Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 la entrevista DOMINGO 31 s 12 s 2006 ABC (Viene de la página anterior) civilizaciones además del Islam y Occidente y no todas son igualmente valiosas, como es obvio. Pero si eliminamos la carga normativa del complejo concepto de civilización y lo reducimos a grandes familias culturales hay una civilización sínica u oriental, otra del inmenso subcontinente indio y al menos otra africana, aparte, por supuesto, de la occidental (que incluye América Latina, en contra de lo que piensa Huntington) Pues bien, Japón se occidentalizó hace siglo y medio y le han seguido numerosos países asiáticos, incluido China. Otro tanto ocurre con la India. Y desde luego no hay conflicto de civilizaciones con o en África. En ninguno de estos sitios hay anti- occidentalismo ni regreso de los Dioses como sí ocurre en el islam. De modo que la pregunta no es qué pasa con las civilizaciones, sino qué pasa con el Islam que no pasa con otras. Por eso el proyecto político de la Alianza de Civilizaciones de Zapatero menosprecia a todas menos al Islam, y me pregunto qué pensarán de ello chinos o indios. Pero además, a la hora de buscar aliados en el islam, Zapatero se ha encontrado los más atípicos. De una parte Irán, que es, aparte de un gobierno totalitario y desestabilizador, es persa, no árabe, no habla árabe sino farsi (es decir, persa y es hereje, chiita, y menospreciado y temido por la mayoría de los países árabes sunies. Y que tengamos como aliado a un país que se está mofando de la comunidad internacional es chusco. Y el otro aliado es Turquía, que tampoco es árabe ni habla árabe, y que es el Imperio Otomano, colonizador de buena parte de los países árabes, y occidentalizado a latigazos (y superficialmente) por Ataturk. De modo que la pomposa Alianza de Civilizaciones se limita al islam y, dentro de él, a lo menos representativo del mismo. Me temo que, al final, ni siquiera servirá para sacar a España del mapa del terrorismo islámico, que es el único objetivo para el que podría servir. Si pretendemos contribuir a solucionar los muchos problemas del mundo lo que necesitamos es una sólida alianza de democracias que sea capaz de hacer efectivo el sistema de Naciones Unidas, y el núcleo duro de esa alianza es el entendimiento entre la UE y los Estados Unidos. Ese debería ser el objetivo de nuestra diplomacia. El profesor Lamo de Espinosa censura que las niñas se vean forzadas a llevar velo ciente, por ejemplo, del Council on Global Terrorism) siguen mostrando a Europa como el objetivo principal más próximo, incluso por delante de Estados Unidos. Y ya dentro de Europa, España ha sido y sigue siendo lugar de formación, reclutamiento y financiación, todo a un paso de la acción misma. No se por qué razón nos negamos a leer sus declaraciones y a creerlas, como sí hacemos, por ejemplo, con las de ETA. Pues bien, si escuchamos lo que dicen Bin Laden y secuaces su guerra es contra occidente y contra el infiel, e invitan a atacar dónde y cómo se pueda. Estamos en el punto de mira; todo depende de que haya una oportunidad de disparar. Y antes o después la habrá. Además, sabemos que llevan años buscando armas de destrucción masiva, biológicas, químicas o nucleares, y antes o después las tendrán. No creo en la guerra contra el terrorismo de Bush, y lo escribí antes del 11- M, pero no olvidemos que el terrorismo no es sino guerrilla urbana, y la guerrilla, urbana o rural, es una forma de guerra cuando hay asimetría entre los contendientes. De modo que, como ETA, nos están haciendo la guerra. noruego (por el Instituto donde se localizó por vez primera) un documento yihadista en árabe, desconocido entonces para el CNI, en el que se detallaba la polarizada situación política española y se mencionaba la necesidad de atacar a España para que ganara el PSOE y este retirara las tropas de Irak, que sería así el primer eslabón de la cadena de defecciones de aliados americanos. Un documento que, posteriormente, apareció en el disco duro de los