Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 s 1 s 2007 Investigación espacial CIENCIAyFUTURO 81 Lluvia de metano en las nubes de Titán El satélite más grande de Saturno, con una atmósfera similar a la de la Tierra en sus orígenes, registra procesos lluviosos y tiene grandes lagos de metano líquido S. BASCO MADRID. Titán, la mayor luna de Saturno y la segunda en tamaño de todo el sistema solar tras Ganímedes, satélite de Júpiter, presenta sobre su superficie grandes lagos de metano, y probablemente de etano, en estado líquido, por lo que científicos europeos y estadounidenses estiman que en la atmósfera de este satélite se registran procesos de evaporación y condensación similares a una lluvia de hidrocarburos ligeros. Los datos más recientes proporcionados por la sonda Cassini, en el marco del programa Huygens de la Agencia Espacial Europea (AEE) han permitido establecer la existencia de más de 75 grandes lagos- -de entre 3 y 70 kilómetros de diámetro- -de metano, y probablemente de etano, en el hemisferio norte de Titán, por encima de los 70 grados de latitud, es decir, concentrados en torno al polo norte del satélite, según explica el último número de la revista Nature Los expertos en investigación espacial han defendido durante mucho tiempo la existencia de estos lagos, incluso mares de metano, que nunca pudo ser probada hasta que un equipo dirigido por la profesora Ellen Stofan, del instituto Proxemy Research de Rectortown (Virginia, EE. UU. ha interpretado los datos aportados por el radar de la sonda Cassini como la confirmación de este hecho. La pista española Dos investigadores del Grupo de Ciencias Planetarias de la Escuela de Ingenieros de la Universidad del País Vasco, en Bilbao, Ricardo Hueso y Agustín Sánchez- Lavega, anticiparon el pasado julio, en base a los datos de la misión Cassini- Huygens, que en este satélite de Saturno se producen gigantescas tormentas con precipitaciones de metano. El modelo propuesto por Hueso y Sánchez- Lavega muestra que a las temperaturas reinantes en Titán, por debajo de 180 grados centígrados, el metano se condensa y forma gotas de unos cinco milímetros de diámetro, lo que permite su caída como lluvia. Titán es el único cuerpo del sistema solar, además de la Tierra, con un ciclo hidrológico activo Imagen de los lagos de metano, captada por la sonda Cassini en la superficie del satélite científicos, unas líneas sinuosas que se dirigen hacia las manchas, y que presentan toda la apariencia de cursos fluviales. Otras de las manchas captadas parecen estar contenidas en depresiones circulares, similares a los lagos de los cráteres o a las calderas volcánicas de la Tierra. La combinación de las pruebas radiométricas y las características morfológicas de las manchas, así como su localización en diversas depresiones topográficas, llevaron a los investigadores a la conclusión de que son lagos de metano, y algunos tal vez de etano. AEE Una atmósfera densa Titán es la única luna de todo el sistema solar que cuenta con una atmósfera densa, similar a la que existía en la Tierra en su etapa de formación, compuesta en su mayor parte por finas capas de metano y nubes de nitrógeno. El 22 de julio pasado, la sonda Cassini visualizó las regiones septentrionales de Titán, próximas al polo, y reveló un gran número de amplias y oscuras manchas alrededor de la superficie polar, con diámetros que oscilaban entre los 3 y los 70 kilómetros. La baja reflectividad al radar de esas manchas indica una superficie lisa que contrasta con el terreno que las rodea, lo que sugiere que están compuestas de líquido o hielo. El radar de la sonda ha detectado igualmente, según los condensación formando gotas con el tamaño suficiente para caer sobre la superficie a consecuencia de la gravedad. La lluvia está servida. Titán es enorme. Mayor que algunos planetas de nuestro sistema solar. Tiene una atmósfera tres veces más profunda que la de la Tierra, con nubes compuestas en su mayor proporción por nitrógeno, pero que presentan una gran variedad de compuestos orgánicos afines al smog o contaminación hallada en algunas zonas de nuestro planeta. El mundo de hielo Su temperatura es tan extrema, por su distancia al sol, que supera con creces los 179 grados centígrados registrados por la sonda Huygens en su punto de toma de contacto con la superficie del satélite. Es prácticamente imposible que ningún organismo, con los esquemas de vida conocidos en nuestro planeta, pueda sobrevivir en Titán. ¿O no? La ciencia tendrá la palabra. Ciclo de condensación Según los expertos, Titán es el único cuerpo del sistema solar, aparte de la Tierra, en el que se han encontrado pruebas de un ciclo hidrológico completo y activo de condensación. Esto significa lluvia. Pero lluvia de metano. Conforme transcurren las estaciones del año en este curioso satélite, los lagos del hemisferio norte se expanden, se hacen más grandes debido a las precipitaciones de metano, el hidrocarburo más ligero, mientras que los del hemisfe- Aspecto de Titán, captado con tecnología óptica de ojo de pez NASA rio sur reducen su tamaño o desaparecen completamente. El ciclo de la lluvia se desarrollaría de forma similar a la Tierra, a partir de la evaporación del metano a consecuencia de la temperatura, su agrupación en nubes con una base de nitrógeno, y por último su Grandes lagos de metano, y tal vez de etano, se concentran en el hemisferio norte, cerca del polo Más datos e imágenes del satélite: http: saturn. jpl. nasa. gov images http: portalciencia. net astrostitan