Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 AGENDA Necrológicas MIÉRCOLES 3 s 1 s 2007 ABC Teddy Kollek Ex alcalde de Jerusalén El alcalde que unificó Jerusalén Su biografía resalta que negoció con los nazis la liberación de prisioneros judíos POR HUGO MEDINA. Jerusalén Teddy Kollek, que fue alcalde de Jerusalén entre 1965 y 1993, falleció ayer a los 95 años de edad en su apartamento de esta ciudad, donde desde hace varios años vivía solo y ayudado por una asistente social. Kollek tenía una fuerte personalidad que resultó evidente en todas las actividades que acometió en el transcurso de su prolongada y novelesca existencia. Aunque será recordado como alcalde de la Jerusalén que surgió tras la ocupación israelí de la guerra de 1967, ya de joven realizó innumerables servicios a la causa sionista, tanto en Europa como en lo que entonces era Palestina. Nació en 1911 en un pueblo cercano a Budapest en el seno de una familia judía que le puso el nombre de Theodor en homenaje a Theodor Herzl, el padre del sionismo. Su familia emigró pronto a Viena, la capital del imperio austrohúngaro, donde el joven Teddy se educó en un ambiente sionista, manteniendo estrechos contactos con las organizaciones de esta tendencia que abundaban en aquella capital. En 1935 la familia Kollek al completo abandonó Viena para establecerse en Palestina, gobernada entonces por los británicos, culminando así el sueño de cualquier judío sionista. De ideas socializantes, Kollek participó en la fundación del kibutz Ein Gev, junto al mar de Galilea, donde se casó y tuvo dos hijos. Durante la Segunda Guerra Mundial, viajó regularmente por Europa y Estados Unidos defendiendo los intereses de la Hagana, que era el ejército semiclandestino que tenían los judíos en Palestina, y a menudo se convirtió en traficante de armas que acababan en manos de la Hagana. Su biografía resalta que negoció con los nazis la liberación de prisioneros judíos. Entre 1952 y 1965 fue uno de los secretarios más próximos de David Ben Gurion, y fue éste quien le propuso para alcalde de Jerusalén, una posición que en aquellos años estaba en poder permanente de la izquierda israelí. Ese mismo año, 1965, Kollek se convirtió en alcalde de la zona judía, pero dos años después, durante la guerra de Teddy Kollek en 1987 1967, los israelíes ocuparon el sector oriental y pasó a ser alcalde de la ciudad unificada Fue reelegido en otras cinco ocasiones hasta que Ehud Olmert- -a quien Kollek no soportaba- -le derrotó en las elecciones de 1993, siendo ésta la primera vez que la alcaldía pasó a manos de la derecha. Su primera tarea tras la guerra fue borrar en la medida de lo posible la línea verde que separaba la ciudad, una labor EFE a la que se dedicó a conciencia. De la mano del gobierno central colaboró en la expansión judía en el sector ocupado, trasladando a esa zona a decenas de miles de colonos que ocuparon los primeros asentamientos que Israel estableció en Jerusalén oriental. Fue una labor abnegada y callada que el propio Kollek sólo reconoció dos días antes de las elecciones de 1993, las últimas a las que concurrió, cuan- do todas las encuestas pronosticaban su derrota. Entonces reveló que en Jerusalén oriental ya vivían más judíos que palestinos, un dato que en esos años se mantenía oculto como un secreto de Estado. Desde 1967 el gobierno de Israel se volcó en Jerusalén, destinando importantes cantidades de dinero a obras públicas- -jardines, grandes avenidas o museos- -que iban a parar sistemáticamente al sector judío y a las colonias que se edificaban sin descanso en el sector ocupado. Ayer los dirigentes hebreos insistieron en que Kollek también fue alcalde de los palestinos, aunque lo cierto es que la dejadez del ayuntamiento hacia el sector ocupado fue paradigmática, una dejadez que ha perdurado hasta nuestros días cuando la alcaldía está por primera vez en manos de un ultraortodoxo. De hecho, ningún dirigente palestino ha lamentado la desaparición del ex alcalde. Kollek supervisó la destrucción del sector suroccidental de la ciudad amurallada, donde hasta 1948 hubo un pequeño barrio judío, construyendo