Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 31- -12- -2006 En portada s El mundo editorial en España ECONOMÍA 51 FACTURACIÓN DEL SECTOR EDITORIAL Tasa de variación respecto a 1996 105,1 100,0 105,7 ABC Fuente: Federación de Gremios de Editores 140,8 120,8 100,8 80,8 60,8 40,8 20,8 0,8 108,7 113,1 118,6 119,8 124,3 128,9 131,2 103,1 102,2 102,2 102,2 102,6 101,3 103,4 103,4 101,5 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 Precios corrientes Precios constantes COMERCIO EXTERIOR DEL LIBRO 2004- 2005 En millones de euros Exportaciones 2004 2005 Var. %2004 05 476,95 452,90- 5,04 Importaciones 130,9 87,0- 33,53 Saldo neto 346,05 365,90+ 5,73 DIVERSIFICACIÓN que siguen ahora las grandes del sector editorial. Sus propiedades engloban edición de prensa escrita, productoras de música y películas, servicios on- line y firmas editoriales. Es el gigante europeo de la comunicación y uno de los más grandes del mundo. En estos momentos, el grupo, con presencia en 50 países y más de 300 centros de negocio, opera en la Unión Europea (UE) Iberoamérica, Estados Unidos, África y Asia. En España el grupo centra su actividad en el campo editorial, donde cuenta con Círculo de Lectores y el Grupo Editorial Bertelsmann (Plaza Janés, Lumen, Mondadori, Debate, Grijalbo, etc) En el año 2000 Bertelsmann y el grupo Planeta fundaron DeBolsillo, que- dándose Berstelmann con el control de la empresa un año más tarde. DeBolsillo fue lanzada en Santiago de Chile a través de la Editorial Sudamericana, propiedad del conglomerado alemán. En cuanto al sector audiovisual controla RTL, la cadena de TV con base en Luxemburgo (22 cadenas de televisión y 18 de radio en toda Europa) A través de RTL el grupo participa en la cadena española de televisión Antena 3. Posee, además, una parte del canal de pago alemán Premiere; los también alemanes Club RTL, RTL 2, Super RTL y Vox, el Canal 5 británico y los franceses M 6 y TMC, entre otros. Otra línea a seguir es la del Grupo Editorial Santillana, integrado por un conjunto de em- Los grandes grupos editoriales nacionales e internacionales se diversifican en sectores afines a la industria cultural, como prensa, cine y televisión ESPECIALIZACIÓN Las compañías menos grandes consideran que su futuro puede pasar por la publicación de textos especializados INTERNACIONALIZACIÓN Para aumentar la presencia editorial española en el exterior se han fomentado la realización de ferias y misiones comerciales presas que desarrollan su actividad en el área lingüística del español y del portugués. A lo largo de su existencia, el Grupo Santillana ha ido consolidando su especialización en la edición educativa, extendiéndola más allá de las fronteras españolas, con especial atención a Iberoamérica, donde el grupo es líder en el sector de libros para la enseñanza. Aunque en su origen el Grupo Santillana es netamente español, en la actualidad está presente con empresas propias en la práctica totalidad de los países de habla hispana, además de Portugal, Reino Unido, Brasil y Estados Unidos. Desde marzo de 2000, el Grupo Santillana forma parte del Grupo Prisa, al que pertenecen, entre otros medios de comunicación, el diario El País As Cinco Días la Cadena Ser; la entidad de televisión Sogecable, que incluye la televisión en abierto Cuatro y la plataforma de televisión digital vía satélite Digital Diferente caso es el de los grupos Anaya y Océano, comprometidos al 100 con el mundo del libro. El Grupo Anaya, está integrado en el Grupo Lagardère desde enero de 2004. Entonces, tras la autorización de la Comisión Europea para la compra del 40 de Editis, antigua Vivendi Universal Publishing, por el Grupo Lagardère, Grupo Anaya, con José Manuel Gómez como presidente, queda integrado en la división Hachette Livre del mismo grupo. Apoyo gubernamental Y mientras los grandes grupos crecen y crecen, y se posicionan en el mercado exterior, las otras esperan mayor apoyo gubernamental y de las diver- sas instituciones que afectan al sector. En este sentido, ¿qué está haciendo el actual Gobierno para reforzar esta industria? Por su importancia y su influencia en el mundo cultural, todos los gobiernos, en mayor o menor medida, y con mayor o menor suerte, se han preocupado de la industria editorial. Para el profesor Álvarez de Lara en cierta época fueron los incentivos