terroristas de Leganés. ¿Debemos pensar que fue pura casualidad que el atentado se produjera el 11 de marzo? No es creíble. Otra cosa es si hubiera habido atentado al margen de nuestra presencia allí, y la respuesta es que probablemente sí, como los ha habido en Turquía o Marruecos, y como lo prueba el que el atentado comenzara a fraguarse antes de la crisis de Irak. Ningún país está libre de ese riesgo, pero el aquí y el ahora, sí creo que tiene mucho que ver con la visibilidad de nuestra presencia en Irak. De lo que cabe extraer una importante consecuencia para el actual llamado proceso de paz vasco. Cuando los dos principales partidos están en confrontación en temas de Estado, abren una ventana de oportunidad por donde se pueden colar los terroristas para hacer política, e incluso influir en los resultados electorales. Creo que ocurrió el 11- M, y creo que puede volver ocurrir. Por eso el consenso en temas de Estado no es una cuestión de mera estabilidad; afecta directamente a la seguridad, a nuestra seguridad. Harían bien en escuchar el mensaje de Navidad del Rey y sentarse a hablar seriamente. No se entiende que se esté dispuesto a hacer concesiones a ETA pero no al PP. consecuencias no queridas del fin de la Guerra Fría. Se ha dicho con frecuencia que el modo como termina y se cierra una guerra, abre la siguiente. Así ocurrió con la Paz de Versalles, que abrió la segunda guerra mundial, y así ocurrió con Yalta, que cerró la segunda guerra mundial pero abrió la Guerra Fría. Pues bien, la regla se cumplió de nuevo, y el modo de cerrar la Guerra fría abrió la actual confrontación con el islam. Como sabemos, la Guerra Fría la cerró la caída de la Unión Soviética, que arrastra causa de la ocupación de Afganistán en 1979. Y como sabemos también, ahí están las raíces y el crisol del fundamentalismo suní y de la misma Al Qaida. Pero a ello debemos añadir un segundo dato que con frecuencia olvidamos: ese mismo año de 1979 caía también el régimen del sha de Persia y triunfaban los ayatolás, de modo que otro fundamentalismo, ahora el chiita, ocupaba el poder en ese enorme país. Podemos pues decir que las dos máquinas del fundamentalismo islámico se pusieron en marcha el mismo año: 1979. Una, la chiita, con el apoyo explicito de Rusia y Francia (que fletó un avión de Air France para el regreso de Jomeini a Teheran) y de la opinión ilustrada europea, una vez más arrastrada por su anti- americanismo. La otra, la suni, la afgana- saudita, contaría pronto con el apoyo de los Estados Unidos que los utilizarían (con éxito, por cierto) como ariete contra la Unión Soviética. Paradojas del Occidente que hoy se tira los trastos. Es difícil separar la dimensión religiosa de la política, especialmente en una religión integrista como es el islam No pocos analistas aseguran que lo que se discute hoy en lo países musulmanes no es ya occidente sí o no sino terrorismo de Al Qaida sí o no Todos los estudios siguen mostrando a Europa como el objetivo más próximo, incluso por delante de Estados Unidos -España sufrió el 11- M, ¿piensa que la salida de las tropas de Irak ha sacado a España del listado de países de alto riesgo? -No. Desgraciadamente no. Sirvió para descolocar nuestra política exterior dando un gran triunfo a Al Qaida, pero todos los estudios (el más re- -El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo vincula los atentados de Madrid con la presencia de España en Irak ¿comparte el diagnóstico? -Desgraciadamente sí. Creo que nunca olvidaré cuándo, la noche del 15 de marzo, Haizam Amirah Fernandez, investigador del Elcano en temas árabes, me leyó por teléfono el documento que dimos en llamar ¿Por qué la radicalización del islam? -Antes daba una razón de ello: el fracaso de la modernización, fuera cual fuese la vía seguida para occidentalizarse, a lo que ha contribuido poderosamente el petróleo, que permite elites ricas y poderosas sobre sociedades incultas. Pero en los orígenes de los dos fundamentalismos, el sunni y el chiita, encontramos siempre las