en su lugar un barrio judío de nueva planta. Asimismo, destruyó el barrio palestino de Mugrabiya para construir la explanada que da al Muro de las Lamentaciones. En este barrio se crió Yaser Arafat en casa de unos tíos. Los médicos dijeron ayer que Kollek falleció por causas naturales Sus funerales se celebrarán el jueves, para cuando se esperan fuertes lluvias en Jerusalén, en presencia de las máximas autoridades del Estado. Pedro López Merino La Ejecutiva del PSE- EE asistirá hoy al funeral del histórico socialista bilbaíno Pedro López Merino, que ha fallecido en Sopelana a los ochenta años y que se celebrará a las seis y media de la tarde en la iglesia de San Vicente de Bilbao. Pedro López Merino, conocido médico bilbaíno, fue concejal del PSE- EE en el Ayuntamiento de Bilbao durante tres mandatos y diputado de Medio Ambiente en la Diputación Foral de Vizcaya. En un comunicado, los socialistas vascos recordaron que Pedro López Merino, nacido en Bilbao el 12 de enero de 1925, era, como él mismo se definía, un médico que hace política La política y la medicina fueron sus dos grandes pasiones que logró compaginar durante varias décadas y que le granjearon el cariño y el reco- nocimiento de sus conciudadanos El facultativo inició su andadura política en el año 1973, de la mano de Enrique Tierno Galván, participando en la fundación del PSP. Posteriormente, durante el proceso de integración de este partido, ingresó en el PSE y fue concejal en el Ayuntamiento de Bilbao desde el año 1978 durante tres mandatos. Posteriormente, ejerció de diputado de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Vizcaya. El PSE- EE recuerda que adornaba siempre su inconfundible figura, alta y esbelta, con una pajarita, imagen que conservó hasta el final de sus días López Merino mantuvo una sólida amistad con Ramón Rubial, Felipe González y Alfonso Guerra. Fue precisamente el acto político que se celebró en el Teatro Arriaga, el pasado 29 de octubre, con motivo del centenario del nacimien- to de Ramón Rubial, el último al que asistió en su calidad de militante socialista. Álvaro Alonso de Noriega Don Álvaro Alonso de Noriega ha fallecido en Madrid. Su esposa, doña María de los Ángeles Muñiz Ojeda y sus hijos Álvaro, Juan, Cristina y Lucía reciben numerosos testimonios de condolencia. El funeral por su eterno descanso se celebrará el día 9 de enero, a las ocho y media de la tarde, en la parroquia de Santa María del Monte Carmelo, calle Ayala, 35, Madrid. Vicente Borregón Ribes Ha fallecido cristianamente en Madrid el inspector de Trabajo don Vicente Borregón Ribes. Estaba en posesión de las Encomiendas de Mérito Civil de Isabel la Católica y de la Orden de Cisneros; Medallas al Mérito en el Trabajo y al Mérito Comercial e Industrial de la República Francesa. Su esposa, doña María Rosa Martínez González; sus hijos Vicente, Rafael, Luis, María Rosa, Rosario y Leonor y sus nietos reciben incontables muestras de pesar. El funeral por su eterno descanso se oficiará el día 12 de enero, a las siete de la tarde, en la iglesia de San Juan Evangelista (Plaza de Venecia, 1, Parque de las Avenidas) Madrid. Barcelona, catedrático de Construcción, en la especialidad de Aeropuertos y Transporte Aéreo, de la E. T. S. de Ingenieros Aeronáuticos de Madrid y profesor de Estructuras Metálicas de la Escuela de Edificación de la Universidad Politécnica de Madrid. Estaba en posesión de diversas distinciones y condecoraciones entre ellas, la Encomienda de la Orden del Mérito Civil y la Medalla de Plata de la Carrera por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Vicente Cudós Samblancat El doctor ingeniero aeronáutico don Vicente Cudós Samblancat, miembro de honor del Instituto de la Ingeniería de España ha fallecido en Madrid. Era también catedrático de Teoría de las Estructuras de la E. T. S. de Ingenieros Industriales de Funeral por Vicente Coello Girón El funeral por el eterno descanso de don Vicente Coello Girón que ha fallecido en Madrid se oficiará mañana, día 4, a las siete y media de la tarde, en la Basílica Pontificia de San Miguel, calle San Justo, 4, Madrid.