Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 MARTES 2- -1- -2007 ABC DEPORTES www. abc. es deportes Ahora no me echan ni con agua caliente Iván Helguera s Jugador del Real Madrid Tiene otro semblante. Ha pasado del ostracismo inducido por Mijatovic a un primer puesto por las necesidades de Capello. Helguera es otra persona, más curtida, más cabal y con una herida que ha cicatrizado. Lo ha pasado mal y todavía no sabe el porqué POR JULIÁN ÁVILA MADRID. Llega a la cita puntual. Con el alta médica para el partido contra el Deportivo y con ganas de hablar porque ha tragado quina. Quiere contar su verdad sin abrir ninguna herida. entendí porqué no contaban conmigo. O porqué no me lo dijeron antes de viajar a la pretemporada en Irdning. Si me lo hubiesen dicho entonces podría haberme buscado un equipo acorde a mis necesidades. Soy consciente de que un club debe contratar jugadores de futuro y dar bajas, como también entiendo que un jugador que ha contribuido en la consecución de varios títulos merece otro trato. ¿Cómo fueron las horas previas al cierre del mercado? -Horribles. El Madrid trabajaba en varias operaciones a la vez y había una sensación de caos notable. Estuve horas y horas pegado al teléfono escuchando y valorando las opciones, siempre para salir. Lo pasé mal. Vi como ocho años de mi vida en el Real Madrid se esfumaban por la puerta de atrás en dos horas. En unos minutos tenía que decidir mi nueva vida. Saltar a un equipo que no sabía cómo me recibirían o cómo me tratarían. También pensé en mi familia. Era todo muy precipitado para salir. Por eso decidí quedarme. Y ahora no me echan ni con agua caliente (acaba contrato en 2009) ¿Le dieron las razones por las que no contaban con usted? -No. Hubo un silencio absoluto. Nunca lo supe. Ni antes con López Caro ni ahora con Fabio Capello. Mi caso no es único, hay muchos más. Los clubes se juegan mucho dinero y toman decisiones que creen beneficiosas para sus intereses. ¿Le ha cambiado la vida en estos últimos seis meses? -Mucho. Ha sido un carrusel. Tuve las maletas hechas en la puerta de la casa y ahora me encuentro como si hubiese regresado a Madrid y comenzase una vida nueva. Por momentos tuve que pensar en mi vida fuera del Real Madrid. ¿Cuándo se enteró que quitaban el 6 para dárselo a Diarra? -Una hora y media antes de cerrarse el mercado. -Era la puntilla. -Sí. Fue otra vuelta de tuerca para forzar mi salida. -Pero los dorsales se eligen por orden de antigüedad. -Así es, pero no lo respetaron. Hoy el fútbol es diferente y ocurren cosas como ésta. Me callé y después de todo estoy muy orgulloso de la decisión que tomé. Para mí lo más importante era cambiar la opinión del entrenador y creo que eso ha ocurrido antes de lo que muchos pensaban. ¿Ha aprendido más en este corto tiempo que en sus ocho años en este club? -Sí. Y bastante. De las situaciones malas hay que sacar conclusiones positivas. He aprendido mucho y he salido reforzado. Estos cinco meses largos han sido malísimos. De jugar habitualmente pase a no estar convocado y apartado. Llevo muchos años aquí y no me merecía ese trato. No estaba tan mal desde el punto de vista futbolístico como para que me pasasen esta factura. Iván Helguera vuelve a sentirse a gusto en el Madrid Tampoco había una necesidad de enfrentarse al club por una persona como yo. Hablé con ellos antes, cuando estaba medio apartado. Me preguntaron que si quería que hiciesen algo y contesté que no, que era mejor dejar correr a los acontecimientos. No buscaba una confrontación del vestuario con el club, vista la situación por la que atraviesa el club. No quería ser un problema. Acepté ese arrinconamiento previo y me mantuve callado. ¿Fue peor el desprecio del club o la idea de dejar el Madrid? -El desprecio me da igual porque las personas que tomaron las decisiones no son amigos míos. Lo que haga la gente nueva que ahora dirige el club me da exactamente igual. ¿Sintió rabia, impotencia... -Mucha. La rabia y la impotencia estaban unidas. Nunca -Los capitanes se desentendieron de ese derecho que le asistía. -Fue todo muy rápido. Algunos estaban con la selección. ¿Cuál fue su peor pensamiento? -Irme del Madrid de este manera. ¿Por qué no reventó? ¿Cuándo le dicen que no cuentan con usted y que debe buscarse otro equipo? -Me lo comunicó Mijatovic cuando quedaban cinco o seis días para el cierre del mercado de verano (30 de agosto) A esas alturas era muy difícil encontrar un equipo del perfil que quería. Saltar de un equipo con las contraprestaciones que ofrece el Madrid a otros que me pretendieron era muy complejo. Y mucho más con tan poco tiempo. Aún así se intentó. Hubo un acercamiento con el Valencia, un equipo que me apetecía por su filosofía, por su entrenador y por sus jugadores, pero no se concretó. El resto de ofertas fueron repentinas y no me apetecieron. Para Capello lo más importante es estar atento al fallo del compañero y arriesgar lo menos posible ¿Le ha sorprendido Fabio Capello? -Más bien sabe como sorprender permanentemente a los jugadores. No se le puede engañar en nada. Cuando sucede algo mira para un lado como si no se hubiese enterado cuando está al orden del día. es diferente, pero a la vez competitivo. Lucha mucho, trabaja mucho, tácticamente está mejor colocado. -También con mucho menos gusto futbolís- están compañeros como Raúl, Guti, Beckham, Emerson o Diarra para manejar con mucho criterio el balón. -Y ahora vienen Gago o Higuaín para reforzar el bloque. -Es lógico que un club como éste busque nuevos valores de futuro. Ahora tendrán que adaptarse al equipo, al entrenador y a la ciudad. Por eso hay que darle un margen de confianza en todo lo que hagan. tico. -Sí, pero es un sistema práctico. Estamos en el grupo de cabeza pese al último resbalón ante el Recreativo. Para nosotros es vital lograr un título y luego sacar conclusiones. ¿Qué le pide dentro del campo? -Sobriedad y cabeza fría. A Fabio no le importa que un futbolista falle, pero sí le molesta que un compañero no esté listo para intentar corregir ese error. Lo más importante es estar atento al fallo y arriesgar lo menos posible. -Tampoco Capello ha podido dar una pizca de sosiego a los centrales. -Los centrales del Real Madrid nunca vivirán tranquilos. Ni con éste ni con otros sistemas. Es casi un ejercicio de supervivencia diaria. Aquí hay que saber cortar por abajo, ser expeditivo en el juego aéreo, jugar con criterio el balón... Hay que ser muy completo. -Es desalentador ver a un Madrid jugando permanentemente a la contra. -No jugamos tanto a la contra como se dice. Con futbolistas como Robinho o Ronaldo podemos aprovechar su velocidad. Y eso no es malo. Pero en este grupo -Veo a su equipo en la pelea por el título. -También lo creo así. Este Real Madrid