Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID Violento comienzo de año MARTES 2 s 1 s 2007 ABC MUERTES VIOLENTAS EN LA CAM 100 90 80 70 96 99 75 60 60 59 58 Se disparan las agresiones y accidentes en Nochevieja Altercados después de que 500 jóvenes no pudieran entrar en un cotillón en Jácara C. HIDALGO MADRID. Como manda la tradición, la Nochevieja volvió a ser de todo menos tranquila en la región. Todos los capítulos referentes a atenciones sanitarias y policiales subieron notablemente con respecto a las primeras horas de 2006, a excepción, curiosamente, de los principales referidos al tráfico. Así lo constatan los datos ofrecidos ayer por la Comunidad de Madrid y el propio Ayuntamiento de la capital. Eso sí, hay que indicar que, pese a lo que han crecido los datos, la noche fue, en líneas generales, poco sangrienta, teniendo en cuenta la levedad de las lesiones registradas. El teléfono de emergencias 112 registró, entre el momento justo en que entró 2007 hasta las nueve de la mañana de ayer, un total de 4.567 llamadas. Esto significa una actividad superior en un 10,5 con respecto a lo ocurrido durante el mismo periodo hace justo un año, cuando el volumen de llamadas de aviso a ese número fue de 434 menos, según indicaron Emergencias 112. Una vez dicho esto, conviene resaltar que el epígrafe de accidentes de tráfico en la Comunidad de Madrid- -los datos ofrecidos por Emergencias 112 hacen referencia, en casi todos sus capítulos, a los 179 municipios que forman la región, incluida la capital- -es el que mayor crecimiento registró: concretamente, un 118,9 con respecto a 2006. Es decir, que hubo un total de 162, de los que 40 tuvieron como escenario Madrid capital, donde todos fueron de carácter leve. En tan sólo 11 de esos 40 tuvo que intervenir el Samur- Protección Civil porque había heridos, según indicó su director, Alfonso del Álamo. La Nochevieja ha sido en la capital de gran civismo recalcó del Álamo. El más grave de los accidente ocurridos en carreteras de la Comunidad tuvo lugar a las 6.47 horas en el kilómetro 15 de la A 2. Un turismo en el que viajaban tres jóvenes de 25 años volcó. Uno de ellos está grave. Por cierto, los únicos datos a la baja correspondieron con las infracciones de tráfico, 45- -un 41 menos- y los 16 casos de conducción temeraria- -decrecen un 23 El capítulo de las agresiones, esas que, desgraciadamente van parejas a la noche de Fin de Año, sufre un notable incremento, del 28,8 al pasar su número absoluto a 331. Ciento veintiuna reyertas tuvieron lugar en Madrid capital, aunque sólo tuvo el Samur que atender a 12 heridos. La Policía Municipal de la capital realizó 121 actuaciones en reyertas- -los datos de Emergencias Madrid están comprendidos entre la medianoche y las ocho de la mañana, una hora menos que los referentes a Emergencias 112- aunque la mayoría de ellas, como hemos visto, de carácter casi anecdótico. Pero el asunto más grave tuvo lugar en la conocida discoteca Jácara. Un joven de 17 años resultó herido con contusiones durante un altercado protagonizado en la sala Jácara (calle de Galileo, en Chamberí) cuando los antidisturbios de la Policía Nacional tuvieron que disolver a 500 personas, sobre las 2 horas, que, pese a tener entrada para el cotillón en la sala de fiestas, no pudieron entrar. La Policía Municipal tuvo que cerrar el local al constatar que dentro había menores de edad, algo para lo que no tenía autorización la fiesta. Además, constataron que la 64 50 2000 02 04 2006 (Viene de la página anterior) dos vigilantes de seguridad de tan emblemático edificio y una tercera resultó herida de gravedad. El asesino se quitó la vida allí mismo. Era el 9 de enero. El 5 de febrero, primer crimen de miembros de una banda latina en el año- -habría otro más, el primero de mayo, en Lavapiés- -en Azca. A la víctima le robaron una chaqueta. Si el 9 de enero se cometió un doble crimen en Cibeles, el 13 de febrero otras dos personas murieron asesinadas, aunque en circunstancias distintas. Eso sí, con la violencia doméstica de fondo: una mujer española mata a su ex pareja, con orden de alejamiento, en Móstoles. Horas después, un periodista mata a su chica, peruana, en su domicilio de Carabanchel. Macabro fue el hallazgo que realizaron el 18 de marzo los trabajadores de la depuradora sur de Getafe: el cadáver de una joven de 18 años vecina de San Cristóbal de los Ángeles. Poco después se descubriría que fue su padrastro, que la había dejado embarazada, quien acabó con su vida. Los comerciantes también fueron objeto de crímenes: eso le ocurrió a la dueña de una tienda de bisutería en San Fernando de Henares y a un representante de joyería en Centro. Precisamente esa zona de la capital se puso de actualidad por su inseguridad tras el asesinato de una prostituta en plena plaza de la Luna y a la luz del día el 23 de junio. En Tribunal, el 21 de julio moría asesinado al mediar en un atraco un chico de 26 años. El 1 de agosto, un ebanista caía muerto a manos de varios cogoteros en el barrio de Salamanca y, el 21 de diciembre, una mujer de 64 años se lanzaba al vacío con su nieta de 9 meses. Ambas murieron. Un empresario hostelero apareció muerto en Torrelodones el 23 de agosto; otro, de Pinto, en Yuncos (Toledo) tres meses después, y, el 26 de noviembre, encuentran asesinado a un detective privado en un descampado de Fuencarral. El 65 de los asesinatos ya han sido resueltos. Empleados del Selur se afanan en limpiar las calles del centro discoteca, que tenía capacidad para 400 personas, estaba llena, y comprobaron que había más de 500 jóvenes más en el exterior. Los chavales que no podían entrar en la fiesta comenzaron a romper cristales y lanzar objetos y vallas metálicas contra la fachada. Una vez desalojada la calle, la Policía municipal también procedió a desalojar la discoteca y constató que todos los identificados eran menores de edad, lo que podría hacer pensar que era una fiesta light que había vendido entradas con anticipación. El precio de la entrada para la macrofiesta light para jóvenes de entre 16 y 18 años, organizada por Jácara era de 45 euros, e incluía barra libre y bolsa de cotillón. Y de las agresiones, a los incendios. Los Bomberos de la Comunidad de Madrid tuvieron que intervenir en 54 ocasiones- -incremento del 54 con respecto al año anterior- entre las que destacan 42 por la quema de contenedores- -un Balance de la Nochevieja de 2006 Llamadas al 112: 4.133. Agresiones: 257. Accidentes de tráfico: 74. Incendios: 119. Intoxicaciones etílicas: 187. Intervenciones de Bomberos de la Comunidad: 29, de las que 28 fueron por la quema de contenedores. Intervenciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid: 134 salidas fueron las que protagonizaron hasta las 10 horas. Casos de conducción temeraria: 20. Infracciones de tráfico: 63. Intervenciones del Samur- Protección Civil: 300. Más de 26.500 kilos de basura recogida El operativo especial del Selur, puesto en marcha por el Ayuntamiento de Madrid, recogió un total de 26.500 kilos de basura- -una tonelada menos que el año pasado- -entre las 21.30 horas del 31 de diciembre y las 3 de la madrugada del día 1 de enero. Estuvieron trabajando 93 operarios y 31 máquinas, informó el Consistorio. En la Puerta del Sol, durante las campanadas, sólo se registraron 11 incidentes, todos leves