Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID SÁBADO 30 s 12 s 2006 ABC AL DÍA SE DICE, SE COMENTA El vicealcalde madrileño, Manuel Cobo, ha demostrado ser un amante de las tradiciones españolas: el 28 de diciembre, día de los Inocentes, estaba dispuesto a salir ante la prensa para colar entre los acuerdos reales uno de chufla. Primero, pensaba recordar una vieja reivindicación municipal para que los Presupuestos Generales del Estado recogieran una partida de 15 millones de euros para Madrid, igual que la que se destina a Barcelona. Reivindicación que se rechazó en su día pero que él transformaba en real merced a un convenio- -la inocentada- -con el Gobierno de Rodríguez Zapatero. ¿Para qué sería el dinero? Para el programa Alianza de las civilizaciones el Ayuntamiento encargaría la fabricación de alianzas- -anillos- -de distintos modelos, a repartir entre los madrileños. Habría un ejemplar único, destinado al presidente del Gobierno, con un pedrusco de grandes dimensiones equipado con lo último en tecnología: acceso a internet, MP 3, cámara digital... Y capaz de emitir una imagen tridimensional del globo terráqueo con todas sus civilizaciones: etruscos, fenicios, cartagineses... Sus compañeros, por mayoría, le hicieron desistir. CARTAS DE LOS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepase el espacio destinado a ellas. Ignacio Ruiz Quintano El SER y Urbanismo Cuando pusieron el SER (Servicio de estacionamiento regulado) a principios de este año en Chamartín, concretamente donde se ubica la Gerencia de Urbanismo, en tres de las cuatro calles que bordean la manzana dejaron tres zonas con trazos blancos en la calzada para que aparcaran los coches municipales; en la calle de Paraguay 2006 E n días como hoy decía Villalón que acabaría metiéndose a cartujo, porque la mujer que más le gustaba tenía un dedito menos de altura de lo que él quisiera, y el mejor caballo de su ganadería tenía la frente un poquito acarnerada... Hablando de Villalón, hay que decir que, vistas, por escrito, las razones de la ministra Narbona para chinchar a los españoles con los toros, la polémica queda zanjada. La ministra Narbona forma, junto con la ministra Salgado, lo que literaria y españolamente se conoce como las Izquierdo de nuestra política, una de cuyas ramas principales es el socialismo de Puerto Hurraco. Con su redacción antitaurina, la ministra Narbona ha desnudado intelectualmente a todo el Consejo de Ministros de España, que, en efecto, hoy está en esas manos. Con España nos pasa, pues, lo que a Chesterton con el catolicismo: si ha podido sobrevivir a semejantes criaturas, es que se trata de la religión verdadera. Es la España que ha elegido Mujer del Año a la vicepresidenta Fernández, lo que demuestra que en España se sabe de mujeres por lo que se lee en los libros, y no vamos a descender ahora a la discusión de cuántos libros hemos leído. Como dice House, mejor mirar la TV Yo creo que lo mejor de 2006, lo mismo que de 2005, ha sido House, aunque los premios se los lleve Anatomía de Grey cuyos personajes son unos tolais. El negro con jersey de rombos y quevedos es un tolai. La china histericona es una tolai. El caucásico que va de guaperas es un tolai. Hasta Grey, pitañosita ella, es una tolai. Pero el hecho de que todos los personajes sean tolais es lo que hace a los demócratas identificarse con una serie que hará las delicias incluso de Mansur Escudero, el rezador cordobés, que no es un tolai, sino un psiquiatra que plantea la reconquista de la reconquista española como una partida de ajedrez contra el PP, el sionismo y el papismo. El psiquiatra sostiene que el mensaje de Jesús no se entendería sin Aristóteles y que Aristóteles se lo debemos al islam. Algo así como La verbena de la Paloma a base de chotis, que es una danza escocesa; gorrilla, que es de los muelles del Támesis; y mantón de Manila, que es de Manila. CHEMA BARROSO Oficialmente, la llegada de los Reyes Magos marca el fin de las Navidades. Hasta ese momento, el mercado tradicional de la Plaza Mayor será uno de los ejes festivos en Madrid. Sus puestos, de belenes u objetos asociados a estas fechas, siguen colmados de público. Sin embargo, hay quienes ya lo abandonan: son los que vendían pinos y abetos para la decoración