Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 4- -1- -2007 ABC ESPAÑA www. abc. es A la izquierda, los bomberos rescatan de los escombros el cadáver de Carlos Alonso Palate. A la derecha, Zapatero en un momento de su visita a los familiares de las víctimas La localización del cadáver de Carlos Palate acaba con tres años sin víctimas de ETA El hallazgo del cuerpo del ecuatoriano precipitó la visita de Zapatero a los familiares s El presidente dice que es un acto inútil para los objetivos de la banda B. TORQUEMADA MADRID. Hacia las seis y media de la tarde, el temido mazazo puso fin a la tensa espera de una de las familias destrozadas por el brutal atentado de ETA en la T- 4 de Barajas. Los servicios de emergencia habían localizado el cadáver de Carlos Alonso Palate, dentro de su coche, después de varios días de arduo trabajo de desescombro. Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid y la Policía Científica lograron localizar el vehículo tras conseguir abrir un pasillo entre los cascotes, a través del cual pudieron observar que en su interior se encontraba el cadáver de esta persona, desaparecida tras el atentado del día 30. El director de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid, Alfonso del Álamo, explicó a Efe que el cadáver está en condiciones de ser reconocido por el procedimiento visual ordinario porque su coche no ardió. Indicó también que el hallazgo había sido posible gracias a que sus familiares han podido precisar más, en la tarde de ayer, el lugar donde estaba aparcado el coche de la víctima. Un bombero localizó la placa del vehículo, en el que podía verse una manta que asomaba por una ventanilla, según fuentes de los equipos de rescate. Tras alcanzar el coche casi reptando, los bomberos pudieron rasgar la manta y comprobar que bajo la misma se hallaba el cadáver. El hecho de que el cuerpo estuviera cubierto con una manta y la posición reclinada del asiento confirman la hipótesis de que la víctima estaba descansando. El vehículo de Palate, un Renault clío rojo de 1993, se encontraba en la plaza número 423 de la planta cero del módulo D del aparcamiento de la Terminal 4 de Barajas. El director general de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, José Manuel Rodríguez Uribes, fue el encargado de transmitir la noticia a los familiares. A la vez que se producía el hallazgo del cadáver, se hizo ayer pública una nueva denuncia de desaparición, formulada ante el servicio 112 de la Comunidad de Madrid por los familiares de un ciudadano uruguayo que debía haber volado a su país el pasado día 30 y a quien no han conseguido localizar ni en España ni en su lugar de origen. Sin embargo, Aena y la Policía Nacional informaron anoche de que aún no tenían constancia de esa denuncia, informa Ep. A las ocho de la tarde, y sin comunicación previa de Moncloa, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cambió el programa que tenía previsto (visita a primera hora de hoy a la zona cero de la T- 4 y posterior viaje a Murcia para una inauguración) y decidió trasladarse al hotel donde se alojan las familias de las dos nuevas víctimas de la banda asesina ETA. Llegó a las ocho y media, acompañado por el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, por la delegada del Gobierno en Madrid Soledad Mestre, y por el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. Zapatero aseguró, tras su visita, que se hará justicia y que los responsables de esta atrocidad responderán ante los tribunales. Asimismo, enfatizó que la barbarie criminal que supone este atentado es un acto perfectamente inútil para cualquier objetivo de la banda informa Efe. El presidente del Gobierno se reunió con las dos familias por separado, primero con una decena de miembros de la del fallecido Carlos Alonso Palate y con la de Diego Armando Estacio después. En el caso de este último, según manifestaron ayer miembros de los servicios de Emergencias, se teme topar con muchas más dificultades para hallar el cuerpo, pues su coche (también un Renault Clio, en este caso blanco y del año 1995) se encontraba más cerca de la furgoneta Renault Traffic cargada de explosivos. Carlos Alonso Palate, de 35 años, había viajado el pasado día 30 al aeropuerto de Barajas La Policía investiga la denuncia de una nueva desaparición, un uruguayo que debía volar a su país el día 30