Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 s 12 s 2006 Vela DEPORTES 87 La tragedia vuelve a sobrevolar la mítica Rolex Sidney- Hobart Siete barcos retirados, uno hundido, dos palos rotos y seis heridos, tres de ellos graves ANA GARCÍA SALGADO SIDNEY (AUSTRALIA) Habían transcurrido apenas diecisiete horas desde la salida en Sidney y la flota era impulsada por vientos en contra de 30 nudos (55 Km h. luchando con unas olas de más de cinco metros, cuando los 30 metros del mástil del Maximus se vinieron abajo cayendo sobre la tripulación. Se había roto el stay (cable de acero que asegura el mástil por la proa) El impacto hirió a cinco tripulantes, tres de ellos de gravedad. Un helicóptero de salvamento evacuó a los heridos a un hospital de Nueva Gales del Sur. Los heridos son: Glenn Attrill, George Hendy, David Mundy y Martin Hannon, que han sufrido daños en espalda, cabeza, costillas y pelvis. Los daños de mayor consideración los padece David Mundy, quien se ha roto una pierna y varias costillas, y que fue evacuado al hospital Moruyade. Bass, un estrecho trampa muy poco profundo entre el Antártico y el mar de Tasmania P. SARDINA MADRID. El Estrecho de Bass separa la Isla de Tasmania del sur de Australia. Lo descubrió Matthew Flinders en 1798 y le puso el nombre del médico de su barco, George Bass. Tiene 240 kilómetros de ancho en su punto más estrecho, una profundidad de 50 metros y estuvo seco durante la última era glacial. Todas las aguas que rodean Tasmania, por su escasa profundidad, son muy difíciles de navegar. Las corrientes entre el Océano Antártico y el Mar de Tasmania hacen del Estrecho un lugar de grandes olas. Es dos veces más ancho que el Canal de la Mancha, al cual también duplica en la intensidad de su oleaje. A pesar de los mitos que hablan de piratería y fenómenos sobrenaturales similares a los del Triángulo de las Bermudas, las desapariciones que ha habido en la historia se atribuyen a combinaciones de viento y malas condiciones marítimas, así como también a las numerosas rocas semisumergidas y a los arrecifes que abundan en el estrecho. La mayor tragedia en la Sidney- Hobart ocurrió en 1998, cuando una tormenta azotó a los 115 barcos que estaban en el Estrecho. Un total de 16 veleros solicitaron asistencia, otros siete fueron abandonados y 5 se hundieron. Además, seis tripulantes murieron o desaparecieron. En Hobart existe un monumento en memoria de todos aquellos que perdieron su vida en la regata: Glyn Charles Sword of Orion Bruce Guy y Phil Skeggs Business Post Naiad Jim Lawle, Mike Bannister y John Dean Winston Churchill Dos helicópteros fueron en ayuda del Maximus para recoger a cinco heridos FOTOS: DANIEL FOSTER El ABN también Minutos más tarde se produjo la rotura del mástil del ABN Amro 1 ganador de la Volvo Ocean Race, aunque en esta ocasión no hubo que lamentar daños personales. Mike Sanderson, capitán del ABN explicó a su llegada a Sidney que estoy decepcionado porque teníamos al líder muy cerca. Habíamos navegado muy bien durante la noche y estábamos peleándonos con los maxis. Lo más importante es que toda la tripulación está bien y no hay heridos Han abandonado siete barcos, uno de ellos se hundió en el Mar de Tasmania. El Ray Whi- Mike Sanderson conduce al ABN Amro a puerto con su mástil roto te Koomooloo ganador en 1968, tuvo una vía agua. Su patrón, Mike Freebairn, lanzó una señal de socorro y la tripulación abandonó el barco en las balsas de salvamento. Fueron rescatados por el Adventure mientras su barco desaparecía entre las olas. Los otros retirados son el Endorfin con problemas en la quilla, el Chutzpah que rompió el timón, el Living Doll con una vía de agua, el Mister Kite con rotura del aparejo, el Sailors With Disabalities con problemas en el timón y el Salona que no reportó daños. El Skandia rompió la orza de proa, por lo ue ve amenazado el segundo puesto. El Wild Oast XI lidera la prueba a ciento cincuenta millas de Hobart. El Supremo admite el recurso sobre la repetición de las elecciones a la FEV PEDRO SARDINA MADRID. El Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación que se interpuso solicitando la repetición de las elecciones a Presidente de la Real Federación Española de Vela (RFEV) de 2004, en las que resultó elegido Gerardo Pombo. Si el Supremo da la razón a los demandantes obligaría a que la reclamación que en su día se interpuso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y que fue desestimada por una presunta falta de legitimidad de los demandantes fuera vista por este último tribunal. Pombo deberá explicar cómo y dónde actuó como técnico y juez en 2003 para aparecer en esos censos; y por qué su licencia estaba emitida por el C. N. Guadalix Sierra con el n 19.184 de la Federación Madrileña, mientras que en el censo de deportistas aparece con licencia n 930, emitida por el R. C. M de Santander, de la Cántabra. Además, se da la circunstancia de que el C. N. Guadalix Sierra, según la documentación aportada por la Federación Madrileña al Juzgado n 27 de lo Contencioso de Madrid- -que debe resolver sobre la reclamación que allí se tramita por las irregularidades que se produjeron en sus elecciones- no había pagado su cuota federativa en 2004, por lo que no se debería haber tramitado ninguna licencia por ese club, por ejemplo, la de Gerardo Pombo. La tripulación del Ray White Koomooloo ganador en 1968, vio hundirse su barco desde las balsas salvavidas