Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26- -12- -2006 Sylvester Stallone vuelve al papel que le dio fama en Rocky Balboa 77 Manuel de la Fuente AL SOUL QUE MÁS CALIENTA Sin tipos de su calaña (ni buena ni mala, pero bastante peculiar) la música popular de nuestros días no habría llegado a ser lo que fue ni mucho menos lo que es. Entre otras cosas, porque supo tirar del hilo de la madeja del soul para moldearlo en formas nuevas y rompedoras como el funky y, ya más recientemente, siendo una referencia inevitable de las nuevas generaciones de músicos negros y los nuevos sonidos como el rap y el hip- hop, como también lo fue para músicos blancos (Jagger, sobre todo) y casi blancos (sobre todo, Michael Jackson) Si para los conservadores norteamericanos la llegada de Elvis y su pelvis fue considerada como el advenimiento del diablo, qué decir de Brown y sus contorsiones, espasmos e insinuaciones sobre los escenarios mientras entonaba piezas de alto voltaje sensual (y sexual) como Sex machine y I feel good Pero además de su labia, y de su incendiario sentido del ritmo, James Brown fue un negro que siempre ejerció como tal, que nunca quiso jugar a ser blanco y que lo dejó bastante claro allá por los sesenta en una de sus mejores piezas: Say It loud, I m black and I m proud Lo digo muy claro, soy negro y estoy orgulloso de serlo uno de los himnos de las luchas por los derechos civiles. Un negro crecido en las calles, un negro carne de presidio y de trena, un negro que también hizo agua alguna vez en los siempre proceloseos mares del alcohol y las drogas, un héroe negro surgido del gueto, los mismos guetos de los que después surgieron sus discípulos, toda esa retahíla de negratas (que diría Spike Lee) tipos duros que aprendieron de Brown el orgullo y la pasión y supieron volcarla en los ripios del rap, y en las escabrosas sonoridades del hip- hop. El soul trata de todos los golpes que los negros tuvimos que soportar y de todos los sueños que por fin deben hacerse realidad dejó dicho. Con Brown, esos sueños se hicieron realidad al soul que más calienta. James Brown, durante el concierto que ofreció en Shangai el pasado mes de febrero AP