Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 5- -1- -2007 El informe pericial valora los daños en la T- 4 de Barajas en 30 millones de euros 11 La Ertzaintza halla una bomba de 100 kilos en Vizcaya lista para ser utilizada El artefacto tiene relación con el zulo de Amorebieta y es similar al empleado por la banda terrorista ETA en la frustrada Caravana de la muerte de 2004 VASCO PRESS BILBAO. La Ertzaintza encontró ayer al mediodía en la localidad vizcaína de Atxondo un artefacto con casi 100 kilogramos de explosivos que estaba listo para ser utilizado. Las investigaciones de la Policía vasca han llevado a la identificación de un presunto etarra, vecino de Bilbao, que se habría dado a la fuga hace algunos días y que podría estar relacionado con la bomba. El artefacto, consistente en un bidón relleno en su mayor parte de amonal y cloratita, tiene relación directa con el zulo hallado en Amorebieta el 23 de diciembre. Este descubrimiento contradice lo defendido en su día desde el Ejecutivo que negó que ETA se estuviese rearmando y que calificó de proyecto de zulo al escondite. metralla para el artefacto. El bidón se hallaba a cien metros del vehículo. Se da la circunstancia de que en el zulo de Amorebieta, entre otros objetos, estaba la tapa de este artefacto. El coche fue retirado a última hora de la mañana para ser inspeccionado. De lo que no cabe duda alguna, según los primeros análisis de la Ertzaintza, es que tanto el coche como el bidón fueron abandonados por el mismo comando que realizó el zulo de Amorebieta después de que se localizara este escondite, el pasado día 23. Aluminio y nitrato El zulo fue hallado por un ertzaina fuera de servicio que se encontraba paseando con su perro. En el interior del zulo había un bidón con gafas, ropa, una tienda de campaña, detonadores y una sustancia blanca compuesta por polvo de aluminio y nitrato. Los bidones metálicos son similares a los usados por ETA en la Caravana de la muerte en 2004. Al hilo de las investigaciones abiertas por la Policía vasca, la Ertzaintza inspeccionó ayer dos viviendas y un local comercial en Bilbao. El primer piso registrado, situado en el número 11 de la calle Zamakola, pertenece al usuario del Rover encontrado en Atxondo. El hombre, familiar de la dueña del coche y que responde a la identidad de Asier L. se en- dente con la de su ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, al menos en lo que se refiere a su empeño en eludir dar por roto el proceso mientras el titular de Interior proclama que está liquidado El guiño al partido mayoritario de la oposición fue inexistente, por genérico, pues se limitó manifestar que espera contar con el concurso de todas las fuerzas políticas Una cicatería que no se correspondió con el esfuerzo que habían hecho previamente algunos de sus colaboradores, quienes repitieron ante los periodistas que en estos últimos días la comunicación entre Zapatero y Rajoy había sido muy fluida Un ertzaina saca material incautado en un piso de la calle Zamakola EFE cuentra huido desde hace días. Los agentes de la Policía autónoma incautaron un ordenador y diverso material. El segundo registro tuvo lugar en el domicilio de otro familiar. La tercera inspección, llevada a cabo por la Ertzaintza ya de madrugada, se produjo en un local de la calle de la Lotería 7, propiedad del padre del presunto etarra Asier L. Hasta la explosión el pasado sábado de un coche bomba en la terminal T- 4 de Barajas, el zulo de Amorebieta había sido el primer indicio público de la reorganización de ETA en España desde el alto el fuego de marzo, pese a que responsables del Gobierno trataron de restar importancia a lo ocurrido. El director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida, rechazó la posibilidad de que la banda tuviese un comando operativo en España. También el propio ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, calificando el hallazgo de Amorebieta de proyecto de zulo Sospechoso La bomba fue localizada junto a un coche situado desde hace días en un parking del valle de Atxondo, en el número 11 de la calle Barrencalle. El vehículo abandonado, un Rover, había levantado las sospechas de la Ertzaintza que, al inspeccionarlo, encontró restos de un componente químico usado en la fabricación de explosivos. En el maletero había placas de matrícula falsificadas y piedras de pequeño tamaño, que habrían sido preparadas con el fin de ser utilizadas como