Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA ETA rompe la treguasCronología DOMINGO 31 s 12 s 2006 ABC Cronología de un descarrilamiento 17- 5- 2005 Pistoletazo de salida El Congreso de los Diputados aprueba la resolución parlamentaria por la que se autoriza a José Luis Rodríguez Zapatero a abrir una negociación con ETA si la banda renuncia a la violencia. 22- 3- 2006 Alto el fuego Tres encapuchados de ETA comparecen públicamente y anuncian el alto el fuego permanente de la banda terrorista, que, según comunicaron, sería efectivo a partir del día 24. 22- 4- 2006 Ataque en Barañáin Un ataque de kale borroka en la localidad navarra de Barañáin calcina la ferretería del concejal de UPN José Antonio Mendive. El Gobierno de Zapatero decide no romper el proceso 29- 6- 2006 En el Congreso José Luis Rodríguez Zapatero da por concluida la etapa de verificación de ausencia de violencia y anuncia a un grupo de periodistas en el Congreso de los Diputados la apertura del proceso Un año y medio sin contar con la oposición La cronología del proceso emprendido por Zapatero arranca en realidad el día 17 de mayo de 2005, cuando obtuvo el respaldo del Congreso para negociar con ETA BLANCA TORQUEMADA MADRID. Sólo había pasado un año desde la llegada al poder de José Luis Rodríguez Zapatero y dos desde que el 30 de mayo de 2003 ETA había asesinado en la localidad navarra de Sangüesa a las que hasta ayer eran sus últimas víctimas mortales, los policías nacionales Julián Embid Luna y Bonifacio Martín. Fue el 17 de mayo de 2005 cuando José Luis Rodríguez Zapatero consumó en las Cortes la puesta en escena de su estrategia de aislamiento del Partido Popular, a costa de guarecerse en las minorías nacionalistas. Con respaldo de todos los grupos parlamentarios a excepción del PP (ese argumento manido que ha sido utilizado espuriamente, en un irresponsable ninguneo de quienes ocupan casi la mitad de la Cámara) el presidente del Gobierno defendió en el Congreso la moción por la que, si se daban las condiciones obtenía el necesario apoyo parlamentario para buscar el final dialogado de la banda terrorista ETA. Lo que fue vendido entonces como un preludio de la oficialidad y transparencia del proceso no sólo se ha traducido en una casi impenetrable opacidad de hecho sino que, en opinión de voces autorizadas de la resistencia frente a ETA, le supuso a la banda un inesperado balón de oxígeno cuando ya estaban casi ahogados, una intragable equiparación de los terroristas y el Estado como iguales en la interlocución A partir de ese momento, los acontecimientos se hicieron esperar más de lo deseable para el Ejecutivo, que confiaba en una rápida respuesta de la banda en forma de tregua como refrendo de su iniciativa de paz Tuvieron que pasar diez meses en los que no faltó la actividad terrorista en forma de extorsiones y atentados sin víctimas (como las bombas contra discotecas o contra la empresa Angulas Aguinaga, el 17 de diciembre de 2005) hasta que ETA hizo oficial su alto el fuego permanente con su tradicional escenografía de pistoleros disfrazados. El 22 de marzo tres encapuchados (una mujer ejerció de portavoz) anunciaron que la banda decretaba esta tregua que sería efectiva a partir del día 24. mento, difundido el 13 de mayo, de que el ataque no había sido ordenado por ETA, según demostraba el tercer informe de verificación recibido en Moncloa. El 15 de mayo el diario Gara publica una entrevista con dos miembros de ETA (considerada por los analistas como un comunicado más de la banda) en la que los terroristas advierten que sus exigencias políticas son un aspecto innegociable del proceso El distanciamiento entre el Gobierno y el Partido Popular se acentúa y, poco antes de una multitudinaria concentración en Madrid organizada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el 10 de junio, Mariano Rajoy anuncia en el Congreso de los Diputados que rompe toda relación con el Gobierno por la deriva del proceso Cúmulo de desafíos al Estado 1. ETA comunica en una grabación de video su alto el fuego en el mes de marzo. 