Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 MIÉRCOLES 27- -12- -2006 ABC GENTE www. abc. es gente Don Felipe y Doña Letizia, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y los siete nietos de los Reyes terminaron su recorrido por el centro en la chocolatería San Ginés Chocolate con churros para los Príncipes y las Infantas Don Felipe, Doña Letizia y las Infantas Doña Elena y Doña Cristina llevaron a los siete nietos de los Reyes a la Plaza Mayor, a visitar el belén de la plaza de la Villa y a tomar chocolate con churros en San Ginés POR A. MARTÍNEZ- FORNÉS FOTO: ERNESTO AGUDO MADRID. Lo que menos se podían esperar los numerosos madrileños y turistas que dedicaron la mañana de Nochebuena a pasear por la concurrida Plaza Mayor de la capital y sus aledaños es que fueran a encontrarse en plena calle con la Familia Real casi al completo. Allí estaban Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias con su hija Leonor y la Infanta Doña Elena, con sus hijos, Felipe y Victoria, que ayer se reunieron con el Duque de Lugo en Soria para asistir al funeral en memoria del padre de Jaime de Marichalar. También se encontraba en la Plaza Mayor la Infanta Doña Cristina con su esposo, Iñaki Urdangarín, y sus cuatro hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene. Además, les acompañaban Cristina de Borbón- Dos Sicilias con su marido, Pedro López- Quesada, y su hija Victoria. Los quince miembros del grupo estuvieron recorriendo durante dos horas los lugares más típicos del corazón de la ciudad, donde visitaron el nacimiento que todos los años se instala por estas fechas en la Plaza de la Villa y que es obra del artesano toledano José Luis Mallo Lebrija. Después, se dirigieron caminando a la Plaza Mayor, en cuyos puestos navideños compraron figuritas y objetos típicos antes de que los siete nietos de los Reyes contemplaran un espectáculo de títeres. A su paso, tanto en la Plaza Mayor como en la del Ayuntamiento y en las calles que recorrieron, cientos de personas se sorprendían al identificar a los miembros de la Familia Real y muchos transeúntes se acercaron a saludarles y a fotografiarles, ya fuera con sus cámaras o sus teléfonos móviles. Mientras que los más fáciles de identificar eran el Príncipe de Asturias y su cuñado, Iñaki Urdangarín, por su elevada estatura, a la pequeña Leonor costaba reconocerla, ya que llevaba un gorrito de lana de color blanco y un abrigo para protegerse del frío que apenas dejaban ver su cara. El recorrido navideño del grupo terminó hacia las once y cuarto de la mañana en la conocida chocolatería de San Ginés, un establecimiento centenario- -abrió sus puertas en 1894- -que a esas horas estaba lleno de gente. Todos los miembros del grupo, menos uno- -que prefirió beber una coca- cola- pidie- ron chocolate con churros y, según testigos presenciales, se pudo ver a Don Felipe dando a probar a su hija este típico producto. También Doña Letizia, que sostuvo a su hija en brazos durante gran parte del tiempo, tomó una taza de chocolate con leche, acompañada de los correspondientes churros. Felicitaron a los camareros Al cabo de media hora, los Príncipes y las Infantas abandonaron el establecimiento, igual que el resto del grupo, después de saludar a los empleados y de felicitarles la Navidad y el Año Nuevo, según relataron a ABC los camareros que les atendieron, Francisco Corella y Víctor Manuel de Figueredo. Al terminar la visita, los Príncipes y las Infantas se despidieron y se dirigieron a sus respectivos vehículos. Horas después, ya de noche, los tres hermanos y sus siete hijos volverían a reencontrarse en el Palacio de La Zarzuela para compartir, como la mayor parte de las familias españolas, la cena de Nochebuena. Para la pequeña Leonor, que el pasado 31 de octubre cumplió un año, fue su primera visita a la Plaza Mayor, cita obligada para todo niño madrileño en Navidad. A Leonor costaba reconocerla, ya que llevaba un gorrito y un abrigo que apenas dejaban ver su cara La visita sorprendió a muchas personas, que se acercaban para saludarles o hacerles fotografías con el móvil