Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La expansión del islam en España JUEVES 28 s 12 s 2006 ABC Edurne Uriarte Llamazares apoya el rezo islámico en la mezquita y deja en evidencia a Rosa Aguilar El dirigente de IU cree que no habría problema y la alcaldesa apela al respeto a la Iglesia F. J. POYATO ABC MADRID CÓRDOBA. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, rompió ayer de lleno la estrategia de respeto y silencio oficial con evasivas que la portavoz institucional de la coalición y alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, pone en práctica con el complejo asunto del culto islámico en la Mezquita- Catedral. Tras conocerse la carta dirigida al Papa por Mansur Escudero, líder de la Junta Islámica Española, solicitando un lugar ecuménico singular en este emplazamiento, Llamazares resaltó en declaraciones a Europa Press que en una instalación religiosa tan importante como esta, donde ha habido distintas confesiones, no debería haber problema desde una visión abierta para que junto con la confesión católica, también la musulmana tuviera un ámbito de participación Aguilar, por medio de un portavoz municipal, reiteró la postura que ya defendió en el Pleno del Ayuntamiento cordobés durante un debate en el mismo sentido el 1 de febrero. El Ayuntamiento no se pronuncia y respeta el diálogo entre confesiones, a la Iglesia, al Estado y ha toda confesión Mientras Llamazares lo veía como una opción legítima porque la pluriconfesionalidad y la aconfesionalidad hay que ejercerlas la regidora cordobesa se refirió al respaldo la pluriconfesionalidad de la Constitución de forma escueta, eludiendo cualquier otro tipo de comentario a preguntas de este periódico. Desde septiembre de 2004, el peliagudo asunto ha sido fruto de disensiones y enfrentamientos directos en IU. A nivel local y hasta regional. Ya no sólo porque tras las informaciones reveladas por ABC sobre el interés saudí en promover una gran mezquita en Córdoba, la alcaldesa se haya mostrado siempre reacia a ello con el silencio de fondo de sus correlegionarios en todos estos episodios polémicos. PELIGROSA PERO SEGURA cosada por las críticas y frustrada por la incomprensión generalizada de su gestión en el asunto Air Madrid, la ministra de Fomento decidió reconocer ayer lo que había optado por velar, soslayar y evitar cuando suspendió la licencia de la compañía. Que había peligro de accidente, alerta ministerial cuya traducción a lenguaje ciudadano indica que, además de una posibilidad futura, ésa era la realidad de Air Madrid en los últimos meses. La compañía volaba sin garantizar la seguridad. Y el error de la ministra es que hace diez días ella y sus portavoces lo negaron reiteradamente, temerosos de que la verdad fuera aún peor que la acusación de caos e imprevisión. Estoy segura de que en cualesquiera circunstancias de actuación del ministerio, la comprensión ciudadana del escándalo Air Madrid era altamente improbable. La mentalidad adolescente que preside las relaciones de los ciudadanos y el Estado en las democracias apunta siempre hacia la responsabilidad del estado. Cuando vuela el avión, cuando no vuela y cuando se cae. Exigir cuentas a esa compañía a punto de desaparecer bajo los vericuetos de la suspensión de pagos es baldío y frustrante mientras que el Estado es un culpable más accesible y solvente y un chivo expiatorio apto para cualquier despliegue de furia. Varias asociaciones de afectados se concentraron ayer ante el Ministerio y no frente a Air Madrid como si las indemnizaciones y la devolución de billetes fueran cosa de Álvarez y no de Carrillo. Pero la ministra alentó ese juego adolescente cuando maquilló la realidad de la inseguridad y contó que la compañía tenía graves problemas de inseguridad pero, sin embargo, todos los aviones habían volado con total seguridad. Que aquello era un desastre pero, tranquilos, no pasaba nada irreparable pues el ministerio mantenía una perfecta protección de nuestra integridad. Con esta narrativa sobre la insegura pero segura compañía no había forma de mantener en pie los argumentos del Ministerio. Si nunca hubo peligro inminente, al menos hasta ayer, sobraban las fulminantes medidas ministeriales para conjurarlo tan bruscamente. A Llamazares, ayer, en el Congreso de los Diputados islámico la catedral. Estas contradicciones fueron aprovechadas por el grupo municipal popular. En febrero pasado, elevaron una moción al Pleno pidiendo que el Ayuntamiento rechazara este ecumenismo IU y PSOE votaron en contra de los populares y sacaron adelante otra propuesta más blanda sin el respaldo de los ediles del PP: respeto al diálogo entre confesiones sobre el asunto IGNACIO GIL Disensiones internas Septiembre de 2004. Tras pedir al Vaticano Mansur Escudero el ecumenismo en la Mezquita, la concejal de Juventud del Ayuntamiento de Córdoba elabora un plan de medidas para los más jóvenes que incluye la apertura de la catedral a los islámicos. Aguilar y su núcleo duro aborta el intento. Febrero de 2006. Tras la entrevista de Escudero con Zapatero, un diputado de IU- CA en el Parlamento andaluz, el cordobés José Manuel Mariscal, anuncia una proposición no de ley en el mismo sentido. La polémica da origen a un Pleno municipal donde IU se desmarca. Padres de colegios católicos Ayer mismo, la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres de Alumnos Católicos (Confapa) se mostró contraria a la propuesta islámica. El presidente de este colectivo, Juan María del Pino, rechazó ayer que se permita a los musulma- nes españoles o a cualquier otra confesión que no sea la católica celebrar ritos o actos de culto público en la MezquitaCatedral de Córdoba y comparó esta petición de la Junta Islámica de España con que en una iglesia cristiana, levantada sobre un antiguo templo romano, se pretenda adorar a Minerva, Marte o Juno En declaraciones a Europa Press, Del Pino señaló que las iglesias católicas son sitios abiertos al culto que no piden ningún tipo de documento a las personas que acceden para recogerse en oración Me gustaría que a la inversa pasara igual porque, salvo en Turquía, en el resto de países musulmanes- -según dijo- -la entrada a las mezquitas está vedada a los infieles IU llegó a plantear que la Cámara andaluza también lo pidiera Mansur Escudero acababa de entrevistarse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la hacía el mismo ruego: ecumenismo y rezo islámico. Días después, el diputado autonómico de IU- CA, el cordobés José Manuel Mariscal, hacía pública la intención de la coalición de presentar una proposición no de ley en la Cámara regional para que se le pidiera al Cabildo Catedralicio de Córdoba que contemplara todo tipo de rezos La idea desencadenó una polémica local que acabó con Aguilar y los suyos forzando la retirada de la propuesta. En septiembre de 2004, y también después de que Escudero elevara al Vaticano sus propósitos, la concejal de Juventud de Aguilar, Ana Morales. le lanzaba un órdago: un plan juvenil con un paquete de medidas entre las que destacaba el aperturismo al Islam en el recinto religioso. El documento tenía que ser aprobado por el Pleno, pero la presión de Rosa Aguilar y los suyos, así como el temor a un escándalo (Morales fue la edil que viajó con 15 amigos a un foro juvenil pro revolucionario a Venezuela con fondos municipales) lo abortaron. El PP hurgó en la herida Hasta en dos ocasiones, y curiosamente tras dos movimiento de ficha en la misma dirección de Mansur Escudero, Aguilar ha frustrado dos iniciativas de una concejal y un diputado autonómico andaluz de IU para pedir que se hicieran gestiones con el fin de abrir al culto