Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Los nuevos socios de la Unión Europea SÁBADO 30 s 12 s 2006 ABC Rumanía hace realidad su sueño El ansiado ingreso en la UE llega a la antigua Dacia cuando la fe en el proyecto común renquea. El gigante económico sigue creciendo, pero su sombra política parece tener pies de barro RÍ A N VI A M OL DA HU NG RUMANÍA Bucarest Río Danuvio SERBIA EUROPA 100 Km Mar Negro Economía en 2005 Industria 35,0 Servicios 54,9 POR ALFONSO ARMADA MADRID. Truman Capote se sirvió de una máxima de Santa Teresa para nutrir uno de sus libros más amargos y brillantes, Plegarias atendidas La mística castellana avisaba con buen tino a los que piden algún don, no sea que se hagan realidad todos sus deseos. Desde que Rumanía se desprendió del experimento comunista en la versión de Ceausescu, el ingreso en la Unión Europea se convirtió en la cuestión número uno. Junto a Bulgaria, los rumanos ya forman parte del gran experimento político y económico. Lástima que su incorporación ha llegado cuando la fe en el proyecto común no vive sus mejores momentos. Tras el no francés y holandés a la Constitución europea la depresión parece haberse adueñado de Bruselas y Estrasburgo. De momento, la llegada de los nuevos socios ha cerrado la puerta. No más ampliaciones hasta redefinir el funcionamiento de un gigante económico y demográfico que con los dos nuevos socios suma 484,7 millones de habitantes, pero que políticamente parece a menudo tener pies de barro. Agricultura 10,1 PIB PIB per cápita Crecimiento Exportaciones Importaciones Deuda externa Población activa Tasa de desempleo Pob. por debajo de la línea de la pobreza Tasa de inflación 183,60 8.200 $4,5 %27,72 38,15 15,32 9,31 mill. 5,90 %25 %9 Pasajeros de un monovolumen exhiben una bandera de la Unión Europea, en Bucau AFP pañol José Pons, que en 1995 decidió expandir su empresa de productos químicos a un país con perspectivas de crecimiento. Reconoce Pons que han pasado años muy duros por la devaluación y la mentalidad al principio muy cerrada de la gente. Las personas no se pueden cambiar de un día para otro. Pero el Gobierno ha hecho grandes esfuerzos para limpiar la corrupción del país. Al principio había que recurrir a sobornos, si no los camiones no pasaban Consciente de que el ingreso en Europa hará que la competencia sea mucho más dura en su caso esperan ampliar el negocio a Bulgaria- -el otro flamante nuevo miembro de la UE- -y Moldavia. Pons es de los que creen que no se producirá la tan temida avalancha de rumanos hacia el extranjero. Creo que la mayoría de los que querían irse ya están fuera, en Italia o en España. Ahora empieza a faltar mano de obra en algunas empresas A la cabeza de la UE Con un crecimiento del 7,8 por ciento en el segundo cuatrimestre de año (más del doble del español, que figura a la cabeza de la UE) y una tasa de desempleo del 5,1 por ciento (semejante a la de Estados Unidos) que prácticamente equivale al pleno empleo, Rumanía no encaja en absoluto con los estereotipos de una Europa del Este sumida todavía en las espesas sombras tejidas bajo el telón de acero, un experimento humano que los delirios de Ceausescu hizo todavía más gravoso para sus súbditos. Para comprender mejor hasta qué punto hubo Rumanía de ajustar cuentas y percepciones con su pasado, pocos ensayos tan elocuentes como Payasos. El dictador y el artista Partiendo de un homenaje a Felini, el escritor Norman Manea (profesor en una universidad neoyorquina, acaso el rumano con más opciones de hacerse un día con el Premio Nobel) disecciona el circo trágico y ridículo en el que Nicolae Ceausescu y su mujer Elena convirtieron la antigua Dacia romana. Con un histrionismo compaginado con una megalomanía equiparable a la de otros grandes dictadores del siglo XX, el retrato que de Ceausescu hace Manea es el de un mundo de tristeza irrespirable. Población en 2006 22.303.552 Población- 0,12 Tasa de crecimiento 10,7 1.000 Tasa de natalidad Tasa de mortalidad 11,77 1.000 71,63 años Esperanza de vida Grupos de edad 15- 64 69,6 Más de 65 14,7 ABC Reuters 0- 14 15,7 Estimación Miles de millones de dólares Ceausescu culpable Manea analiza cómo la ferocidad del régimen y de su sistema policiaco, junto a la disparatada política económica, acabó por esquilmar moral y económicamente al país y lo hundió en una atmósfera en la que el miedo y la desidia eran campo abonado para la miseria. Tras la II Guerra Mundial, los recursos y las empresas fueron nacionalizados- La liber- Hercúlea tarea Aunque el último informe de la Comisión Europea ratifica que Rumanía es una economía de mercado que funciona y con unos intereses innegables (el 68 por ciento de las importaciones procedía en 2003 del resto de la UE y el 74 por ciento de sus exportaciones iba a la UE) la tarea a acometer por el país es hercúlea. Mientras que la renta per cápita española es de 19.900 euros anuales, la rumana es de 141,1. El cambio ha sido espectacular: lo puede constatar a simple vista el viajero que llega a Bucarest y en se entretiene contando las multinacionales que tachonan la ruta. Todavía más quien, como el escritor Ignacio Vidal- Folch (que en su novela La libertad relató el fin del régimen) ha visto cómo ha cambiado la atmósfera y la vida en Rumanía. O el empresario es- No habrá la temida avalancha hacia el extranjero. La mayoría de los que querían irse ya están fuera La gente quiere prosperidad, no democracia Cozmin Gusa sabe muy bien de qué habla cuando asegura que un 90 por ciento de la antigua nomenklatura comunista se ha incrustado en la maquinaria estatal para aprovecharse de la democratización y del ingreso en la UE. No en vano formó parte de los entresijos del poder hasta que cortó por lo sano. No tiene pelos en la lengua este ex secretario general del Partido Democrático, de 36 años, ahora independiente, a la hora de criticar el baile de máscaras de un sector nada desdeñable de la clase política rumana para hacerse presentables a los ojos europeos y aprovecharse de las nuevas realidades. Mientras en Rusia vendieron las compañías estatales a rusos prominentes, en Rumanía las han vendido a compañías extranjeras Gusa estima en 200.000 el número de bocas adscritas a la nomenklatura que lograron sobreponerse al pánico que les embargó cuando cayó el régimen. Aunque confía en la capacidad de las normas comunitarias para depurar el patio, concluye con ironía: En Rumanía la gente quiere prosperidad, no democracia tad ofrece una hilarante y agria radiografía de cómo funcionaba el sistema- -y la actividad económica pasó a ser planificada de forma centralizada. Tras la caída del régimen, en 1989- -la imagen de la ejecución de los Ceausescu forma parte del álbum del horror del siglo pasado, contrapunto trágico al terror que ellos difundieron- el gobierno emprendió la senda de la economía de mercado, con costes brutales para las clase más desfavorecidas y una búsqueda de esperanza en el exterior que ha llevado a centenares de miles de rumanos a España: hay líneas directas de autobús entre Alcalá de Henares, Coslada y Madrid y la capital rumana. La agricultura representa un 15 por ciento del PIB (los cultivos ocupan un 40 por ciento de la superficie) y el sector industrial un 35 por ciento. Entre sus recursos: bosques, agua y petróleo. Pero el turismo empieza a descollar. Con sobradas razones. Rumanía está por descubrir.