Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 30 s 12 s 2006 MADRID 49 En el infierno también es Navidad En los rincones más degradados también se vive la Navidad, como en el poblado de Las Barranquillas, donde conviven los chutes con abetos y mazapanes. Allí cada uno lo celebra como puede POR M. J. ÁLVAREZ FOTOS ERNESTO AGUDO MADRID. Dos decorados y una sola realidad. A la habitual degradación del poblado marginal de Las Barranquillas, situado en Villa de Vallecas, también llega la Navidad. En sus dos avenidas más de un centenar de personas se exponen a la vista de todos, consumidos por viejas adicciones. A la intemperie o en el interior de vehículos, destartalados, nuevos o seminuevos, entre escombros, o en medio del barrizal, se ponen su dosis diaria. Cientos de personas deambulan a diario por este paisaje desolado y en ruinas, en medio de la nada. Incomunicado y alejado del resto del mundo. Las fogatas en las puertas de las chabola son la señal de que se vende droga. Los toxicómanos arrastran sus males y su vulnerabilidad, que, en estas fechas, se acrecienta. De ahí que algunos opten por la vía rápida de la evasión y consuman más para olvidar que un día tuvieron familias, mujeres, novias, hijos... a los que eluden por el rechazo o el temor al mismo. Es la forma que eligen para tirar para adelante: hacerse más daño aún. Otros, por contra, se encierran en un mutismo absoluto. No quieren saber nada de su vida anterior y lo que ello significa. Algunos obtienen pidiendo limosna los 25 o 30 euros que les cuestan las 5 micras de heroína o las tres de coca que se ponen cada día. En medio de mulas, perros famélicos, pinchódromos y fumaderos -cualquier cobertizo- -hay un lugar que invita a la esperanza. Que indica que otra vida es posible y que ofrece a los drogodependientes una atención básica y un trato digno. Es el Centro Asistencial de Reducción del Daño (Card) de la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, que integra el Dispositivo Asistencial de Venopunción (Dave) conocido como narcosala además del Centro de Emergencia. Éste El dispositivo de la Comunidad de Madrid fue decorado el 22 de diciembre ofrece los servicios de lavandería, duchas, ropero, biblioteca, albergue (tiene 57 camas, más otras dos de emergencia) comedor (dispensa cuatro al día) y que, a partir de las once de la noche, se transforma en área de descanso (28 plazas) y acoge a las yonkis cuando terminan de ejercer la prostitución- -los preservativos brillan por su ausencia en este entorno- o a los machacas esclavos del traficante cuando éste da por finalizada la jornada. En este reducto, donde reina el respeto y las normas, y donde los trabajadores tratan de encontrar el resorte de cada toxicómano para que den el salto hacia la reinserción no falta el espumillón ni el abeto. El pistoletazo de salida a las fiestas comenzó el día 22 cuando decoraron todas las instalaciones. Ese día se regaló a cada usuario una bolsa de dulces típicos (polvorones, turrones y mazapán) No pasan por alto ninguna fecha y ofrecen menús especiales cada 24 y 25 de diciembre y el 31 y 1 de enero. La afluencia aumenta en Nochebuena, cuando servimos 117 cenas, en vez de las 70 u 80 de cualquier otro día explica Miguel Ángel Vargas, coordinador del Card. Crema de calabacín, langostinos, gambas, redondo de ternera y flan con nata compondrán la cena del 31. Además de las uvas de la suerte a las 0,00 Eso sí. Sin champán. Los que quieran brindar tendrán que hacerlo con refrescos: el alcohol está vedado. A pesar de que hay provisiones para 140 personas, siempre acude menos gente por ser un día más festivo. Entre los que van, una veintena repite. La mayoría piensa que está atravesando una situación temporal A veces, el milagro se produce, a pesar de las recaídas. Y, también los reencuentros, como ocurrió el día 24, cuando una familia de color se llevó a su hijo. O con gestos como el de la heroinómana que regala a un ATS dos barbies rescatadas de la basura para sus hijas. El Centro de Reducción del Daño, en cifras Usuario. Varón de entre 35 y 40 años con 15 años de consumo. Cada día acuden entre 115 y 120 personas distintas (cien hombres por cada 20 mujeres) Venopunciones: 1.400 al mes. Sustancias. El descenso del consumo de heroína y el incremento de la cocaína ha provocado una bajada en los usuarios. Con todo, el 85 se inyectan la mezcla de ambas y el 20 sólo el polvo blanco Nacionalidad. El 60 española. Respecto a los extranjeros, el 25 es del este de Europa y el 10 de Asia, África, etc. El día de Nochebuena una familia de color se llevó del Centro de Emergencias a su hijo La mayoría, a pesar de su situación, considera que está atravesando una mala racha temporal Albergue y área de descanso: 8.958 y 5.515 (de enero a noviembre) Comidas: 79.711. Derivaciones: 150. Una pipa fabricada con la tubería de la calefacción Frente al Centro de Reducción del Daño hay toxicómanos acampados permanentemente