Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26 s 12 s 2006 ESPAÑA 29 Un hombre y sus dos hijos, de 6 y 9 años, fallecen en un accidente en Cuenca La Navidad deja 25 muertos en las carreteras, tres más que el año pasado ABC CUENCA. Horcajo de Santiago está de luto. La localidad conquense llora la muerte de uno de sus vecinos y dos de sus hijos en un accidente de tráfico. El hombre, de 32 años, acompañado de sus hijos, de seis y nueve años, se dirigía el domingo al pueblo para pasar la Nochebuena y la Navidad. El vehículo en el que viajaban se salió de la vía a la altura de Fuente de Pedro Naharro (Cuenca) colisionó con una arqueta de cemento y se incendió, lo que provocó la muerte de sus tres ocupantes. De momento se desconocen las causas del siniestro, que está siendo investigado por el equipo de atestados de la Guardia Civil de la localidad conquense de Tarancón. El alcalde de Horcajo de Santiago informó de que se han suspendido todos los actos previstos para ayer y hoy en señal de duelo por los fallecidos porque todo el pueblo está destrozado ya que se trataba de una familia muy conocida en un pueblo pequeño como éste, y ha sido un mazazo Los tres cuerpos sin vida continúan en el Depósito Municipal de Cadáveres de Cuenca a la espera de que se les practique la autopsia y todavía se desconoce cuándo podrán ser enterrados, aunque el padre, de 32 años, podría recibir sepultura mañana en Horcajo de Santiago mientras que sus hijos serán enterrados en Madrid, donde actualmente residían indicó el alcalde. EFE Amargo adiós en Puebla de la Calzada Cientos de personas despidieron ayer en Puebla de la Calzada (Badajoz) a tres de los cuatros jóvenes que murieron el día 23 en un accidente de tráfico en la localidad pacense de Guadiana del Caudillo. El vehículo en el que viajaban se precipitó a un canal de riego cercano a la vía por la que circulaban a gran velocidad. Muere por la caída de un muro En Málaga un joven fue detenido tras colisionar con su coche contra un muro de bloques de hormigón prefabricados y provocar la muerte de un hombre de 52 años que se encontraba al otro lado del mismo. El conductor, que resultó ileso, dio negativo en el control de alcoholemia que se le practicó tras el accidente. De momento, la Policía Local de Málaga baraja como causa de la colisión el exceso de velocidad, lo que habría llevado a la pérdida del control del coche, en el que también viajaba una joven que resultó herida leve a causa del impacto. El suceso se produjo sobre las 15.40 horas de ayer en la calle Ramón y Cajal número 1, junto a una gasolinera de la ba- rriada malagueña de Ciudad Jardín. Aumentan los fallecidos Hasta las ocho de la tarde de ayer y desde las tres de la tarde del viernes, la Operación Navidad registraba 25 fallecidos en 20 accidentes mortales en las carreteras españolas, es decir, tres más que en las mismas fechas el año pasado. Además, hubo nueve heridos graves y dos leves. El peor accidente de estas fechas fue el que tuvo lugar el día 23 en Badajoz, donde cuatro jó- Se dirigían a Horcajo de Santiago para celebrar Nochebuena y Navidad. El pueblo está destrozado venes perdieron la vida al precipitarse su vehículo a un canal cercano a la pista por la que circulaban a gran velocidad cuando regresaban de fiesta de la capital. Es habitual que los jóvenes regresen por ese lugar para evitar los controles de alcoholemia de la Guardia Civil, según algunos vecinos. La Dirección General de Tráfico espera que en estas fechas se produzcan 18 millones de desplazamientos, para lo que ha organizado un dispositivo especial que desarrollará hasta el próximo 7 de enero. Muere un bebé abrasado en su casa Una menor pierde la vida al sin que su familia pudiera salvarlo caer desde la azotea cuando iba a recoger un petardo ABC MÁLAGA. La Nochebuena acabó en desgracia en Málaga para la familia de una joven que perdió la vida al precipitarse al vacío desde la azotea de un edificio situado en la calle Martínez Maldonado. La chica, de 17 años, perdió el equilibrio cuando al parecer trataba de recuperar un petardo que había quedado enganchado en una cornisa, sin explotar, entre su vivienda y la contigua. A. F. L. SEVILLA. Para una conocida y querida familia del municipio sevillano de Lora del Río, los Bonilla, estas Navidades serán imborables. Ayer enterraron en el cementerio de la localidad a un bebé de 18 meses que en la mañaba de la pasada Nochebuena estaba en su habitación la cual, por causas que se desconocen, salió ardiendo. Eran las diez y media cuando del piso de la calle Esperanza salían las llamas, gritos y críos saltando de un balcón a otro. La cotidianeidad del pueblo se paró. La noticia corría tan rápida como las llamas y la calle se llenaba de coches de bomberos, efectivos policiales y curiosos. Fuentes de la Benemérita han asegurado a ABC que las causas del fuego no se saben a ciencia cierta pues están siendo investigadas por la Unidad de Policía Judicial de este Cuerpo por lo que todo lo que se diga sobre una estufa o un cortocircuito, que el bebé estaba dormido o que estaba jugando son especulaciones precisaron. Lo que sí está demostrado es que en el piso se encontraba la familia entera compuesta por el matrimonio y tres hijos más aparte del fallecido y nadie se percató en un primer momento del incendio. Cuando se dieron cuenta ya nada se podía hacer. La casa ardía por los cuatro costados Llegar a la habitación del pequeño era imposible y por eso el padre se centró en salvar a los demás habitantes de la vivienda. Se veía- -dijo un testigo- -a los demás niños saltando de un balcón a otro y a la Guardia Civil intentando romper las paredes. Además, cuentan algunos por ahí que la madre sí logró llegar a la habitación del niño y se le cayó el techo encima Sin embargo las fuentes de la Guardia Civil aseguraron que los demás miembros de la familia resultaron ilesos, al contrario que el chiquillo que estaba completamente carbonizado. Ayer, a las cinco y media de la tarde el bebé fue enterrado en el cementerio de Lora. los artefactos se le cayó y quedó en la cornisa entre los dos edificios, M. A. L. se inclinó para recuperarlo y se precipitó a la calle, según indicó la Policía Local de Málaga. Efectivos del 061 se desplazaron al lugar del suceso para intentar reanimar a la joven. Al llegar, encontraron a la chica en parada cardiorrespiratoria así como con fuertes traumatismos provocados por la caída. Pese a todos los esfuerzos, no pudieron hacer nada por salvarle la vida. En el lugar, una mujer, al parecer amiga de la víctima, tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios al sufrir una crisis de ansiedad, según indicaron fuentes del 061. Por el momento la identidad de la mujer no ha sido desvelada. Celebración truncada El trágico suceso se produjo poco antes de la una de la madrugada en la azotea del bloque de ocho plantas, donde la joven estaba celebrando la Nochebuena arrojando petardos a la calle, un divertimento habitual en estas fechas. Cuando uno de Los padres y otros tres hermanos estaban en la vivienda, en la localidad sevillana de Lora del Río