Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA MARTES 26 s 12 s 2006 ABC La familia socialista da su último adiós a Alfonso Perales Zapatero afirma tras el entierro que el dirigente socialista fallecido era un buen amigo y un extraordinario compañero ABC ALCALÁ DE LOS GAZULES (CÁDIZ) Más de 3.000 personas, entre ellas el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, despidieron el domingo en Alcalá de los Gazules (Cádiz) al secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Alfonso Perales. Los restos mortales de Perales- -que murió el sábado en Conil de la Frontera (Cádiz) a los 52 años a causa de una grave enfermedad- -llegaron a la parroquia de San Jorge de la localidad natal del político socialista a las 12: 30 horas, arropado por numerosos familiares y vecinos que rompieron en un emotivo aplauso cuando el ataúd entró en la iglesia. Tras un responso breve, de acuerdo con los deseos del fallecido, oficiado por el párroco Marco Antonio Huelga de la Luz, el féretro fue trasladado en hombros por cuatro familiares de Perales a lo largo de los quinientos metros que separan la parroquia del cementerio, donde fue enterrado. Tanto la ceremonia religiosa como el sepelio se celebraron sin la presencia de los medios de comunicación por expreso deseo de la familia, aunque después del responso el párroco recordó al secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE como un hombre cordial y del pueblo, que desde su sencillez y humildad ha construido mucho de San Jorge del municipio se daban cita numerosas personalidades del mundo de la política, familiares y amigos del político desaparecido. El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, acompañado de su mujer, Sonsoles Espinosa; la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, y los ministros de Defensa, José Antonio Alonso; Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Fomento, Magdalena Álvarez, encabezaron la representación del Ejecutivo. El presidente del Congreso, Manuel Marín, y el ex presidente del Gobierno Felipe González, acompañado por su esposa, Carmen Romero, quisieron también acompañar a la familia del diputado socialista. Rodríguez Zapatero dijo a los periodistas que el fallecido dirigente del PSOE era un buen amigo y un compañero extraordinario, apreciado por toda la familia socialista además de un hombre que tenía una visión profunda de la vida Era una persona muy coherente, que ha vivido como ha pensado Cuatro miembros del Gobierno El entierro contó con la presencia de destacados políticos y, de hecho, una hora antes del sepelio, en la pequeña plazoleta en la que se ubica la parroquia Zapatero y Sonsoles Espinosa, durante el entierro de Perales EFE