Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CIENCIAyFUTURO Medio ambiente MARTES 2 s 1 s 2007 ABC Unos 50 millones de toneladas de arena del Sahara fertilizan cada año la Amazonia A. ACOSTA MADRID. Más de la mitad de la arena necesaria para fertilizar los bosques húmedos de Brasil procede de un valle al norte del Chad, según un estudio publicado en Environmental Research Letters Desde hace más de una década se sabía que la existencia de bosques húmedos en la Amazonia depende de un suplemento de minerales que contiene esa arena, que cruza el Atlántico ayudada por los vientos. Combinando varios tipos de datos de satélite y con mediciones realizadas en el valle de Bodélé (Chad) en la costa atlántica africana y en un lugar en medio del océano, investigadores de Israel, Reino Unido, Estados Unidos y Brasil han logrado información cuantitativa sobre el peso y características de esta arena. Los resultados revelan que en torno al 56 por ciento de la arena que alcanza los bosques de la Amazonia se origina en el valle de Bodélé y que un total de 50 millones de toneladas hacen este viaje cada año, una cifra mucho más alta que la que se estimaba hasta ahora, 13 millones de toneladas. Por tanto, la nueva cifra sirve también para calcular la cantidad de arena necesaria para proveer de esos minerales vitales para la continuidad de ese ecosistema. REUTERS Pronostican que 2007 puede ser el año más caluroso de la historia No ha hecho más que comenzar y ya se ha pronosticado que este año estará marcado por condiciones climáticas extremas en todo el mundo. El efecto invernadero y el fenómeno El Niño serán los responsables de una situación que pueden causar sequías en Australia- -en la imagen- -e Indonesia, así como inundaciones en California (Estados Unidos) según expone el profesor Phil Jones, de la Universidad de East Anglia (Inglaterra) Las compañías de EE. UU. buscan beneficiarse del comercio de CO 2 Ante la perspectiva de que el país tendrá en 2010 leyes contra la contaminación por gases, las empresas se preparan para operar en los mercados de emisiones JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. De sobra es conocida la oposición estadounidense a acogerse a la normativa climática del Protocolo de Kioto. Pese a esta negativa de la administración del presidente George Bush muchos expertos aseguran que, alrededor de 2010, el país contará con leyes federales que limiten drásticamente la emisión de gases nocivos, en especial de CO 2. Ante esta perspectiva son muchas las compañías que ya han puesto sus miras en sacar provecho del comercio de créditos que permiten incrementar las cantidades de emanación de dichos vapores. Los conocidos como carbon credits están ampliamente extendidos en Europa y Asia donde la mayor parte de países operan bajo la regulación impuesta por el pacto internacional firmado en la ciudad nipona. Gracias a este sistema, muchas naciones permiten a sus compañías la emisión de cierta cantidad de gases. Aquellas empresas que produzcan menos vapores de los establecidos y apliquen nuevas fórmulas que reduzcan la difusión de CO 2 serán recompensadas con créditos que podrán vender a otras firmas que los necesiten porque no son capaces de alcanzar los estándares impuestos por Kioto. De esta forma se equilibra la balanza entre aquellos que cumplen de sobra con la normativa, a los que se recompensa implícitamente de forma económica, y los que necesitan ayuda para no ser penalizados por su exceso de emisiones. En la actualidad, un total de 225 empresas estadounidenses que han prometido reducir su producción de vapores en casi un 6 antes de 2010 operan con esta clase de créditos en la bolsa climática de Chicago, conocida como Chicago Mercantile Exchange, donde el precio de dichos préstamos rondan los 4 dólares por tonelada cúbica de dióxido de carbono. la comercialización de estos créditos en los próximos cinco años. Hasta el momento, parece que esta capitalización de la reducción de gases cuenta con un fuerte empuje en el estado de California, donde se ha aprobado una fuerte regulación en lo que a emisión de dióxido de carbono se refiere. Aunque esta legislación estatal haya sido motivo de controversia entre numerosas industrias, en especial la automovilística, ha marcado el camino para otras regiones estadounidenses como la coalición establecida por buena parte de los estados del noreste de EE. UU. que también quieren aplicar la fórmula californiana. Aunque el presidente Bush ha puesto trabas a una posible regulación federal, se espera que antes de tres años se apruebe una ley nacional que limite la emisión de gases nocivos, algo que promete hacer explotar el mercado de créditos del dióxido de carbono entre el corporate estadounidense. Hallan en China comunidades de osos panda, un animal solitario EFE PEKÍN. El panda es un animal solitario, que sólo se encuentra con otros en época de celo, pero los científicos chinos acaban de descubrir comunidades de entre 10 y 20 individuos de la especie viviendo juntos en cuevas de las montañas, según informó la prensa oficial. El hallazgo de siete pueblos de pandas en las montañas Qinling puede cambiar la idea sobre este animal. Estas comunidades apenas se relacionan entre ellas, salvo cuando se encuentran fortuitamente en el bosque cuando buscan comida. Para evitar la endogamia echan de la comunidad a las hembras cuando cumplen dos años y conservan a los hijos machos, que en el futuro aceptarán en la comunidad a osas expulsadas de otras cuevas. Dinero caído del cielo Este mercado potencial no ha pasado desapercibido para firmas financieras de EE. UU. que ya se han lanzado a sacar tajada de la reducción de CO 2 en los cielos del país. Este es el caso de EcoSecurities, que según publicaba el New York Times lleva más de siete años en el mercado europeo de reducción de emisiones. Por su parte, Morgan Stanley planea invertir 3.000 millones de dólares en En la actualidad, un total de 225 empresas estadounidenses operan en la bolsa climática de Chicago Más información del protocolo de Kioto: http: www. unfccc. int