la imposición de tasas al tránsito de petróleo ruso es una medida de respuesta a la postura inamistosa de Moscú y podrían adoptarse otras muchas. Las autoridades de Minsk se quejan de la reciente subida de los precios del gas, en más de un 100 (de 46,68 a 100 dólares los mil metros cúbicos) y de que Rusia haya decidido establecer un arancel de casi cisternas por vía férrea será en su totalidad para el consumo en Europa, ya que Minsk no importará este año de Rusia nada más que gas. La negativa del Gobierno bielorruso a comprar petróleo al país vecino se debe a la imposición de un arancel de casi 181 dólares por tonelada. Pagar por todo Pero ahí no acaba el problema. El presidente bielorruso, Alexánder Lukashenko, el último tirano de Europa, dijo el miércoles que, a la vista de cómo Rusia plantea las relaciones, vamos a exigirles que paguen por todo lo que reciben de forma gratuita, desde instalaciones militares hasta el tránsito para la exportación de sus artículos Lukashenko advirtió también que pondrá sobre el tapete la cuestión de las propiedades de Rusia en nuestro país Gracias a la ayuda de Moscú, el crecimiento medio anual de la economía bielorrusa se sitúa en torno al 9 Otro factor que contribuía a hacer de Lukashenko un fiel aliado del Kremlin son las malas relaciones que mantiene con Occidente. Tal vez por eso los dirigentes rusos han menospreciado al dictador bielorruso y creían que no tenía más opción que plegarse a sus deseos. La principal divergencia entre los dos países en relación con el proyecto de unión es que Minsk desea un trato de igual a igual mientras que Moscú ve a Bielorrusia como una simple provincia más de su Federación. Pero Lukashenko resultó no ser tan sumiso. Por eso hace tan sólo unos días, un funcionario de Gazprom, el monopolio energético ruso, afirmó que si Bielorrusia pretende seguir siendo un país independiente, que pague entonces el gas a precio internacional. Alexánder Lukashenko, presidente de Bielorrusia, y Putin, hace un año en Moscú 181 dólares por tonelada de petróleo exportada con destino al mercado bielorruso. o cada uno se va por su lado El incumplimiento por parte de Rusia de los acuerdos alcanzados entre ambos en materia de comercio y aduanas es el argumento que esgrime Minsk para justificar la imposición de una tasa, vigente ya desde el 1 de enero, de 45 dólares por tonelada de petróleo que transite por Bielorrusia. Si se mantiene AP Tensión Nunca antes las relaciones entre los dos países habían estado tan tensas. En Bruselas temen que esta confrontación pueda afectar a los suministros de crudo a la UE. En 2006, por Bielorrusia pasaron 100 millones de toneladas de petróleo con destino a Europa. Iván Makushov, representante del secretariado de la Unión rusobielorrusa, manifestó ayer a la radio Eco de Moscú que el actual conflicto va a servir para que se decante la situación: o nos lleva en poco tiempo a la creación de un estado unitario Lukashenko advierte que revisará las propiedades de Rusia en su país si persiste en su actitud el mismo volumen de exportación de crudo del año pasado, en 2007 el Estado bielorruso obtendrá 4.500 millones de dólares gracias a ese nuevo impuesto (unos 3.500 millones de euros) Suponiendo, claro está, que Rusia lo pague. De lo contrario, peligran los suministros de petróleo a Europa. Popov, no obstante, prometió ayer que su país no restringirá, en ningún caso, el tránsito de los suministros de petróleo hacia un tercer país El portavoz de Exteriores bielorruso afirmó que Bielorrusia cumplirá de forma estricta sus obligaciones internacionales Se da la circunstancia de que todo el crudo ruso que circula por los oleoductos bielorrusos o en Frank- W. Steinmeier Ministro de Exteriores de Alemania EUROPA SE LOGRA UNIDOS urante el primer semestre de 2007 Alemania asumirá por duodécima vez la Presidencia de la Unión Europea. Tenemos ante nosotros seis meses repletos de trabajo y de cometidos difíciles. Al mismo tiempo consideramos que la Presidencia es una gran oportunidad que deseamos aprovechar con nuestros socios europeos, con- D tinuando la excelente labor profesional de la Presidencia finlandesa, a la que expreso mi sincero agradecimiento. Para culminar con éxito la Presidencia necesitamos del apoyo de todos los Estados miembros, no sólo de sus Gobiernos sino, sobre todo, de sus ciudadanos y ciudadanas. Europa se encuentra en una etapa difícil, pues la confianza de la ciudadanía en la UE ha disminuido. Las razones del pasado hoy ya no bastan. Los ciudadanos y ciudadanas esperan que en cada caso expliquemos minuciosamente el valor añadido concreto de la política europea. Una y otra vez debemos argüir la necesidad de una política común europea. Durante nuestra Presidencia queremos recuperar parte de dicha confianza. El 50. aniversario de la firma de los Tratados de Roma el 25 de marzo de 1957 se cumplirá durante la Pre- sidencia alemana. Una buena ocasión para echar la vista atrás. Y una buena ocasión también para dejar patente que Europa es una historia de éxito. La paz, la libertad, la democracia, el bienestar y la superación de la división del continente: en Europa hemos alcanzado logros que no se pueden dar por sobreentendidos y por los que el mundo entero nos admira. Pero sobre todo hemos de mirar hacia adelante, pues en la actualidad estamos viviendo un cambio definitivo en la política europea e internacional. Los cometidos políticos principales a los que hoy debemos enfrentarnos son la modernización económica, social y ecológica en la era de la globalización, la garantía del suministro energético con unos recursos cada vez más escasos, la lucha contra el terrorismo y el crimen internacional organizado, la lucha en favor de la paz y la democracia en el mundo, así como el compromiso con el futuro de nuestro planeta. Los europeos sólo podremos cumplir con éxito una gran parte de las citadas labores si trabajamos juntos. Superaría la capacidad de los Estados miembros de la UE el tratar de desarrollar dichos cometidos cada uno por su cuenta. La Presidencia alemana de la UE en 2007 quiere contribuir a dirigir la UE más hacia el futuro y los cometidos citados. La agenda de la Presidencia es muy densa: forman parte de nuestras prioridades los impulsos para un mayor crecimiento y empleo, los avances en la política energética común y en la protección climática, la mejora de la cooperación en la lucha contra el terrorismo y la criminalidad, así como asuntos de política exterior. En la cuestión constitucional y tras dos años de intermedio de re- flexión, pretendemos poner de nuevo en marcha el proceso de reforma de la UE, fijando para ello modalidades, hoja de ruta y orientación del contenido. Queremos conservar la esencia política de la Constitución, para que la UE sea más transparente, más democrática y más eficaz. La UE se encuentra ante un momento decisivo de cara al futuro. La Presidencia alemana no podrá resolver todas las cuestiones. Por ello es por lo que también cooperamos estrechamente con las Presidencias sucesoras portuguesa y eslovena en el marco de la Presidencia a tres Para mí es de particular importancia que nuestra Presidencia emita una señal de esperanza. El porvenir alberga grandes oportunidades. Para alcanzar el éxito conjunto necesitamos de las personas en toda Europa. Europa se logra unidos; de ello estoy seguro.