Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26- -12- -2006 Los lazos que tejen las mujeres son más sólidos que los de los hombres Paul Seabright, profesor de Economía en la Universidad de Toulouse 83 El coste juega en contra de una mayor expansión El bioetanol se perfila como un recurso energético potencialmente sostenible, que puede ofrecer ventajas medioambientales y económicas a largo plazo. Se obtiene fácilmente del azúcar o del almidón en cosechas de maíz, caña de azúcar o vino, por ejemplo. Sin embargo, los actuales métodos de producción de bioetanol utilizan una cantidad significativa de energía comparada al valor de la energía del combustible producido. Por esta razón- -el coste- no es factible sustituir enteramente el consumo actual de combustibles fósiles por bioetanol. El etanol proviene de distintas fuentes vegetales. En Estados Unidos se obtiene generalmente del maíz; en países tropicales, como Brasil, de la caña de azúcar, y en España, de los cereales en su mayoría y, en algunos casos, de los excedentes de la industria vinícola. Con tecnologías más avanzadas es posible obtener etanol a partir de materia lignocelulósica procedente de desechos de madera o paja, y también de las basuras, aunque en este caso es el gas el combustible más obtenido. En nuestro país, el principal productor de bioetanol es la empresa Abengoa Bioenergy, que en 2007 tiene previsto producir unos 425 millones de litros de este combustible, desde sus plantas situadas en Cartagena y La Coruña, además de una nueva planta conjunta con Ebro Puleva, en Salamanca. de Madrid monitorizando la flota de vehículos del parque municipal. Cabe preguntarse por qué el bioetanol puede considerarse un combustible ecológico si, en definitiva, en su combustión también se genera dióxido de carbono. El motivo es su procedencia vegetal. En el análisis del ciclo de vida completo del combustible, se estima que los niveles de emisiones de dióxido de carbono, usando E 85 se reducen en un 70 por ciento, comparados con los niveles emitidos por la gasolina. Esto se debe a que las plantas utilizan el dióxido de carbono de la atmósfera para, con la ayuda del Sol y a través de la fotosíntesis, fijar el carbono que luego forma parte del combustible, una vez obtenido el etanol. Es decir, se cierra un ciclo en el que el carbono se regenera. Pero, para que esto sea una realidad, es necesaria una implementación mayor de la que puede contemplarse actualmente, pues la producción de bioetanol es muy escasa, prácticamente insignificante si la comparamos con el consumo de gasolina y gasóleo. Una central eléctrica de basura ahorra 500.000 barriles de petróleo al año Con el gas metano que liberan los residuos al descomponerse, una planta de Corea del Sur, la mayor del mundo, generará 50 megavatios y dará luz a 180.000 casas PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Se genera con basura pero, paradójicamente, es una energía limpia. Cobra cada día más relevancia por los elevados precios del petróleo y por la abundancia de residuos en una sociedad consumista. Por eso, Corea del Sur, uno de los tigres asiáticos por su progreso económico, empieza a aprovechar la ingente cantidad de desperdicios que cada día son arrojados a sus estercoleros con el fin de producir electricidad. Para ello, la Corporación para el Mantenimiento del Vertedero de Sudokwon acaba de inaugurar la mayor central eléctrica del mundo alimentada con basura, ya que genera energía aprovechando el gas metano liberado por la descomposición de los desechos. Ubicada sobre un gigantesco estercolero en la ciudad de Incheon, al oeste de Seúl, esta planta puede producir 50 megavatios y ahorrará medio millón de barriles de crudo al año. Su vertedero guarda 20.000 toneladas de basura procedente de las provincias de Seúl, Incheon y Gyeonggi, donde viven 21 millones de personas. La electricidad generada por la nueva central abastecerá de energía a 180.000 hogares. La central reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero en 1,37 millones de toneladas al año, dando por buena la inversión de 77.000 millones de won (63,4 millones de euros) efectuada por la firma Eco Energy. Después de once años de concesión estatal, la planta volverá al Gobierno surcoreano, que ya ha puesto en marcha otros proyectos similares. importar todo el petróleo que consume. En Corea del Sur hay 12 centrales eléctricas alimentadas con basura, y generan cada día 29 megavatios de electricidad. Además, se construyen tres nuevas instalaciones que producirán otros 53 megavatios. Entre las iniciativas más curiosas destacan los 80 camiones, para la recogida de residuos, propulsados por gas metano que ya circulan en Chuncheon, en la provincia de Gangwon. El Gobierno local destinó a este proyecto 4.000 millones de won (3,2 millones de euros) pero confía en recuperarlos rápidamente porque la producción de metano en nuestro vertedero de 16,6 hectáreas nos cuesta cinco veces menos que el precio de la gasolina explicó al Joongang Daily Shin Dong- seok, uno de los responsables de la Corporación de Gestión Medioambiental. Otro aprovechamiento de la basura para producir electricidad se basa en el calor desprendido por las incineradoras. Así, la planta de Cheongra, en Incheon, quema cada día 450 toneladas de residuos, cuyos vapores mueven un generador de 1.800 kilovatios, o son reconducidos por tuberías a invernaderos de plantas tropicales. Etanol, libre de impuestos Al margen de consideraciones ecológicas, no se debe olvidar que, en definitiva, el éxito o fracaso de la utilización de combustibles alternativos depende directamente del precio que habrá que pagar por ellos. En el caso del E 85 ABC ha podido saber que el precio de este combustible será de 0,80 euros por litro, que es el resultado de aplicar al precio franco el impuesto general de hidrocarburos a la porción de gasolina (la porción de etanol está libre de ese impuesto) y, sobre el total, el IVA que le corresponde. Hay que hacer constar que estos cálculos sólo son aplicables al E 85 y no a otros combustibles similares con mayor porcentaje de etanol. Otra alternativa a estos combustibles es la utilización directa del hidrógeno en motores de explosión, en cuya combustión sólo se emite vapor de agua. En este caso, para considerar ecológica esta tecnología, se debería garantizar que, para la obtención del hidrógeno a partir del agua, se utilice antes una energía a su vez no contaminante, como la eólica o solar. De lo contrario, el balance final podría ser más lesivo para el ambiente que el hecho de quemar directamente los derivados del petróleo. Planes de futuro En la actualidad, la utilización de metano y del calor desprendido por las incineradoras de basura representa el 70 por ciento de la producción eléctrica de Corea del Sur con energías renovables. En su conjunto, dichas fuentes aportaron el año pasado el 2,3 por ciento de la electricidad empleada en esta industrializada nación del noreste de Asia, pero el Ejecutivo pretende que esa cifra alcance el 5 por ciento en 2011. Ahora depende en un 40 por ciento de la energía nuclear y tiene que Más información en: http: www. eia. doe. gov emeu cabs skoren. html Red de suministro Por otra parte, la División de Energía de Automovilidad del Grupo Atisae trabaja para implantar una red de suministro de bioetanol en España y garantizar el abastecimiento de los modelos que ya es posible adquirir en el mercado, como el Ford Focus y Ford C- Max, que montan motores flexibles FFV fabricados en exclusiva para toda Europa en la planta de Almusafes en Valencia. La marca sueca Saab también tiene previsto lanzar en 2007 el modelo 9- 5 BioPower. Asimismo, Automovilidad participa en el proyecto Best (BioEthanol for Sustainable Transport) del Ayuntamiento Más información sobre esta tecnología: http: www. crisisenergetica. org Esta central eléctrica alimentada con basura en Corea del Sur es la mayor del mundo AFP