Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 s 1 s 2007 INTERNACIONAL 33 Documentos del FBI confirman malos tratos en Guantánamo Agentes federales, testigos de excepción P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Al copioso y polémico memorial de agravios inspirado por la prisión extrajudicial de Guantánamo se suman ahora las apreciaciones del FBI. En una serie de testimonios, divulgados por la famosa agencia policial de EE. UU, se detalla cómo agentes federales destinados en la prisión improvisada por la Administración Bush tras el 11- S observaron o tuvieron conocimiento de al menos dos docenas de incidentes de malos tratos. Incluido un detenido al que se le habría cubierto la cabeza con cinta adhesiva supuestamente por cantar versos del Corán, además de una serie de humillantes prácticas de presión psicológica con mujeres, banderas de Israel, falsos bautizos, extremas temperaturas, privación de sueño y prolongados encadenamientos. Estos comprometedores informes han sido obtenidos por la Unión Americana de Derechos Civiles, grupo de activistas que ha entablado una querella en la jurisdicción federal contra el dimisionario Donald Rumsfeld y otros altos cargos por el tratamiento recibido por los llamados combatientes ilegales internados en Guantánamo. El Pentágono ha indicado que estos indicios no son nuevos y que una docena de inspecciones sucesivas no ha encontrado ninguna evidencia de malos tratos a esta población reclusa, mermada a 435 detenidos pero que durante el verano protagonizó tres suicidios. presuntos malos tratos. Y que de hecho, los agentes habrían sido informados que se contaban con el expreso visto bueno de la cadena de mando del Departamento de Defensa. Un preso de Guantánamo, después de prestar declaración en un procedimiento de rutina AP Sospechosas lesiones El material divulgado, remitido también al inspector general del Pentágono, contiene testimonios sobre malos tratos facilitados por una fracción de los casi quinientos empleados del FBI destinados por turnos en Guantánamo. Entre estas declaraciones sobre técnicas de interrogación que serían inaceptables para cualquier funcionario policial en EE. UU. se encuentran también descripciones de presos con sospechosas lesiones en la cara y las manos, además de al menos un incidente sacrílego con copias del Corán como los que en el 2005 provocaron violentas protestas internacionales. Ante todo este cuadro de alegaciones, el FBI ha insistido que en ningún caso sus agentes habrían participado en estos