Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 2- -1- -2007 ESPAÑA 25 Miriam, el primer niño nacido en 2007, en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, ayer junto a su madre EFE a la vida Miriam y Teodora, sevillana y madrileña de origen rumano, fueron los primeros españoles de 2007 s Han nacido más niñas que niños y muchos son inmigrantes M. ASENJO D. P. MADRID. La esperanza del Año Nuevo llegó puntual. A medianoche, cuando 2006 comenzaba a ser un recuerdo, vio la luz en Sevilla Miriam, una niña que nació por cesárea en el Hospital Virgen Macarena de la capital andaluza. Dos segundos después, a quinientos kilómetros de distancia y como si quisiera disputar a Miriam el honor de ser la primera española de 2007, llegó Teodora, de padres rumanos residentes en la localidad madrileña de Pinto. Los primeros llantos de Teodora, que nació 18 días antes de lo previsto y cuyo nombre significa don de Dios sonaron como un canto a la esperanza en el Hospital Universitario de Getafe, justo cuando el país que guarda sus raíces celebraba su incorporación a la Unión Europea. Las dos niñas simbolizaban dos hechos relevantes para la sociedad. Más de la mitad (13 de 21) de los nacidos en el despertar de 2007 son niñas y un tercio de todos ellos son hijos de inmigrantes: marroquíes, rumanos e iberoamericanos. En Canarias vino al mundo Lían, hijo de alemanes residentes en La Garita Pero 2006 no quiso marcharse sin dejar una anécdota curiosa. Los últimos niños de 2006 fueron dos primos, Pablo y Roberto, que nacieron con una hora y cuarto de diferencia y pesaron exactamente lo mismo, 3,450 kilos. Ambos fueron anfitriones de Fabia Milagros, hija de un matrimonio de origen suramericano que vive en el municipio conquense de Campillo del Altobuy. A estos pequeños protagonistas del nuevo año en Castilla- La Mancha se unieron Desiré, en Ciudad Real, y Sergio en Alcázar de San Juan. En Ceuta, el nacimiento de Lucas, un varón cristiano, rompió una constante de los últi- Lucas, un varón cristiano, rompió en Ceuta con la tendencia de primeros bebés del año musulmanes Gabriel, un pequeño hijo de dominicanos, nació en Zamora EFE mos años en la ciudad autónoma cuando el primer alumbramiento del año solía ser el de un niño musulmán, generalmente de padres marroquíes. La primera catalana apenas esperó 45 segundos para presentarse en sociedad. Anna nació en el Hospital Arnau de Vilanova de Lérida y la gran incógnita de su llegada es si el presidente de la Generalitat, José Montilla, emulará a su antecesor y apadrinará a la pequeña como hiciera Pascual Maragall con los primeros catalanes del año nacidos durante su mandato. La primera aragonesa, Paula, nació en el Hospital Miguel Servet un minuto después de sonar las campanadas Otra niña, Lucía, apenas esperó que transcurrieran seis minutos del nuevo año para nacer en la Fundación Hospital de Calahorra, de La Rioja. Un minuto más tarde vino al mundo el primer bebé extremeño. A partir de las doce y diez minutos, los hospitales de diferentes ciudades vivieron el nacimiento de sus primeros niños de 2007. En el de Gandía lo hizo el primer valenciano, una niña de madre marroquí. Algo similar sucedió en el de La Plana de Castellón. En Manacor llegó al mundo Arantxa. Avanzaba la noche y los nuevos españolitos se apresuraban a presentarse en sociedad. Asturias, Alicante y Cantabria se sumaron a la fiesta. En Zamora, nació Gabriel, de padres dominicanos. Y avanzado el día, el Clínico de Salamanca fue el lugar de nacimiento de un nuevo bebé rumano.