Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA DOMINGO 31 s 12 s 2006 ABC En su primer año, la ley del tabaco provoca 15.800 inspecciones y 586 sanciones EFE MADRID. Durante el primer año de vigencia de la ley del tabaco se han llevado a cabo en toda España más de 15.800 inspecciones, pero apenas se ha sobrepasado el medio centenar de sanciones (586) aplicadas, en su mayoría, al sector de la hostelería. De la información facilitada por quince comunidades, a excepción de Andalucía y Extremadura, que no disponían todavía de los datos, se deduce una desigual aplicación en inspecciones y sanciones. Así, Cataluña acapara casi la mitad de las inspecciones realizadas en toda España, con 6.634, mientras que Madrid, Valencia, y el País Vasco, destacan por la ausencia de sanciones. En esta última comunidad, donde se han tramitado 101 denuncias por incumplimiento de la prohibición de fumar, la falta de sanciones se debe a que las administraciones públicas vascas aún no se han puesto de acuerdo sobre quien tiene la capacidad de hacerlo, y el Gobierno entiende que corresponde a los ayuntamientos y éstos que deben ser las instituciones autonómicas. Un inspector explica a un hostelero las nuevas normas que deben cumplir las máquinas de tabaco INES BAUCELLS Los bares sin las nuevas máquinas de tabaco podrán ser multados con 10.000 euros Los hosteleros advierten de los retrasos que están sufriendo en la instalación de los sistemas de seguridad en las expendedoras, que exige la ley del tabaco M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. A partir de mañana ya no va a resultar tan fácil comprar una cajetilla de cigarrillos en una máquina expendedora de tabaco de cualquier bar o restaurante del país. Y es que la ley del tabaco exige a los hosteleros que desde el 1 de enero de 2007 tengan adaptados estos aparatos con un sistema de seguridad que impida el acceso a los menores. Deberán poner mucho cuidado en ello. Si las expendedoras no están preparadas como obliga la normativa, los hosteleros tendrán que apagarlas y no tenerlas disponibles para su clientes, pues de lo contrario se enfrentan a una sanción grave con multas que oscilan entre los 601 y los 10.000 euros. Pero las fechas se han echado encima y no está nada claro que la mayor parte de las máquinas cuenten con esas exigencias técnicas que impone la ley. Entre otros motivos, porque ante el aluvión de pedidos de estos dispositivos a última hora se están produciendo retrasos en la instalación de los nuevos sistema de seguridad, como advierten los propios hosteleros y como reconoce uno de los principales fabricantes de máquinas de venta automática, Azkoyen. A partir de ahora, con ese dispositivo de seguridad, el cliente deberá solicitar, primero, al camarero la cajetilla de tabaco y éste una vez que compruebe que el consumidor es mayor de edad activará la expendedora con un mando a distancia. Para que eso sea posible se precisa un kit compuesto por el mando a distancia, un receptor que se instala dentro de la expendedora y un hardware que permite que la máquina se active a través del mando. La instalación del kit dura de 15 a 30 minutos dice el director de marketing de Azkoyen, José María López. Una operación sencilla y breve. Pero, como era de esperar, ante el aluvión de pedidos de kit que este tipo de empresas han recibido a última hora, no se ha podido evitar que los instaladores no den abasto y se produzcan retrasos. De hecho, desde Azkoyen reconocen que sus trabajadores están a tope y haciendo horas extras, intentado hacer todo lo posible para cumplir las fechas que marca la ley la estimación de esta empresa es que existen unas 180.000 máquinas expendedoras que precisan de la pequeña reforma Una cifra similar a la que dispone la Federación Española de Hostelería y Restauración (FERHR) que calcula unos 150.000 aparatos en el país con esas necesidades técnicas. Por eso desde la FERHR- -que representa a 320.000 hosteleros- su portavoz, José Luis Guerra, pide a las autoridades que valoren estos retrasos a la hora de inspeccionar la adaptación de las máquinas expendedoras a la ley. Porque, explica, tampoco los hosteleros han tenido tanto tiempo para realizar la instalación, ya que el Comisionado para el Mercado de Tabacos aprobó la resolución de las especificaciones técnicas de esos mecanismos el pasado 26 de septiembre, es decir nueve meses después de la entrada en vigor de la ley del tabaco En Madrid ni una sanción En el caso de Madrid, cuyos decreto de tabaco ha sido recurrido por Sanidad porque se salta prohibiciones de la ley estatal, no sólo no hay sanciones sino que los expedientes sancionadores abiertos- -unos 200- -se han efectuado a aquellos locales que incumplían sólo la ley autonómica del 2002. La Comunidad de Valencia, cuyo decreto también está recurrido por los mismos motivos, ha realizado 400 inspecciones, y fuentes de la consellería de Sanidad explicaron que no hay sanciones porque se ha dado cierta flexibilidad a los establecimientos para que se vayan adaptando. Todo lo contrario ha ocurrido en Asturias, donde se han impuesto 104 sanciones, que afectan en su mayoría al sector de la hostelería. También Galicia está a la cabeza, con 208. Otra comunidad muy activa ha sido Castilla- la Mancha, con 1.136 inspecciones y 27 expedientes sancionadores abiertos. Pero en el número de inspecciones realizadas, ocupa el segundo lugar, por detrás de Cataluña, la comunidad de Aragón, con 3.383. El 15 de los establecimientos inspeccionados han sido propuestos para ser multados por cuantías que oscilan entre los 600 y los 3.000 euros. 180.000 expendedoras Hasta ahora, Azkoyen ha vendido unos 60.000 kit de los 80.000 que tiene previstos, la mayor parte de ellos durante el pasado mes de diciembre, cuando las prisas han alertado a más de uno de la necesidad de adaptar sus aparatos para cumplir legalmente. Sin embargo, Las ventas de cigarrillos caen por primera vez Las ventas de cigarrillos que se han producido a lo largo de todo el año, desde la entrada en vigor de la ley del tabaco (1 de enero de 2006) hasta el pasado 30 de noviembre, han sufrido un descenso significativo. Por primera vez, las ventas de tabaco han bajado un 3,1 por ciento, pasando de las 4.265 millones de cajetillas que se adquirieron el pasado año, durante el mismo periodo, a las 4.131 millones que se vendieron en los once primeros meses de 2006. Enero fue el mes que menos pitillos compraron los fumado- res, posiblemente por el efecto de choque que produjo en sus primeros 30 días la ley del tabaco. A partir de entonces, las ventas de tabaco han oscilado entre los meses que aumentaban y los que descendían. Desde mayo a septiembre se registraron las mayores subidas. El descenso en un 3,1 por ciento de las ventas de cajetillas está en sintonía con los datos recientemente publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que estiman que en un año de vigencia de la ley del tabaco, el porcentaje de personas mayores de 18 años que fuman en España se ha reducido de un 25,8 por ciento a un 23,7 por ciento, es decir, tan sólo ha descendido un 2,1 por ciento.