Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 33 Una empresa pública de Israel prohíbe los adornos de Navidad a los cristianos La compañía de alquiler considera que los ornamentos hieren la sensibilidad de sus inquilinos judíos H. MEDINA SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. Es sabido que en Israel la Navidad pasa desapercibida. Las calles no se adornan ni engalanan y sólo algunos pocos comercios que son propiedad de cristianos valientes se atreven a colocar en los escaparates alguna figurita de Santa Claus o un árbol de Navidad, a sabiendas de que corren el evidente peligro de perder clientes. La comunidad cristiana de Israel comprende unas cien mil almas que tratan de pasar inadvertidas siempre que pueden. En Navidad, los cristianos se reúnen en sus casas puesto que son muy pocos los restaurantes y hoteles que ofrecen cenas especiales, ya que si lo hacen los rabinos les retiran el certificado de kashrut y eso implica automáticamente la pérdida de clientes judíos. Pues bien, el celo de los funcionarios israelíes puede ir más allá de los hoteles y restaurantes, como ha quedado de manifiesto esta semana cuando una empresa estatal que gestiona 10.000 viviendas de alquiler por todo el país ha prohibido explícitamente a sus inquilinos que exhiban la ornamentación característica de estas fechas. El diario Yediot Ahronot informó de que la empresa Amidar, que depende del Ministerio de Absorción, justifica su decisión al explicar que los ornamentos hieren la sensibilidad de sus clientes judíos y, por lo tanto, no deben colocarse en las viviendas que la empresa alquila a los cristianos. Ningún funcionario israelí, del primer ministro para abajo, ha denunciado la actitud de Amidar, seguramente porque nadie está en contra de la prohibición. Los políticos guardan silencio porque si protestan perderían votos y los demás funcionarios porque probablemente están de acuerdo con la decisión de Amidar. Sólo la Asociación para los Derechos Civiles de Israel ha protestado, aunque sus palabras no han tenido ningún eco social. Nadie, del gobierno o del Ministerio de Absorción, ha reaccionado de momento y la prohibición sigue en vigor. En una carta a Amidar, la Asociación afirma que la prohibición constituye una flagrante violación de los derechos básicos de los inquilinos de una empresa estatal, y en especial de sus derechos a la religión y a la conciencia, así como a su derecho a la privacidad además de violar las leyes. Casas para inmigrantes Como empresa pública, Amidar alquila sus viviendas a los nuevos inmigrantes que llegan a Israel antes de que éstos consigan el dinero necesario para poder comprar o alquilar una casa fuera de la red estatal. La inmensa mayoría de los nuevos inmigrantes son judíos, pero una pequeña parte son cristianos- -generalmente descendientes de matrimonios mixtos- -y la prohibición de Amidar está dirigida específicamente contra ellos. Un portavoz de la empresa explicó que el motivo de la prohibición es que algunos inquilinos judíos se han quejado reiteradamente- -y según la empresa con razón- -de que los cristianos adornan sus casas con árboles de Navidad y figuras de Papá Noel. Según la Asociación para los Derechos Civiles, muchos Un sacerdote palestino, en la ceremonia de Nochebuena en Belén AFP de los inmigrantes proceden de países donde no hay libertad de religión ni de conciencia, y se quedan estupefactos al ver que en Israel no pueden adornar sus casas con motivos navideños. ¿Qué ocurriría si en los países occidentales, donde viven millones de judíos, no se les permitiera celebrar las fiestas judías? pregunta a Amidar la Asociación para los Derechos Civiles, aunque esta hipótesis es completamente inimaginable. Una situación similar volverá a repetirse en Nochevieja, cuando sólo algunos bares y restaurantes se atreverán a organizar fiestas desafiando a los poderosos rabinos.