Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 30 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 33 El imán de Teherán acusa a Occidente de buscar la división de suníes y chiíes Aprovecha la fiesta musulmana para llamar a la unidad islámica ante las conspiraciones ABC TEHERÁN. El imán de Teherán que ayer se encargó del sermón oficial del viernes acusó a Occidente de querer dividir a las comunidades musulmanas suníes y chiíes, según informó la agencia oficial de noticias iraní IRNA. El ayatolá Mohamad Emami Kashani señaló que los enemigos llevan a cabo un gran plan en contra del mundo islámico y la región de Oriente Medio Kashani acusó a Occidente de pretender crear dos bandos (chiíes y suníes) para impedir que se solucionen los asuntos entre los musulmanes, especialmente en Irak Por su parte, el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, dirigió un mensaje a los musulmanes del mundo con motivo de la peregrinación a La Meca en el que les instó a permanecer unidos. Se ha iniciado una nueva y determinante etapa en la vida política del pueblo islámico y todos los musulmanes deben cumplir con sus importantes deberes contra las conspiraciones separatistas afirmó Jamenei, citado por la agencia estatal IRNA. Además, hizo hincapié en que el objetivo principal del rito de la peregrinación es demostrar la unidad de los musulmanes. El distanciamiento entre los hermanos da la oportunidad a los enemigos para sembrar la división entre los musulmanes subrayó el lí- Miles de peregrinos realizaron la tradicional subida a la colina de Jebel al Rahma, en Mount Mercy der supremo de los iraníes. Por otra parte, los casi tres millones de peregrinos musulmanes que este año se han desplazado a La Meca para cumplir con uno de los cinco pilares de su fe abarrotaron el monte Arafat o Tauba (arrepentimiento) donde rezaron. En la llanura que atravesarán hoy de regreso a Mina, por cada tentación de Abraham hay una columna y a cada columna cada peregrino le lanzará siete piedras. EPA Sacrificio de corderos Después, muchos fieles de La Meca, secundados por musulmanes de todo el mundo, sacrificarán millones de corderos en conmemoración del sacrificio que realizó el patriarca. Este acto da nombre al Aid Al Adha (fiesta del sacrificio) que marca el fin de la peregrinación y el comienzo de varios días de fiesta en todo el mundo islámico. Los musulmanes se consideran descendientes de Abraham. Para ellos, judíos y cristianos son descendientes de Isaac, el hijo legítimo del patriarca, mientras que ellos lo son de Ismael, el hijo que tuvo con su esclava, Agar.