Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 12 06 SALUD LA DUDA ¿El jet- lag afecta a las personas de más edad? Sí, podría, según las últimas investigaciones realizadas con animales de experimentación. El jet- lag es ese trastorno que sufren las personas que viajan a un país en el que deben retrasar o adelantar casi media circunferencia las horas que marcan su reloj. La adaptación del organismo a un nuevo horario produce enormes dificultades en relajarse y dormir porque se altera el reloj biológico del organismo. Esta alteración podría afectar en mayor medida a las personas de edad, según un estudio de la Universidad de Virginia (EE. UU. realizado con ratones, con los que se simuló este tipo de vuelos transoceánicos. Los ratones más viejos incluso murieron durante la investigación. El estudio sometió a los roedores a un vuelo semanal, equivalente a la distancia entre Washington y París. El jet- lag aceleró el envejecimiento y la mortalidad de los roedores más viejos. Los ratones de menos edad se recuperaban más rápido y no achacaban los efectos tanto como los de más edad. El estudio es uno de los trabajos más serios que buscan los efectos en la salud del jet- lag El efecto de los vuelos se simuló poniendo a los ratones en condiciones diferentes de exposición a la luz para alterar su ritmo circadiano. Aunque los expertos se muestran cautos, los mensajes en clave escondidos dentro del genoma humano darán origen a nuevos tratamientos EPA Medicamentos Respuestas en el genoma para la hepatitis y el lupus Con prudencia, los investigadores esperan los resultados de las últimas pruebas sobre dos medicamentos que ofrecerían esperanzas en dos enfermedades difíciles de tratar TEXTO: JOSÉ LUIS DE HARO NUEVA YORK l genoma es todo un ensayo en clave sobre la complejidad humana. Quizás entre sus páginas codificadas se escondan gran parte de los secretos que puedan dar solución a enfermedades hoy incurables o difíciles de tratar. Por eso, la Ciencia del Genoma Humano (HGS, sus siglas en inglés) se ha E convertido en un verdadero foco de esperanza, cuando, tras quince años de investigaciones, ha conseguido que dos medicamentos para tratar el lupus y la hepatitis alcancen su fase final de prueba. De resultar positiva cambiaria radicalmente la forma de afrontar dichas dolencias. Esta compañía, fundada en 1992 por el científico licenciado por la Universidad de Harvard William Haseltine, ha abierto grandes expectativas pero pocos resultados a sus inversores y posibles pacientes durante sus diez años de existencia. Pero la paciencia y el tesón han dado los primeros frutos después años de duro trabajo. Una de sus más fuertes apuestas, un medicamento contra la hepatitis, está siendo ensayada en-