Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA ETA rompe la tregua s La situación política VIERNES 5 s 1 s 2007 ABC Zapatero aún confía en poder reformular un final dialogado del terrorismo Los socialistas admiten que sería preciso revisar las bases de la resolución de 2005 para establecer más garantías GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero todavía alberga- -al menos hasta que ayer se localizó una nueva bomba de 100 kilos lista para explotar- -la esperanza de poder reformular un final dialogado de ETA, según la impresión que han extraído en estos días personas próximas al presidente del Gobierno consultadas por ABC. Esta expectativa es la que justifica que, tras el atentado de Barajas, a pesar del mazazo emocional y político que ha supuesto para él, se mostrara renuente a decir que el proceso de paz se había roto y hablara de suspender toda iniciativa de diálogo. El jefe del Ejecutivo, según estas fuentes, cree necesario un margen de tiempo para poner el termómetro a la nueva situación, con la expectativa de que la brutalidad del atentado etarra pueda provocar una convulsión interna en Batasuna, cuya contribución tendría que ser desarmar a ETA en palabras del presidente del PNV Josu Jon Imaz, que se ha confirmado como el aliado más sólido de Zapatero. Sin embargo, hasta ahora la reacción de Batasuna no ha podido ser más desalentadora ya que ayer insistía en su habitual cinismo al lamentar las consecuencias del atentado, pero sin condenar el terrorismo ni desvincularse de la banda. Esta posibilidad será una de las que explore la próxima semana el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en su ronda con los portavoces parlamentarios, como posible vía para un consenso general de los demócratas y como paso previo para que el presidente del Gobierno acuda al Parlamento a exponer su estrategia antiterrorista para la nueva etapa que, en todo caso, abre el atentado del día 30. mento para entablar diálogo con ETA, elegirá el momento que juzgue más oportuno. En este sentido, fuentes gubernamentales recordaron ayer que si en junio del año pasado, cuando anunció la apertura del diálogo, eludió hacerlo en el Pleno del Congreso, fue únicamente para evitar que ese anuncio se viera distorsionado por un nuevo episodio de división entre los demócratas dada la oposición del PP. Sin embargo, también se comprometió a ir al Parlamento cada vez que se produjera un hecho relevante y, aunque sigue intentado ganar tiempo para cuadrar el nuevo puzzle su comparecencia parece cada vez más insoslayable en la medida en que también ha empezado a aflorar la presión de los socios del Gobierno. Así, IU y Coalición Canaria dijeron ayer que es imprescindible si bien Gaspar Llamazares se alineó con el Ejecutivo al defender que requiere de un trabajo previo para que se produzca en un escenario de acuerdo y no de confrontación que es la pretensión que se atribuye al PP. De hecho, su exigencia de una comparecencia monográfica del presidente por la política antiterrorista carece precedente y constituye una expresión más de la profundidad de la brecha abierta entre ambos partidos. El ministro del Interior confirmó ayer que Zapatero acudirá al Parlamento para exponer la estrategia del Gobierno ante el nuevo escenario, pero subrayó que ha de ser una oportunidad para reflejar la unidad de las fuerzas políticas y que Presión del PP y de los socios El jefe del Ejecutivo, como informó ayer ABC, no se dejará arrastrar a una comparecencia inmediata para hacer una declaración solemne de ruptura del proceso como reclama el líder de la oposición, Mariano Rajoy. Zapatero, que es el único presidente del Gobierno que recabó el apoyo del Parla- Rubalcaba intenta allanar el camino para que la inevitable comparecencia del presidente del Gobierno en el Parlamento no parezca arrancada por el PP ni sea reflejo de división El presidente del Gobierno, durante la visita que realizó ayer al escenario del ate buscar esa unión es el objetivo de la ronda de contactos preparatoria que él celebrará la próximas semana y que ya está siendo precedida esta misma semana de conversaciones telefónicas. No será hasta que haya concluido esa ronda cuando el Gobierno decida si espera al reinicio del periodo ordinario Otras bases y otro proceso En todo caso, según las fuentes consultadas, ya no sería el mismo proceso de paz abierto oficialmente por Zapatero en junio del año pasado con el soporte de la resolución del Pleno del Congreso de mayo de 2005. Los socialistas admiten que sería necesaria su reformulación, revisando las bases de un final dialogado con la introducción de más garantías para dejar claro que el único horizonte de cambio político es la integración en la democracia de la izquierda abertzale -ateniéndose estrictamente a lo previsto en la ley de Partidos- -y que lo único que cabe tratar con ETA es el futuro de sus presos cuando la banda se autoliquide. ERC aplaude el discurso del jefe del Ejecutivo e IU pide un acuerdo al margen del Pacto Antiterrorista ABC MADRID BARCELONA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió ayer el respaldo de sus aliados parlamentarios, aunque con distintos matices, tras el atentado etarra del pasado sábado. Esquerra Repúblicana de Cataluña expresó su confianza en que tarde o temprano se pueda volver al diálogo con ETA. El presidente del grupo parlamentario de ERC en el Congreso, Agustí Cerdá, aplaudió ayer las declaraciones de Zapatero en Barajas en las que aseguró que su energía para lograr la paz es hoy mucho mayor, y las calificó de gesto de valentía por realizarlas, en caliente, con los familiares de la primera víctima que se ha encontrado en el lugar del brutal atentado de ETA Cerdá añadió que el jefe del Ejecutivo puede contar con el apoyo de ERC y señaló que su formación no ve necesario ni imprescindible la celebración de un Pleno en el Congreso porque, en su opinión, podría contribuir a escenificar más disensiones que acuerdos Por su parte, la portavoz de ERC, Marina Llansana, reclamó que la suspension del proceso no sea un punto final, sino un punto y aparte Si bien reconoció que desde el atentado no hay más solución que dar por acabado, aunque sólo sea temporalmente el diálogo manifestó que espera que tarde o temprano se pueda retomar Mientras, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, que abogó por presionar a Batsauna para que se desmarque de ETA, sí consideró imprescindible que Zapatero comparezca en el Congreso y dijo que ello debería servir para alcanzar un acuerdo lo más amplio posible sobre el futuro del proceso de paz No obstante, precisó: No nos valen recetas del pasado como el Pacto Antiterrorista