Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID SÁBADO 30 s 12 s 2006 ABC El Corte Inglés presentará el proyecto de su ciudad en Azca en los próximos días El Ayuntamiento de Madrid espera recibir a comienzos de año el estudio de detalle S. M. MADRID. Los planes de El Corte Inglés para el solar que fue el edificio Windsor se conocerán en breve. Fuentes del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid aseguraron ayer a ABC que esperan para los próximos días que la empresa española presente el correspondiente estudio de detalle sobre la zona. Una vez lo tengan en sus manos, Urbanismo dividirá la actuación entre varios técnicos, que la estudiarán para ver si se ajusta a la normativa urbanística en vigor. La parcela del antiguo edificio Windsor tiene una edificabilidad máxima de 35.657,82 metros cuadrados, y el Ayuntamiento no está dispuesto a aumentarla en un solo centímetro. Los usos permitidos son los terciarios: comercio u oficinas. En caso de reconstruir la torre, ésta podría tener una altura máxima de 28 plantas, indicaron las mismas fuentes municipales, tras realizar los estudios pertinentes. El Corte Inglés ha adquirido el solar del antiguo Windsor a sus propietarios, la familia Reyzábal, en una operación que se conoció el pasado jueves, a cambio de un desembolso cercano a los 500 millones de euros. Con la compra, los grandes almacenes españoles se han hecho con un importante espacio en la milla de oro madrileña, el corazón financiero de la ciudad, junto a uno de sus almacenes más grandes, el de Castellana, frecuentado cada día por entre 20.000 y 30.000 personas, según datos de la empresa. Quedan por despejar los planes de la firma para este espacio privilegiado: sus portavoces han manifestado la intención de realizar un desarrollo comercial, pero está por ver si no incluirán también oficinas. Cámara en la calle Serrano; el Ayuntamiento dice que es para el control del tráfico CHEMA BARROSO Cámaras a la caza de quien se salte la luz roja del semáforo El Ayuntamiento tiene dispositivos para controlar esta infracción, vigilar el tráfico y evitar la entrada en zonas restringidas S. M. MADRID. Cientos de semáforos madrileños cuentan con cámaras que captan el momento en que el conductor desaprensivo se salta el semáforo en la fase roja. El Gobierno municipal las implantó hace ya varios meses con el objeto de controlar cuántos conductores incurren en esta nefasta práctica. Los taxistas conocen muy bien dónde están: son los principales sufridores de sus efectos. Y lo peor no es la multa, sino los puntos que te quitan señala alguno. Están sobre los semáforos, son perfectamente visibles, y tienen como objeto, según el Ayuntamiento, poder llevar un recuento de cuántos conductores se saltan la fase roja rentemente los carriles- bus y las zonas de parquímetros, aunque pueden salirse de estos límites y retratar al infractor en cualquier punto de la ciudad. Desde estos vehículos no sólo se fotografía a quien comete la falta, sino que se procesa y envía directamente la multa correspondiente. Los médicos del Marañón dan una tregua y reanudan la actividad por las tardes G. Z. MADRID. Los médicos del Hospital Gregorio Marañón aprobaron ayer conceder, temporalmente una tregua al Gobierno regional y retornar a las consultas y cirugías que voluntariamente realizan por las tardes. Los facultativos suspendieron el pasado día 24 esta actividad (cien consultas y entre 30 y 40 operaciones diarias) para reclamar la equiparación salarial con el resto de médicos de la Comunidad autónoma. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, se comprometió el jueves a igualarles los sueldos con los 12.800 médicos del sistema regional sanitario. En la situación de los profesionales del Gregorio Marañón están también los de los hospitales de El Escorial, Guadarrama y Virgen de la Poveda, que provenían de centros sanitarios que ya gestionaba la Comunidad antes de las transferencias sanitarias de 2002. La medida afecta a unos 1.200 médicos y supondría la elevación de su sueldo en unos 9.000 euros anuales, de media, así como subidas en diferentes conceptos, como las guardias. Los facultativos volverán a reunirse en asamblea el día 10. Vigilancia de tráfico En la calle Serrano, junto a la plaza de la Independencia, hay otro semáforo marcado con la cámara respectiva. Aseguran los responsables del área de Movilidad que éste no pertenece al plan de control de quienes se saltan la luz roja, sino a la red de cámaras de vigilancia de tráfico. El caso es que en el mapa de cámaras visitable en la página web municipal- -www. munimadrid. es- no aparece cámara alguna en la plaza de la Independencia. En esta red hay más de 90 cámaras, repartidas por toda la ciudad. En las grandes vías Las hay en grandes vías y calles de circulación rápida, como el paseo de la Castellana o la plaza de Castilla. Responden a un proyecto, Foto rojo que comenzó como prueba experimental allá por el año 2005 en cinco de los principales cruces de la ciudad, y se ha extendido a cientos de semáforos repartidos por toda la ciudad. Pero no son las únicas cámaras que acechan: 22 vehículos se han unido recientemente a los que ya existían, dotados también de unas cámaras nada camufladas- -están situadas ostentosamente sobre el techo del vehículo- y vigilan prefe- Áreas restringidas Más cámaras: en las entradas de las áreas restringidas al tráfico privado- -barrios de Las Letras y Las Cortes, Puerta del Sol y próximamente Embajadores- -también las hay, y retratan las matrículas de los vehículos que no tienen permiso para atravesar la zona. Por último, la Plaza Mayor cuenta con otras 26 cámaras, pero éstas se destinan a tareas de vigilancia y protección del patrimonio, y nada tienen que ver con el tráfico rodado. Al infractor pueden fotografiarle desde semáforos, coches policiales o a la entrada de áreas restringidas