Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA ETA rompe la tregua s La posición del Gobierno JUEVES 4 s 1 s 2007 ABC Zapatero intenta ganar tiempo para superar el desconcierto creado por ETA El presidente del Gobierno, que se incorporó ayer a su despacho, marca como prioridad la unidad de los demócratas, pero sin una fórmula definida para lograrlo GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero se reincorporó ayer a su despacho en La Moncloa con la idea de tres principios genéricos para abordar la crisis abierta por el atentado de ETA en el aeropuerto de Barajas- -tomar la iniciativa política, perfilar un discurso claro para afrontar el nuevo escenario y trasladar con nitidez una imagen de fortaleza del Estado de Derecho frente al terrorismo- pero sin que el Gobierno dé muestras claras de haber superado el desconcierto en que le sumió el día 30 un acto terrorista que, según mantiene, nadie esperaba Lejos de ello, ayer ahondó en esa impresión al anunciar que el presidente visitaría hoy el lugar de los hechos y haría declaraciones a los medios de comunicación, para unas horas más tarde desconvocar la cita y, ante el hallazo del cadáver de uno de los dos desaparecidos, realizar de forma apresurada una visita- -cuatro días después- -a los familiares, inicialmente también prevista para hoy. Posteriormente, el presdiente del Gobierno hizo una breve declaración. La prioridad marcada por Zapatero, según las fuentes consultadas por ABC, pasa en primera instancia por intentar recomponer la unidad de todos los demócratas pero no parece que se tenga claro cómo lograrlo y tampoco se ocultan las dificultades para un consenso general que se quiere hacer extensivo al conjunto de las fuerzas parlamentarias. lo que tenemos que hacer sin incurrir en precipitaciones ni aspavientos puesto que no se ha hecho ninguna cesión que exija dar marcha atrás, en el sentido de que no ha habido reagrupamiento de presos, excarcelaciones... ni se ha legalizado a Batasuna dacción actual y del propio análisis del mapa político que hace el Ejecutivo. Así, la búsqueda del consenso general se hará sabiendo que el PP no va a querer y que nosotros no nos podemos dejar arrastrar por ellos hacia la ruptura con los demás y singularmente con el PNV don, de su presidente, Josu Jon Imaz, que ayer se reafirmó con el más sólido aliado de Zapatero, afronta una dura y difícil batalla interna con los partidarios del lendakari Ibarretxe, que ha aprovechado el atentado etarra para intentar resucitar el plan que lleva su nombre a espaldas del propio Imaz. Romper el cordón umbilical con el PNV sería tanto como echarlo en manos de Arzalluz y de la propia Batasuna advierten en este sentido fuentes del PSE. La Comisión de Secretos El propio ministro del Interior indicó ayer que es demasiado prematuro hablar de cómo se puede concretar ese consenso, al tiempo que apuntaba indiciariamente que todo el mundo tiene que entender que haya una relación especial con el PP pero también que el primer partido de la oposición no puede impedir que esa estrategia se comparta con el resto. Desde el Gobierno se recuerda que existen dos foros: el Pacto Antiterrorista, del que sólo participan PSOE y PP, y la Comisión de Secretos Oficiales, en la que están todos. Realzar el papel de esta Comisión es la única fórmula que ayer se atisbaba como posible habida cuenta de la negativa del PP a abrir el Pacto a otros partidos, del rechazo de varios de ellos a su re- Comparecencia trampa La exigencia de Mariano Rajoy de que el presidente del Gobierno comparezca en un pleno extraordinario del Congreso se juzga una trampa del PP para poner a Zapatero contra las cuerdas echándole en cara el fracaso estrepitoso del Ministerio del Interior y de la cúpula antiterrorista en la detección del rearme de ETA y en la prevención del atentado del día 30. En consecuencia, ayer se descartaba esa comparecencia y algunas fuentes apuntan que, llegado el caso, Zapatero podría optar por dirigirse a la nación en un mensaje institucional por TVE. Pese al convencimiento de que Rajoy mantendrá hasta las elecciones el discurso del fracaso del Gobierno y no habrá cambio en la estrategia del PP hasta el nuevo dictamen de las urnas, también se descarta el recurso a un posible adelanto electoral dada la actual posición de debilidad Zapatero, con Rubalcaba y Moraleda en primer plano del líder socialista. Las dificultades para aunar a todas las fuerzas democráticas no se limitan al PP sino que se extienden a otros partidos, como ERC- -prácticamente incompatible con el PP y donde, de forma llamativa, Carod- Rovira ha tenido que salir en apoyo del Gobierno dentro de sus propias filas- -o CiU- -la exigencia de explicaciones de Artur Mas y su crítica a la ingenuidad del jefe del Ejecutivo ha sido la que más desgradablemente ha sorprendido en Moncloa- El presidente no prevé comparecer en el Parlamento, pero no se descarta que hable a la nación por TVE Dos líneas de pensamiento Además, de la opinión de interlocutores gubernamentales y socialistas recabada por ABC da la impresión de que, sobre Ganar tiempo El primer paso será la convocatoria de los portavoces de los grupos parlamentarios ya hecha por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha demorado la cita hasta el próximo martes para ganar tiempo, tanto en la búsqueda de algún resultado policial como en el diseño del planteamiento a realizar por el Gobierno, según admiten las fuentes consultadas. Tras el desconcierto provocado por el atentado de ETA, la máxima ahora es acertar en Anuncio de visita a la zona del atentado, posterior desconvocatoria y penúltimo no se descarta Portavoces gubernamentales anunciaron en la tarde de ayer que el presidente del Gobierno, que ayer puso fin a sus vacaciones en el Parque de Doñana, visitaría a las 8,20 horas de hoy la zona del atentado en el aeropuerto de Barajas y que, a continuación, haría declaraciones a los medios de comunicación, para posteriormente visitar a las familias de los dos desaparecidos antes de emprender viaje a Murcia, donde tenía previsto inaugurar la desalinizadora de San Pedro del Pinatar. Horas más tarde, los mismos portavoces anunciaron la desconvocatoria de la visita a la Terminal 4 de Barajas y el encuentro con los medios de comunicación, así como la cancelación del viaje a Murcia. La razón esgrimida fue que se había localizado el cadáver de uno de los desaparecidos, Carlos Palate, por lo que Rodríguez Zapatero había decidido personalmente adelantar a la noche de ayer su visita a la familia, como así hizo, y dedicar la jornada de hoy a trabajar en su despacho en los preparativos del funeral y en el diseño de la estrategia política a seguir. Sin embargo, para mayor confusión, a primera hora de la noche el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, que acompañó a Rodríguez Zapatero en aquella visita, dijo que no se descarta que el presidente del Gobierno acuda a la zona del atentado, pero sin concretar el momento en que se produciría. Lo que sí hizo Rodríguez Zapatero fue realizar una breve declaración.