a la exportación así como las subvenciones al consumo de papel las medidas tomadas para fomentar la actividad de esta industria, que si bien no tiene la importancia económica de otras, tiene más glamour Con la recuperación de la democracia, los sucesivos gobiernos lanzaron diferentes planes de fomento a la lectura que conocieron éxitos diversos. Pero el debate permanente en el sector es el precio fijo con argumentos convincentes tanto en un sentido como otro y con experiencias ajenas que dan elementos para la controversia. Es cierto que, si bien el índice de lectura es bajo comparado con los países del norte de Europa, el número de lectores ha aumentado como consecuencia del incremento del nivel cultural del país analiza el profesor de Esade. Para fomentar la presencia editorial española en el exterior, la FGEE y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) han destinado este año un presupuesto de 1,8 millones de euros, que ha servido para participar en ferias en el extranjero, organizar misiones comerciales inversas de compradores de otros países y poner en marcha los planes del Libro en Español en Estados Unidos y de derechos en el Reino Unidos. Fernando González Urbaneja EL FACTOR CERVANTES ada sociedad, cada economía, tiene ventajas comparativas que suponen oportunidades, que en unos casos producen buenos resultados y en otros no tanto. Cualquier ventaja comparativa requiere actuación diligente, despliegue de talentos y habilidades para obtener frutos tangibles. Nigeria, por ejemplo, tiene una colosal ventaja por sus importantes reservas de petróleo, pero está por acreditar que hayan propiciado mejoras en la generación y distribución de rentas para sus ciudadanos. El caso sirve para la Guinea que fue española. Caso contrario es el de Noruega cuya riqueza petrolera y gasista, honrada y eficazmente gestionada, lleva a esa sociedad al liderazgo del mundo en renta C La industria editorial española debe hacer menos visitas al ministerio y más horas de mercado y clientes per cápita y a mantener reservas para las futuras generaciones que otorgan seguridad adicional a los noruegos que para sí quisieran otros. Finlandia, por ejemplo, ha creado la ventaja comparativa de disponer de la sociedad mejor educada del mundo, lo cual explica algunos de sus éxitos. En el caso español hay ventajas comparativas evidentes, por ejemplo el clima, el sol y la playa, que han propiciado un sector turístico que figura entre los líderes del mundo y que sostiene el 12 del PIB y del empleo nacional. Cuenta también como ventaja la historia acumulada durante siglos y los rastros de culturas que se han sucedido durante tres mil años. Y cuenta, sobre todo, la ventaja de una lengua compartida por 500 millones de habitantes del plantea repartidos por toda la geografía, especialmente a los dos lados del Atlántico. Ese ventaja tiene que ponerla en valor la industria de la cultura (el libro, el cine, la televisión y demás medios informativos... con empresarios capaces de aprovechar las oportunidades de esa ventaja. A su favor tienen ahora un mercado local educado e interesado por la cultura y otro exterior más grande y creciente. La herencia cercana de la industria de la cultura española está construida con fundamentos poco sólidos, pero durante los últimos años se ha trasformado hasta alcanzar la dimensión imprescindible para contar en los mercados globales. Algunos de sus protagonistas y actores siguen aún ofuscados por lograr los viáticos de la mano dadivosa de las administra- ciones, por tomar el dinero y correr, más que por desarrollar mercados y crear productos que ganen clientes. Ese es el reto, entender que ahí se sustancia la ventaja comparativa y no en territorios pretendidamente superiores y exclusivos, ajenos al mercado y los clientes. Recalar en Cervantes y su Quijote, el activo por antonomasia de esta industria, puede ser la referencia más eficaz para circular por el buen camino, el de la libertad y la creación, el que predicaba y practicaba el autor de la historia del ingenioso hidalgo de la Mancha. Cervantes inventó los versos que antecedían su novela sin esperar que otros hicieran el trabajo, lo mismo sirve a la industria editorial española, hacer lo que debe sin esperar que otros se lo otorguen: menos visitas al ministerio y más horas de mercado y clientes.