Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 28 s 12 s 2006 ABC La protección al consumidor es una marca registrada en la UE Meglena Kuneva s Comisaria europea de Protección al Consumidor La comisaria se compromete a atender cualquier problema de cualquier consumidor, sin importar su nacionalidad, aunque reconoce que, como búlgara, me satisfará ver un número cada vez mayor de artículos de mi país en el mercado de la Unión RAFAEL ALVARADO CORRESPONSAL SOFÍA. Fue elegida comisaria con el 92 por ciento de apoyo en el Parlamento Europeo, y está convencida de que Bulgaria, al igual que le ocurrió a España al ingresar en la UE, cambiará de una vez y para siempre camino en ese sentido, los países cambian de una vez y para siempre. España es un magnífico ejemplo de cómo se cosechan éxitos dentro de la UE. Una dama de acero que trabaja más de doce horas Nacida en Sofía en 1957, Meglena Kuneva aparenta ser tímida y frágil, y siempre está sonriente. De baja estatura, aparentemente dispuesta, como suele decirse en búlgaro, a cederle el paso hasta a una hormiga la comisaria europea para la Protección del Consumidor posee una envidiable fortaleza de carácter y una voluntad férrea. Quienes han trabajado con esta licenciada en Derecho, con varias especializaciones en prestigiosas universidades de Finlandia, Gran Bretaña y Estados Unidos, la califican de dama de acero por su excepcional capacidad para trabajar entre doce y catorce horas diarias. Como negociador jefe con la Unión Europea y, posteriormente, ministro de Asuntos Europeos (2001) ha sabido ofrecer una excelente imagen de Bulgaria, incluso entre altos cargos que tenían una idea errónea del país. El ex primer ministro Simeón de Bulgaria señalaba a ABC que siempre le ha impresionado su modo de actuar, su personalidad y su excelente preparación profesional Casada con un financiero con quien tiene un hijo, Kuneva es católica en un país mayoritariamente ortodoxo. Habla con soltura el inglés, el francés y el ruso. -Usted fue elegida comisaria de la Unión Europea con un gran apoyo de todos los partidos, tanto en el Parlamento Europeo como en su país. ¿Qué significa eso para Bulgaria y para usted? -Sí, tuve un apoyo del 92 por ciento en el Parlamento Europeo, pero más que a mi persona es un apoyo a los búlgaros. Es algo maravilloso para todos nosotros, pero también tenemos que valorar bien las perspectivas que se abren ante el país y ver cómo con dedicación al trabajo, la disciplina y el respeto de las reglas del juego se puede avanzar mucho. El mayor encanto de la integración europea es que, una vez iniciado el -Suele afirmar que el hombre es el centro del Universo. ¿Cómo puede influir esta afirmación en su trabajo? -De forma muy directa. Independientemente de la edad, posición social o profesión, todos los 450 millones de ciudadanos europeos son consumidores. Día tras día. Las realidades actuales y la legislación en el campo de la defensa de los derechos del consumidor, tienen como base el provecho para el hombre, que debe estar siempre muy bien informado. Durante las audiciones en el Parlamento Europeo me preguntaron cómo defino la correlación entre los derechos de los consumidores y los intereses de los productores, en particular las multinacionales. Estoy conven- La comisaria europea Meglena Kuneva cida de que es una forma falsa de plantear el problema. La competencia a la hora de dominar el mercado, en modo alguno es una negación del código de saber qué se compra, de tener derecho a elegir. Podemos superar la coyuntura que se ha ido acumulando en la esfera que atenderé como comisario con una fuerte voluntad política y una buena coordinación con los demás comisarios. El consumidor, el hombre, debe estar en el centro de las ventajas del desarrollo de mercancías y servicios. El alto grado de protección del consumidor hace tiempo que es marca registrada para el mercado europeo. ABC ¿Qué mercancías búlgaras cree que cumplen ya las normas? -Hay muchas mercancías y servicios que las cumplen; cientos de empresas búlgaras llevan tiempo instaladas en los mercados europeos. No es el comisario a quien corresponde valorar la aceptabilidad de un producto. Existen excelentes mecanismos de mercado que dan luz verde hacia el consumidor europeo. Jamás me negaré a atender cualquier problema de cualquier consumidor, independientemente del país al que pertenezca, pero como búlgara me satisfará ver un número cada vez mayor de artículos de Bulgaria en la UE.