Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos DOMINGO 24- -12- -2006 ABC Clark Gable Lo que el viento se llevó Al Pacino El padrino Alec Guinness La guerra de las galaxias Tom Hanks Forrest Gump Leonardo DiCaprio Titanic Francamente, querida, me importa un bledo Le haré una oferta que no podrá rechazar ¡Que la Fuerza te acompañe! Mi mamá dice que la vida es como una caja de bombones ¡Soy el rey del mundo! Setenta años de frases de cine El 25 de febrero tendrá lugar la 79 ceremonia de los Oscar, que conmemora el 70 aniversario del cine sonoro. La Academia ha editado un cartel con algunas de las frases más famosas de la historia del cine FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. En el cine, al principio no fue el verbo. Más aún, la llegada del sonoro en 1927 sacudió los cimientos de Hollywood. De repente, los actores tenían que aprender a hablar o, en su defecto, inglés. Incluso en el caso nada infrecuente de que procedieran del teatro, era necesario que pronunciaran sus textos con menos afectación. En El viaje a ninguna parte Fernando Fernán- Gómez ilustra a la perfección la dificultad de algunos cómicos para actuar con naturalidad. Para los más listos (y por qué no decirlo, para los más feos) el invento supuso una oportunidad única de prosperar. Al mismo tiempo, los dueños de los estudios descubrieron que una parte fundamental de los guiones la constituyen los diálogos y que, para su desgracia, no todos sus empleados estaban capacitados para escribir grandes frases. Fue entonces cuando Hollywood empezó a importar autores de prestigio. Se admitían incluso premios Nobel. A cambio, no era imprescindible tener experiencia previa. William Faulkner, John Steinbeck, F. Scott Fitzgerald, James M. Cain, Ray Bradbury, Arthur Miller, Truman Capote y Enrique Jardiel Poncela son algunos grandes literatos que pusieron su talento al servicio del cine. En su 79 edición de los Oscar, el 25 de febrero, la Academia rendirá homenaje al septuagésimo aniversario del cine sonoro. El cartel de este año incluye decenas de frases célebres que han engrandecido el séptimo arte entre 1936 y 2005. Hasta 65.000 copias serán distribuidas por todo el mundo. Todas las citas, salvo una, proceden de títulos nominados en las categorías de mejor película o y mejor guión. Averiguar la excepción es una de las pruebas de un concurso que también está previsto poner en marcha durante la efeméride. La selección es tan arbitraria como cualquier otra. El aficionado echará en falta títulos y, en otros casos, se sentirá decepcionado con la cita elegida. En Casablanca película de la que muchos recuerdan no menos de una docena de parrafadas, figura un soso Estoy mirándote traducción algo desvaída del Here s looking at you, kid que le dice Bogart a una compungida Ingrid Bergman y que en inglés suena mucho mejor. De otros filmes, como Ciudadano Kane se ha escogido una sola palabra, que en este caso no podía ser otra que Rosebud Frodo de El señor de los anillos y ¡Stella! de Un tranvía llamado deseo ayudan a incluir más ejemplos sin perder apenas espacio. Algunas frases buenas De acuerdo, el cartel podría ser más espectacular y la recopilación, más brillante. Incluso cabría imaginar formas más elegantes de abandonar a Vivien Leigh, pero es difícil idear una frase tan perdurable como la escrita por alguno de los numerosos guionistas que trabajaron La Academia distribuirá por todo el mundo más de 65.000 carteles conmemorativos en Lo que el viento se llevó El Francamente querida, me importa un bledo que pronuncia Clark Gable se convirtió en una frase hecha casi desde su estreno, en 1939. Lo cierto es que siempre ha sido más fácil ser recordado con frases cínicas que a través del romanticismo. (La Academia ni siquiera ha seleccionado el mítico Miénteme y dime que me quieres de Johnny Guitar Un perfecto ejemplo es Si te ena- moras de un casado, no te pongas rímel escrita con zumo de limón por I. A. L. Diamond y Billy Wilder en El apartamen-