Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 31- -12- -2006 ABC ESPAÑA www. abc. es ETA coloca una furgoneta bomba que destruye un aparcamiento de la T 4 y deja dos desaparecidos Zapatero sólo da por suspendido el proceso pero se niega a afirmar que esté rotos Desconcierto del Gobierno que decía tener garantías de la banda JAVIER PAGOLA PABLO MUÑOZ MADRID. La banda terrorista ETA colocó a primera hora de la mañana de ayer una furgoneta bomba con aproximadamente 200 kilos de explosivos, la mayor carga empleada por la banda en los últimos 15 años, en uno de los aparcamientos de la terminal T- 4 del aeropuerto de Barajas. La explosión, de gran intensidad, causó dos desaparecidos, decenas de heridos e importantísimos daños materiales. Minutos antes de las nueve, tres llamadas telefónicas alertaron de la colocación del artefacto explosivo. ETA tardó menos de 24 horas en dejar en evidencia el optimismo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la marcha del llamado proceso de paz y decidió romperlo. Por primera vez, la banda rompía una tregua sin una declaración previa, lo que provocó el desconcierto en el Ejecutivo tal como admitió el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en rueda de prensa. A pesar del brutal ataque, el jefe del Ejecutivo, en contra de lo que le exigió el líder de la oposición, Mariano Rajoy, sólo dio por suspendido el diálogo con los etarras y dejó la puerta abierta a retomar los contactos en el futuro si se demuestra que hay una voluntad inequívoca de los terroristas de renunciar a la violencia. A las nueve de la mañana de ayer, el vehículo estacionado por los terroristas estallaba. Si finalmente se confirma su muerte, como anoche temían todas las fuentes, serían las primeras víctimas mortales de ETA en cuatro años, y se habrían producido además sólo unas horas después de que. a mediodía del viernes, el jefe del Ejecutivo asegurara en rueda de prensa que dentro de un año estaremos mejor que hoy en lo que se refiere al final de la banda. La carga explosiva que contenía el vehículo, 200 kilos, es la mayor que han empleado los terroristas en los últimos quince años El atentado coloca a Zapatero en una situación crítica y demuestra que adoptó decisiones sin una información fiable dades particularmente inquietantes: la primera opción, es que los negociadores de ETA- -particularmente el que se consideraba su jefe máximo, Josu Ternera no controlan la organización tal como habían asegurado; la segunda, que la banda ha vuelto a su ya conocida estrategia de decretar una tregua trampa para reorganizarse y armarse cuando estaba en un momento de máxima debilidad, y durante todo este tiempo ha logrado engañar al Ejecutivo, y la tercera hipótesis es que nos encontremos ante una escisión de la organización terrorista. Hipótesis extorsiones a empresarios y del progresivo aumento de los actos de kale borroka La previsión, por las noticias que teníamos, era que al menos hasta poco antes de las elecciones autonómicas y locales no se iban a producir novedades significativas en el proceso aseguran las citadas fuentes. Los expertos de la lucha antiterrorista consultados destacaron asimismo que es particularmente soprendente que la banda haya perpetrado un atentado sin realizar una declaración previa de ruptura del alto el fuego y sólo unas semanas después de que los jefes etarras mantuvieran una reunión en un país centroeuropeo con los enviados del Gobierno, en la que los terroristas dieron garantías de que el llamado proceso de paz aunque pasaba por dificultades, no iba a romperse al menos de momento. El atentado, según esas fuentes, abre un abanico de posibiliSi se confirman cualquiera de las dos primeras posibilidades- -que Josu Ternera no controla a la banda o que ETA ha engañado al Ejecutivo- -estaríamos ante una situación particularmente delicada, ya que demostraría que la información que Zapatero dispone sobre la situación interna de la organización no es buena y ha tomado decisiones sin contar con datos fiables sobre la mesa. Hay que recordar en este punto que en la anterior tregua de 1998 el Ejecutivo presidido entonces por José María Aznar disponía de una información al detalle de todos los movimientos internos de los terroristas, lo que hizo que aquella ruptura no sorprendiera en modo alguno al Gobierno, tal como ha sucedido ahora. La tercera posibilidad- -que una facción de ETA haya actuado al margen de la dirección de la banda- era ayer considerada como la menos probable por parte de los expertos de la lucha antiterrorista. En algunos círculos sociales se había hablado de ello- -aseguraban ayer esas fuentes- pero no existe el menor indicio de que se haya producido esa ruptura. ETA siempre ha tenido un funcionamiento asambleario y cuando se toma una decisión todo el mundo la asume Si por algo destacan los etarras- -añadían los citados medios- es por su disciplina interna, aunque en estos momentos de la investigación tampoco se puede descartar esta hipótesis Además, es muy difí- Estupor y sorpresa Tanto en medios de la lucha antiterrorista como en el propio Gobierno se acogió con estupor y sorpresa la ruptura del alto el fuego permamente declarado por la organización terrorista el 24 de marzo, las mismas sensaciones que hubo en el mundo proetarra. Las fuentes consultadas por ABC aseguraron que no disponían de ningún dato operativo que permitiera sospechar que ETA iba a cometer un atentado a corto plazo, incluso a pesar del robo de las 350 pistolas en Francia, de la localización, hace sólo unos días, de un zulo en Amorebieta (Vizcaya) con material para fabricar explosivos, de las La banda recordó al Ejecutivo el precedente del 11- M En alguno de los contactos mantenidos entre enviados del Gobierno y ETA los terroristas llegaron a recordar el precedente de los atentados de Madrid, que cambiaron según sus análisis el resultado de las elecciones generales del 14- M. La banda, que nada tuvo que ver con la matanza, sí se valió de esa experiencia para presionar al Ejecutivo con la posibilidad de perpetrar un ataque en vísperas de las próximas elecciones locales y autonómicas de mayo. Esta circunstancia, junto a otras informaciones que ahora se han revelado incorrectas, hacían pensar al Gobierno que de momento no existía peligro de un atentado. Tampoco la izquierda abertzale sospechaba en modo alguno que ETA iba a volver a actuar y de ahí que el cabecilla de Batasuna Arnaldo Otegi tardara varias horas en reaccionar ante el ataque y ni siquiera se lo atribuyera de forma inequívoca a la banda terrorista. Las fuentes consultadas consideran que esta es un prueba más de que la coalición ilegal está a las órdenes de los pistoleros, que son los que toman las decisiones. cil que un grupúsculo descontrolado pueda tener acceso al material para perpetrar un ataque como este Las consecuencias del atentado en la lucha contra el terrorismo etarra son evidentes y las fuentes consultadas aseguran que ahora habrá que cambiar todo el planteamiento que teníamos en este asunto. Es obvio que trabajábamos sobre unos presupuestos equivocados y ahora hay que replantear