Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26- -12- -2006 MADRID 51 Yoko, su marido y su hijo estarán rodeados de amigos españoles y japoneses a ver las fallas. Cada familia hace una y la introduce en una choza que queman, como el año que se va. Una persona de cada casa se disfraza de viuda y pide dinero para el entierro. A partir de la medianoche se recibe al Año Nuevo con baile en la calle y fuegos artificiales Ana- María pasará estas fiestas, por primera vez, sólo con su marido El día 1 tomamos la comida elaborada previamente- -esos días no cocinan- -y guardada en cajas lacadas, leemos poemas en familia y regalamos dinero a los niños Afirma que en España se mantienen más las tradiciones que en su país, si bien ella intenta conservar y difundir las de su tierra entre sus muchos amigos españoles. Siempre están rodeados de mucha gente- -regentan un bar- -y más aún en estas fechas. Nos despide con una frase: Akemashite Omedeto Gozaimasu o, lo que es igual, Feliz Año Nuevo. Hasta 108 campanadas Yoko Kinoshita lleva 21 años en España. Natural de Kobe (Japón) un viaje a Salamanca para practicar castellano- -se licenció en Literatura española- -le cambió la vida. Conoció a Harugo, compatriota, tuvie- ron un hijo, Kurode, de 16 años, y hasta hoy. Nuestra tradición es festejar el día 31 y los tres primeros días del año. En lugar de uvas, tomamos tallarines con sopa, que simbolizan una larga vida y escuchamos 108 campanadas de los templos más representativos del país.