Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MARTES 2 s 1 s 2007 ABC Chirac anuncia que estará muy presente en la campaña de las presidenciales J. P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Jacques Chirac, presidente de la República, no deja el campo libre a Nicolas Sarkozy y a Ségolène Royal, en la campaña de la próxima elección presidencial, y anuncia su determinación a comprometerse y estar bien presente en esa batalla política crucial, cuando las finanzas del Estado agravan todos los problemas de fondo de una sociedad francesa aquejada de tensiones duras y dudas muy profundas. En su mensaje de fin de año, Chirac no descartó en absoluto la posibilidad de volver a presentarse como candidato a la reelección al cargo de jefe del Estado. Nadie parece creer en esa posibilidad real: pero el presidente utiliza un lenguaje de calculada ambigüedad, cuando el navío Francia hace agua por varios costados. La pobreza y fractura social han crecido durante su presidencia. También ha crecido el número de franceses que no tienen domicilio fijo. Chirac no ignora la gravedad de la crisis: pero anuncia una nueva ley que pudiera decretar el derecho a un piso, casa o techo, a facilitar obligatoriamente por el Estado. La violencia étnica y suburbana ha crecido durante su segundo mandato. Chirac sugiere nuevas leyes para combatir la intolerancia y el racismo. Un bombero inspeccionaba la pasada Nochevieja a un vehículo incendiado, junto a un camión, en un suburbio de Estrasburgo AP La Nochevieja se salda en Francia con 400 coches quemados La Policía del país vecino detuvo a 258 personas que ocasionaron incidentes en París y otras ciudades galas JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El despliegue excepcional de 25.000 policías y gendarmes, en toda Francia (4.500 en París) no ha impedido que los suburbios franceses celebren el fin de año con el incendio de unos 400 automóviles, confirmando una dramática tradición reciente y recordando las tensiones sociales de fondo que continúan incrustadas en lo más oscuro del tejido social menos integrado en la nación. tas policiales afirmaban que se trataba de un fenómeno pasajero Durante los últimos diez o quince años, la tradición se ha confirmado de manera inquietante. Han fracasado incontables planes de integración social y cultural. Tras la experiencia traumática del invierno del 2005, cuando fue necesario declarar el estado de emergencia nacional, y hacer intervenir al ejército, para sofocar los disturbios que se prolongaron durante cuatro semanas, la nueva norma es el despliegue masivo y disuasivo de fuerzas del orden en todos los guetos urbanos sensibles. Con resultados pasablemente ambiguos. La violencia no decrece. Y cada año es necesario recurrir a un despliegue más importante de fuerzas de seguridad. zas del orden durante una larga semana; redadas preventivas; 400 automóviles incendiados; 258 alborotadores detenidos en París y las grandes ciudades de provincias. Tan sumaria contabilidad apenas oculta la agravación de los problemas de fondo. Desciende la edad de incendiarios de automóviles. En Estrasburgo, Lyon y Marsella, la Policía detuvo a niños de 12 y 14 cuando manipulaban botellas de gasolina, con las que se aprestaban a incendiar coches. Son ya unos 800 los suburbios convertidos en guetos urbanos, donde la asistencia permanente no consigue frenar la desintegración de las familias y el desarraigo cívico. Disminuye la gran delincuencia, pero crecen la violencia escolar y la violencia suburbana. Entra en vigor una reforma fiscal con menos tramos Francia estrenó ayer, con el año, una reforma fiscal que supone la reducción de los tramos impositivos, que pasan de seis a cuatro, así como medidas para que los particulares puedan tener menos cotizaciones. La nueva normativa afecta a dieciséis millones de contribuyentes del impuesto de la renta de las personas físicas, lo que supone cerca de la mitad de los hogares franceses, según datos del Ministerio de Economía. La norma establece que el nuevo tipo marginal máximo será del cuarenta por ciento (frente al 48,09 anterior) y en la nómina de cada mes las cotizaciones tendrán una rebaja media del 8 por ciento. El peor alumno europeo Francia, bajo presidencia de Chirac, ha sido el peor alumno de la clase europea: rechazó por referéndum el proyecto de tratado constitucional; confirmó los difuntos proyectos de convergencia económica. El presidente no se inmuta: anuncia un relanzamiento de la UE, sencillamente impensable hasta que Francia no elija un nuevo presidente. En campaña, Ségolène Royal y Nicolas Sarkozy coinciden en un punto crucial: la necesidad de dar a Francia un nuevo rumbo con ruptura o sin ella. Chirac permanece impasible: avanza ideas, proyectos, como si él no fuese el primer responsable de la crisis nacional de fondo. Una candidatura sorpresa de Chirac, a finales de febrero, pudiera parecer hoy algo surrealista Pero el lenguaje del presidente inquieta a algunos miembros eminentes del equipo de campaña de Nicolas Sarkozy, que debiera ser proclamado dentro de dos semanas candidato oficial de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) La pira como tradición La tradición del incendio de automóviles en los suburbios franceses comenzó a finales de los años ochenta del siglo pasado, en Estrasburgo, cuando estallaron los primeros enfrentamientos violentos entre jóvenes de la periferia urbana y fuerzas del orden, en el centro histórico de la ciudad. También este año, la ciudad más afectada por la quema intencionada de vehículos ha sido Estrasburgo, con 28, seguida de Le Havre, con 12. Durante un primer quinquenio, incluso los especialis- El cáncer de la violencia El cáncer de la violencia y la tradición de la quema de automóviles forma parte de un largo rosario de problemas de fondo. Crece la precariedad social: aumenta el número de hombres y mujeres sin domicilio fijo, aunque han crecido en un 50 %lo s presupuestos consagrados a ayuda social. En París, numerosas organizaciones humanitarias han terminado por regalar modestas tiendas de campaña a hombres y mujeres sin domicilio fijo a quien nadie, ni el gobierno ni la alcaldía, está en situación de ofrecer ni trabajo, ni socorro, ni alternativa de otro tipo. Las fuentes policiales consideran estimulante la cifra de 400 incendios de coches, en la sola noche de San Silvestre. Se temían cifras más graves. Los especialistas aconsejan al gobierno no bajar la guardia ya que los guetos urbanos continúan siendo un fermento inquietante de desintegración social. Estado de alerta Las cifras oficiales quizá sean significativas, aunque solo reflejan de manera muy pálida la realidad más cruda; 25.000 policías y gendarmes desplegados con carácter excepcionales; estado de alerta de todas las fuer-