Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA ETA rompe la treguasLas víctimas MIÉRCOLES 3 s 1 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos Nervios rotos en la espera Ayer fue una jornada tensa en el hotel donde se alojan los familiares de los desaparecidos en el atentado de Barajas. La falta de noticias provocó quejas de los allegados a Diego Armando Estacio BLANCA TORQUEMADA MADRID. El llanto amargo de Verónica, la novia de Diego Armando Estacio, abrió paso al desahogo de los amigos y familiares de los dos ecuatorianos desaparecidos en Barajas en un ambiente cada vez más espeso y opresivo. Nada hay peor en estas circunstancias que un día como el de ayer, en el que las horas van rodando lentísimas, una detrás de otra, sin más perspectiva que la de la espera entre las cuatro paredes de una habitación de hotel, por confortable y lujosa que sea. Si el lunes fue una jornada dura por la visita a la montaña de escombros del aparcamiento de la Terminal 4 en compañía del ministro Rubalcaba, al menos ese plus de actividad, de poder ver de cerca el alcance de lo ocurrido, les aportó algo concreto a lo que aferrarse, aunque sólo les cupiese asirse a la inminencia de lo peor. Esperaban a partir de ese momento un desenlace rápido que aún no se había producido anoche y que terminó por romper los nervios de más de uno. Hubo incluso un amago de motín ESTOS SON MIS PODERES E TA ha puesto, una vez más, las cosas en su sitio: independencia o terror. No hay tercera vía. No hay ensoñaciones para los colaboracionistas con mala conciencia. Lasoluciónmontenegrina en el mejor de los casos. Un proceso ciertamente largo, duro ydifícil Al presidentelepreocupaquealgunosdelossuyossenieguen a verlo así. Pero ¿acaso podría ser de otro modo? Por eso él entiende bien a Otegi- la esperanza de paz para quien el atentado de Barajas no debería desviar de su estrategia al Gobierno. Si acaso deberían comenzar a cumplirse las condiciones recordadas por la dirección de ETA en sus comunicados, así como los tiempos señalados en la hoja de ruta de Antza. Portodoesto, tampocoZapatero quiso hablar de ruptura del proceso de paz a las seis y mediadelatardedeldía 30. Demasiado sabía él que era posible un atentado. ¿Acaso no lo había anunciadoETAynolohabíarepicado Montero desde la Fundación Sabino Arana? Lo intuía Zapatero cuando se entrevistó con Rajoy y cuando dio la conferencia de prensa de fin de año en la quequisorecordarqueelcamino sería largo, duro y difícil El propio euskobarómetro había reflejado el estado de ánimo de la mayoría de la sociedad vasca al reconocerlaposibilidaddelaruptura delaltoelfuego. Losinnumerables terminales deETAhabían hecho llegar a todos los rincones delpequeñoPaísVascoquelapaz era, de momento, un sueño. Quizá el presidente esperó una acción más comedida. No tal dispendio de explosivos. Rubalcaba no pudo ocultar, en su siniestra rueda de prensa, una cierta sorpresa ante la magnitud de la acción. Ochocientos kilos de dinamita ¡y en Barajas! Más tarde sabríamos que los desaparecidos eran dos y que el dueño de la furgoneta había sido previamente secuestrado por razones de seguridad ETA quería dejar claro que volvía a sus métodos más diabólicamente refinados. El atentado debía producirse de forma inexorable al día siguiente de la comparecencia de Zapatero. Independencia o terror. Esa es laapuestaquechorreasangre. Todo lo demás es consuelo de tontos. Estos son mis poderes ha dicho ETAenBarajas, yenelairequeda la advertencia de Zapatero: El proceso serálargo, duro y difícil Diego Armando Estacio (el primero por la izquierda) en una fotografía cedida por sus familiares cho que el sumario esté bajo secreto, necesitamos conocer lo que se sepa Todos a una, los Estacio solicitaron al director general de Atención a las Víctimas del Ministerio del Interior, José Manuel Rodríguez Uribes (que volvió a visitar a los afectados en el lugar donde se alojan) una nueva visita a las inmediaciones de la zona cero De hecho, dijeron al representante de Interior que desean desplazarse al aeropuerto todos los días. Eso, explicaba el padre del muchacho, los reconforta. Entretanto, los amigos y familiares de Carlos Alonso Palate (muchos de ellos llegados desde Valencia) se han volcado con Hernán Tibán, el amigo que estaba con él en el aeropuerto en el momento de los hechos. Eran como hermanos, desde la escuela- -evoca Segundo Oswaldo Sailema, marido de su prima- Carlos Alonso había viajado a Madrid para acompañar a Hernán a recoger a su esposa, que llegaba desde Ecuador Al parecer, dos circunstancias acentúan el calvario que ahora sufre Hernán; según atestiguan varias personas muy próximas a él, Carlos le llamó desde su móvil cuando estaba en el aparcamiento esperando y le dijo que algo estaba ocurriendo, sin que Hernán tuviera tiempo de reaccionar, y después, cuando pudo comunicar a la Policía que el desaparecido había permanecido en el aparcamiento donde tuvo lugar la explosión, hubo una confusión que provocó que, en los primeros momentos, los agentes pensaran que todas las denuncias se referían a la misma persona (sólo una) y, por tanto, se tardara más tiempo en comenzar a investigar su situación. Ahora, los Palate quieren encontrar la salida de este negro túnel. Segundo Oswaldo Salema relata que aunque Carlos Alonso no tenía a ninguno de sus hermanos en España, sí vivía muy cerca de otros parientes con los que formaba piña. Su pasión: los partidos del Levante, a los que asistía con regularidad. A su hermano Luis Jaime, que evitó ayer hablar con los periodistas, el Ministerio del Interior le brindará ahora la posibilidad de acogerse a las atenciones del sistema sanitario español para solucionar un serio problema ocular del que nunca se ha tratado. Además, ha pedido los papeles para trabajar regularmente en nuestro país. Alguien tiene que tomar el relevo como sostén de la familia. Quejas de los Estacio Varios familiares de Diego expresaron a los periodistas su malestar porque se sentían (así lo dijeron) ignorados y desinformados. Sus quejas estallaron tras la rueda de prensa del ministro del Interior, de la que se enteraron por la televisión: No entendemos- -decía Winston, padre del joven desaparecido- -por qué no nos han informado a nosotros Antes está la familia que los periodistas, ¿no? apostillaba contrariada una cuñada de Diego Armando. Su novia Verónica, rota, se había instalado en la desconfianza: En el desescombro están buscando pruebas, no a las personas. Los dan por muertos y sólo les interesa la investigación La joven demanda tener acceso a las grabaciones de vídeo en las que pueda comprobar la distancia que había entre el foco de la explosión y el coche de Diego. Si han mostrado las de la furgoneta- bomba, tienen que tener las otras. Por mu- Ya sólo están buscando pruebas, no a las personas dice la novia de Diego El hermano de Carlos Alonso ha pedido a Interior que le arregle los papeles para poder trabajar en España y mantener a su familia