Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 31- -12- -2006 67 MADRID www. abc. es madrid El atentado bloqueó los accesos a la T 4 y atrapó a miles de personas durante horas La desinformación motivó las principales quejas de los viajeros, que fueron repartidos entre las otras terminales C. HIDALGO C. ALONSO MADRID. El caos y la desinformación volvieron ayer a apoderarse de una manera patente del aeropuerto de Barajas. Y decimos del aeropuerto porque, aunque la bomba colocada por ETA explosionó en uno de los estacionamientos de la T 4, fueron todo el aeródromo y sus inmediaciones directos afectados del atentado. Madres dando de comer a sus hijos en el suelo, decenas de ojos congregados ante las pantallas informativas, enormes colas en los mostradores de las compañías y mucho, mucho enfado entre quienes veían que perdían un avión y nadie les decía nada. Y qué decir de los que se quedaron sin dar un paso adelante ni hacia atrás, confinados en un taxi o su propio coche, en pleno kilómetro 8 de la M- 12, la carretera que conduce a la terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Aena, a las siete de la tarde, hablaba de normalidad Los usuarios, a esa misma hora, no querían ni hablar. El caos continuaba: coches aparcados en los arcenes de la carretera de salida de la T 4; las plantas 1 y 0 de la terminal aún cerradas al público; los taxis con problemas para guardar la cola; las sirenas policiales... Una joven acuna ayer a su hijo mientras espera que salga su vuelo en el aeropuerto de Barajas mismo la papilla a su pequeño se quejaba de las malas condiciones de acceso a la T 4. Otra mujer, que esperaba un vuelo a Colombia desde las nueve de la mañana, no se había enterado de que su avión había partido a las 16 horas; pero nadie le había avisado, y se quejaba de haber perdido cientos de euros por no haber recibido la información correcta. Ya por la mañana, casi tres horas después de que ETA se hiciera sentir, en la T 1- -adonde fueron llevados muchos de quienes vieron su vuelo retrado- grupos de viajeros se quejaban a las pacientes empleadas de Aena recriminándoles la falta de información. ¡Esto sólo pasa aquí, porque España es un país tercermundista! espetaba un joven, quien decía JULIÁN DE DOMINGO VÍCTIMAS DE ETA País Vasco Madrid Cataluña Navarra Otras Total 121 55 40 54 817 547 Malos accesos Los vuelos iban partiendo a sus destinos; sin embargo, entre los miles de viajeros apelotonados en la zona de facturación, los ánimos no eran tan optimistas. Una madre que daba allí que entendía lo que había pasado, pero no por qué no daban información a quienes tenían que viajar en unas fechas tan especiales. Los clientes se amontonaban ante el mostrador de Aena, cuyos empleados no daban a basto. En ese momento, suena la magafonía: La terminal 4 (Pasa a la página siguiente)