de las casas madrileñas. ocho plazas, 15 en la de Guatemala y 8 en la de Puerto Rico. Además de estas zonas había para las personas que iban a resolver asuntos a la Gerencia aparcamientos de una hora con trazos azules para veinte plazas. En estas plazas aparcaban los que tenían un distintivo del Ayuntamiento, que según la Gerencia sólo servía para dentro del edificio (dos aparcamientos, uno a ras de calle y otro subterráneo) según un aviso que pusieron en la calle de Paraguay. Por lo tanto, los controladores les multaban y salían protestando. El final de la historia es que desde hace unos días han aparecido unas placas que sustituyen a las anteriores, que dicen Laborables de lunes a viernes, sólo para vehículos del Ayuntamiento y autorizados de 8 a 17 en las 20 plazas que había destinadas a resolver los asuntos de Gerencia y, además, otras 59 plazas, ambas, en la calle de Paraguay, prácticamente toda la calle siguiendo con los trazos azules en la calzada. El Ayuntamiento siempre nos está dando consejos, por ejemplo tenemos que reciclar, pero cuando hay algún privilegio como en este caso, para los funcionarios, y nosotros que vivimos enfrente a pagar. Por lo demás, todos somos iguales. Que pena que no seamos todos funcionarios para poder disfrutar de los moscosos, poder salir a desayunar y, por último, poder aparcar. Y no nos queda otra solución qmás que aguantar. ¿Hasta cuándo? José Luis Hernández Ramos. Madrid Pedro Sánchez Pérez- Castejón Concejal del Ayuntamiento de Madrid (PSOE) POLÍTICA ANALÓGICA EN LA TDT H ace escasos días el alcalde de Madrid presentó la nueva televisión digital (TDT) del Ayuntamiento de Madrid. Como en tantas otras ocasiones, el canal de Ruiz- Gallardón se ha quedado en un producto enlatado, con mucho presupuesto y poco talento, donde sobra la propaganda y falta el ciudadano. El nuevo canal local huele a antiguo por los cuatro costados. No es una televisión independiente ni plural, la prueba del nueve es que su máximo responsable es un miembro del gobierno municipal. Me pregunto ¿qué diría Rajoy si al frente de la RTVE, el gobierno de España nombrara a un ministro? Afortunadamente tal despropósito no ocurre a nivel estatal, pero sí en el ámbito municipal. Las vueltas que da la política, parece que el centrado Ruiz- Gallardón ha superado en intervencionismo a la extrema Esperanza Aguirre; al menos ésta nombra al frente de Telemadrid a su ex jefe de prensa, mientras que aquel designa como jefe del ente local al máximo responsable municipal de economía, Miguel Ángel Villanueva. La participación de asociaciones sectoriales y de vecinos ni está ni se la espera. No existe un ór- gano de participación de las mismas y la oposición municipal no cuenta con una representación proporcional en su Consejo de Administración, algo corriente en otros entes públicos. Antes de dar sus primeros pasos, la viabilidad financiera del canal digital ya está en entredicho. En tres años, las pérdidas de la empresa municipal encargada de gestionar el canal superan los 12 millones de euros; y, en 2006, las pérdidas previstas representarán el 80 por ciento del capital social de la mencionada empresa. A día de hoy, no existe una previsión de ingresos y costes a medio plazo, lo que significa que estamos ante otro bolsillo roto por el que se despilfarrarán los recursos públicos municipales. Los contenidos a emitir por el canal no serán provechosos para los madrileños. El gobierno municipal ha vendido la idea de que éste será un canal de promoción de la ciudad para atraer turistas. Más claro agua, se olvida del madrileño que es quien paga la televisión. Además, supone una equivocación estratégica ya que los turistas que nos visiten, lo último en que pensarán será en ver el canal municipal. Es como tratar de promocionar un crucero cuando uno está ya dentro de él. En resumen, el alcalde ha encendido un canal que ni tan siquiera cuenta con los mínimos niveles de independencia y pluralidad que merece la ciudadanía. Esta televisión no será más que otro espejo en el que se reflejará el gobierno municipal ante la indiferente mirada de una ciudadanía nuevamente olvidada por sus gobernantes locales. Lo dicho, antigua política enlatada en formato digital; política analógica en la televisión digital municipal.