Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA La expansión del islam por España MARTES 26 s 12 s 2006 ABC Ceuta, cuna de radicales Tras la detención de once islamistas en Ceuta, la desconfianza se ha apoderado de la barriada del Príncipe. La Policía advierte del peligro de que siga habiendo captaciones La mezquita Atawba está en el ojo del huracán. Jóvenes y hachís, cóctel explosivo POR CARMEN ECHARRI CEUTA. La operación Duna que el pasado 12 de diciembre se saldó con la detención de once personas en Ceuta, ha girado en torno a una oscura protagonista: la mezquita Atawba un centro de reunión sobre el que hace meses, desde que se tuvo conocimiento del tipo de conversaciones y alegatos radicales que en ella se proferían, había puesto sus miras la Policía. Tras la macrooperación policial (el juez finalmente dejó en libertad sin cargos a cuatro de los detenidos) nadie se acerca hasta este lugar de reunión, ubicado en pleno corazón del Príncipe Alfonso. La barriada tiene miedo. Nadie quiere que le señalen como islamista, extremista ni mucho menos terrorista; no quieren problemas. Entre la indignación callada por lo sucedido- -a pesar del auto de Garzón, nadie quiere creer todavía que los detenidos sean radicales y optan por especular sobre una confabulación motivada porque los arrestados llevan barba y son creyentes- -y el miedo a ser metido en el mismo saco que los arrestados, resulta complicado obtener cualquier valoración en una barriada que con más de 12.000 habitantes tiene estructura de pueblo. De pueblo fronterizo, salpicado por los ilícitos negocios que nacen en cualquier frontera, cuna de asentamiento de marroquíes desconocidos por el resto de habitantes, pero que terminan adquiriendo cierto poder en el barrio. La Delegación del Gobierno nunca ha negado el poder que grupos radicales asentados en Tánger están ejerciendo paulatinamente en el Príncipe, intentando asentarse en centros de reuniones para captar a poblaciones débiles como la del Príncipe. Un barrio en el que el floreciente negocio del narcotráfico y del contrabando de personas alimentó a numerosas familias, pero que, una vez cortado y reducido notoriamente por los golpes policiales continuados, ha dejado enormes tasas de paro, pobreza y marginación. precisamente referencia a esta situación de abandono, desestructuración y tercermundismo que fomenta la generación del radicalismo ante la presencia de captadores con fuerza suficiente como para captar a masas. Este proceso de captación influyó directamente en la mezquita Atawba que pasó de ser un centro de reunión visitado asiduamente por la población del Príncipe a convertirse en un reducto de radicales, cuando fue literalmente tomada por algunos de los ahora encarcelados, entre ellos los cabecillas Mohamed Fuad y el conocido como Marquito En el Ramadán del pasado año estaba llena. Fíjate que en este (Ramadán) tan sólo acudían grupos aislados. En el barrio se sabía que lo que allí se estaba produciendo no era bueno apunta un vecino de la barriada en cuyas paredes comienzan a aparecer ahora mensajes alusivos a la operación con palabras mal escritas como chibatos Ese no era bueno al que se alude cuadra con la ristra de informes que desde marzo de 2005 estuvo realizan- Fácilmente manejables Tenemos mucha juventud en paro, que no saben qué hacer en todo el día. Son jóvenes a los que les da igual cualquier cosa y que son fácilmente manejables. Ahí es donde se están asentando los radicales promoviendo la figura de Bin Laden como ídolo e introduciendo ideas radicales en estas personas apunta una fuente policial. Este testimonio no hace si no ratificar lo indicado por los profesores de la Universidad de Granada Javier Jordán y Humberto Trujillo, que en su informe Entornos favorables al reclutamiento yihadista: el barrio del Príncipe Alfonso hacen