2. Terroristas encapuchados disparan al aire en las afueras de Oyarzun (Guipúzcoa) en septiembre. 3. Los cajeros automáticos como éste de Sestao han sido objetivo de la kale borroka 4. El terrorismo callejero alcanzó cotas insoportables con la reciente quema de un autobús en San Sebastián. Verificación forzada El presidente del Gobierno anunció a partir de ese momento de alto el fuego que el Ejecutivo se aplicaría en verificar la ausencia de violencia, tras lo cual abriría la negociación ofertada a los terroristas. Su voluntarismo se vio pronto enturbiado por la evidencia de que ni cesaban los ataques callejeros ni desaparecían las extorsiones. En los primero días de abril se comprobó que empresarios navarros y vascos seguían siendo víctimas de chantaje, mediante cartas en las que se les exigía el pago del llamado impuesto revolucionario Y el 22 de abril se cruza en el camino de Zapatero otro obstáculo difícil de sortear: un salvaje acto de terrorismo callejero calcina la ferretería de José Antonio Mendive, concejal de UPN, en la localidad navarra de Barañáin, con grave riesgo para los residentes en el edificio en el que se hallaba el establecimiento. El Gobierno esquiva el descrédito con el argu- En un rincón de las Cortes La respuesta de José Luis Rodríguez Zapatero consistió en dejar patente que no consideraba imprescindible el respaldo del PP: el 15 de junio el jefe del Ejecutivo hace pública su intención de emprender los contactos con ETA en el verano. Su promesa de que haría oficial ese momento en las Cortes generó no pocas incertidumbres (Moncloa no concretaba ni el lugar exacto ni el momento) y se tradujo finalmente en una solución apresurada y muy discutida: en vez de comunicar la apertura del diálogo al Pleno de la Cámara, se limitó a informar de ello a un grupo de periodistas en otras dependencias del Congreso de los Diputados el 29 de junio, ya al borde del tiempo de descuento parlamentario. Antes, el 20 de ese mismo mes se había producido un importante golpe policial contra la red de extorsión de ETA, con la detención de 12 miembros de la banda vinculados con esos menesteres. Entre ellos, Julen Madariaga, uno de los fundadores de la organización terrorista. También en esos días se juzgó a Francisco Javier García Gaztelu Txapote por el asesinato 1 de Miguel Ángel Blanco, en una sesión significativa de la arrogancia y ausencia de arrepentimiento del autor de uno de los crímenes de ETA más repudiados por la sociedad. Patxi López con Otegi En la fase de sondeo estival tiene lugar un hecho crucial, el 6 de julio. El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, se reúne públicamente en el hotel Amara de San Sebastián con el líder batasuno Arnaldo Otegi, en una iniciativa que buscaba fomentar un buen clima para el proceso y abonar el terreno para la creación de la mesa de partidos exigida con ETA. Numerosas plataformas cívicas y colectivos de víctimas criticaron con extrema dureza esta entrevista, que, obviamente, contaba con el plácet de Moncloa. El 6 de agosto entran en escena las exigencias de los presos etarras con la huelga de hambre de José Ignacio de Juana Chaos, quien reclamaba su ex- carcelación. A mediados de ese mes, ETA difunde uno más de los ocho comunicados y pronunciamientos que ha hecho públicos a lo largo de esta tregua A estos episodios reivindicativos le sigue, el 23 de septiembre, la exhibición de unos terroristas encapuchados, que lanzan disparos al aire en las afueras de la localidad guipuzcoana de Oyarzun. El robo de las pistolas El 23 de octubre el proceso sufre otro golpe con el robo de más de 300 pistolas y revólveres en un arsenal de Francia. A pesar de qué ya al día siguiente las autoridades francesas hicieron pública la autoría de ETA, el Gobierno tarda casi una semana en asumir el hecho. En esos mismos días, el 25 de octubre, los socialistas llevaron al Parlamento Europeo una moción con la que buscaban apoyo internacional al proceso Lo obtuvieron por escasísimo margen y cosecha- Zapatero ha transigido con el atentado de Barañáin, con los incidentes de Oyarzun y con el robo de armas