Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 s 1 s 2007 MADRID 49 AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano IMAGEN DE MADRID ice Gallardón, y dice bien, que la imagen de una ciudad la dan su aeropuerto, su policía y sus taxis, por este orden. Del aeropuerto de Madrid, con su T- 4, podíamos decir que era el mejor del mundo, un diez, hasta que los hombres de paz del estadista Rodríguez Rodríguez es un estadista va diciendo por ahí el siniestro cura Reid, siniestro como los curas encorvados que pintaba Regoyos) decidieron volarlo para la Nochevieja. A algunos progres no les gustaba esa terminal porque la había construido un ministro- martillo, el ministro Cascos, pero era la obra que mejor imagen proyectaba de Madrid. Ahora Madrid se ha quedado sin ella, a expensas de la policía y el taxi. De la policía, si hablamos de la de Gallardón, sólo se puede hablar de fracaso. Un fracaso espectacular, redondo, absoluto. Fracaso en la dirección política, más orientada al concepto mejicano, basado en el miedo, de cartuchera y gafas de espejo, que al concepto londinense, basado en el respeto, y sin armas de fuego ¿por qué las policías locales han de llevar armas de fuego? con el resultado de que, en Londres, nadie que entre por una puerta como sospechoso de llevar un carné caducado salga por la otra como sospechoso de haber matado a Manuel Rodríguez Manolete. Hace un par de meses los periódicos madrileños publicaron los disparates de un mando policial que ordenaba a los agentes falsear las actas para cerrar los locales, y la reacción del político de confianza del alcalde para coordinar la Seguridad fue que... ¡la grabación resultaba ilícita y en contra del Código Penal! Yo sé de uno que al multar a unos chavales que patinaban en Colón les hizo escuchar, bajo la bandera, y por impresionar, el Cara el sol en su móvil, pero, si lo comentas, te contestan: Nada, nada. Un gran agente. Y de la mayor confianza de sus mandos. ¡Ah, esos guardias londinenses, dignos, formidables y democráticos, guardias a pie, de los cuales ya presumía Julio Camba. Queda el taxi, motivo, hoy, de todas las elegías que se publican en la prensa. ¡Quién ha visto y quién ve al taxi madrileño! No sé yo si, de aquí a mayo, va a haber tiempo para arreglar tanta imagen de Madrid. D La instalación de una pérgola creará una zona estancial que proporcionará sombra en verano en este tramo de Fuencarral 0 FRANCISCO SECO La calle de Fuencarral estrena amplias aceras y pierde tres carriles de tráfico Inaugurada la reforma en el tramo entre las glorietas de Bilbao y Quevedo s La plaza de las Comendadoras, también remodelada MARIO DÍAZ MADRID. Los vecinos de la calle de Fuencarral han ganado una batalla al tráfico rodado con la reforma de la vía entre las glorietas de Quevedo y de Bilbao. Ayer se inauguraron unas obras que ya se disfrutan desde hace unos días y que permiten a los peatones, entre otras comodidades, caminar por unas aceras diez metros más anchas tras ganar ese espacio al asfalto: los cinco carriles para los vehículos se han reducido a dos, uno por sentido. El alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, estrenó oficialmente estas mejoras paseando por la zona. Hemos ganado espacio para los ciudadanos, éste es un magnífico efecto del Madrid que estamos construyendo, el Madrid del peatón sostuvo. La reforma de este tramo de la calle de Fuencarral ha costado 1,4 millones de euros y el trabajo de los cinco últimos meses. Sobre los nuevos metros de acera- -junto a los números impares- -se ha habilitado un espacio infantil de 216 metros cuadros, una pérgola para crear una zona estancial con sombra en el verano, 53 nuevos bancos, 63 farolas, se han plantado 24 árboles, decenas de arbustos o se han eliminado barreras arquitectónicas e instalado bandas para evitar la doble fila. Ha quedado preciosa, está muy bien para los mayores, muy bien para caminar le comentó efusiva una señora estampándole dos besos, una de los numerosos vecinos que le felicitaron por esta actuación. Antes de visitar la calle de Fuencarral, el alcalde inaugu- Nuevas dotaciones Calle de Fuencarral. Además de ampliar las aceras y reducir los carriles de tráfico, se ha habilitado un espacio infantil con seis áreas, se ha instalado una pérgola con zona estancial y se ha instalado nuevo mobiliario urbano y plantado árboles. Plaza de las Comendadoras. Se han instalado áreas infantiles, estanciales y para mayores. ró otra obra cercana: la remodelación de la plaza de las Comendadoras, un espacio originario del siglo XVII utilizado 200 años como caballerías y aparcamiento de carruajes, co- mo recordó el propio Ruiz- Gallardón antes de recitar una coplilla para aludir a la dudosa fama anterior de la plaza. Hasta hace tres meses, rodeada de asfalto, no estaba mucho mejor, pero tras invertir 200.000 euros, algo ha cambiado: la plaza cuenta con zonas ajardinadas y nuevos árboles, una zona dedicada a área infantil, otra de uso estancial y una tercera concebida como parque para los mayores. Cuidamos con la misma profesionalidad e idéntico interés los grandes proyectos y las pequeñas actuaciones de detalle, ambas inciden igual en la vida de los ciudadanos afirmó el alcalde, remarcando que en el centro se están recuperando unos espacios antes ocupados sólo por los automóviles Este acto también significa recuperar la normalidad M. D. M. Tras la conmoción por la ruptura de la tregua de ETA atentando de nuevo en la capital, el alcalde madrileño quiso simbolizar con las inauguraciones de ayer su convencimiento de que Madrid debe seguir adelante No hemos empezado bien el año, o, para ser más exactos, no lo terminamos bien, pero la ciudad tiene que recuperarse, no debe perder nunca el pulso, su normalidad, la ciudad tiene que seguir adelante Para Gallardón, Madrid tiene que demostrar a aquellos que nos atacan en nuestra convivencia y en nuestro deseo de ser gentes normales y pacíficas que no van a conseguir de ninguna de las formas acabar con nuestra voluntad de convivencia Por ello, el acto de ayer, de alguna forma también significa recuperar la normalidad de la ciudad dijo. Los madrileños queremos vivir intensamente esta ciudad que es nuestra, y eso nadie lo va a evitar aseguró el alcalde, que ligó este deseo a la reforma en la calle de Fuencarral recomendando vivir Madrid no sólo sólo desplazándose en automóvil