Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID DOMINGO 24 s 12 s 2006 ABC PECADOS CAPITALES SE DICE, SE COMENTA Manuel Lamela, consejero de Sanidad del Gobierno regional, resultó ser la sorpresa de la noche durante la cena de Navidad ofrecida por la Comunidad de Madrid a los periodistas que cubren informativamente la institución. Podemos decir sin temor a errar que de los más de 650 invitados con que contó el acto, ninguno le alcanzó ni en sentido del ritmo ni en habilidad motora. Y es que Lamela se descubrió como un excelente bailarín, tanto en solitario como en los clásicos agarrados CARTAS DE LOS LECTORES La crisis que vive IU tiene preocupados también a los socialistas. Recientemente coincidieron en un acto los portavoces municipales de PSOE e IU, Óscar Iglesias e Inés Sabanés, quienes no podían evitar las referencias a una situación que debilita a toda la izquierda y podría incluso resultar fatal para una futura estrategia conjunta tras las elecciones autonómicas. Sabanés ha rechazado ir de número dos: lo que persigue no es salvar su cuello, sino que desea un consenso real en la coalición. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepase el espacio destinado a ellas. Mayte Alcaraz Mediometro a Villaverde Según la decisión barroca de la presidenta, la línea 3 de Metro, tendrá dos frecuencias de paso. Desde Moncloa hasta la futura estación de Almendrales, transcurrirá de manera habitual; a partir de ésta estación, que se convertirá en un pseudo- NAVIDAD, TIENES NOMBRE DE MUJER veces los sucesos con rostro humano ganan en el share a las noticias, aunque éstas parezcan de ficción. Tres de ellos, con cinco mujeres de protagovíctimas, han desgarrado la médula espinal de la Navidad. En esta tragidulce España de garrote y villancico, Madrid y Ronda han escrito, para su memoria histórica, la nefanda realidad con letras de sangre: una abuela y su nieta murieron el jueves tras caer al vacío desde su piso de Madrid; dos vecinas, también en Madrid, perecieron calcinadas en su casa; una mujer en Ronda, a cuyo marido se le había anulado la orden de alejamiento hace unos días, cayó sin vida a manos de la fiera... Trailers reales con sobredosis de terror. Una busca estos días cuentos de Navidad y se topa con la casa de los horrores. La vida, desatenta, rezuma crueldad, destila muerte con la que embriagar a la abuela enamorada, a las amigas devoradas por el fuego, a la mujer desasistida en manos de la incuria legal. Y, mientras tanto, los telediarios abriendo con la Ley de Igualdad. Más madera a ese bosque ardiente. Tenemos un Gobierno empeñado en igualar en la abundancia, mientras muchas mujeres se mueren de hambre. La nueva ley que aprobó el Congreso esta semana, con la abstención del PP, comete un error de bulto: impone y no incentiva la igualdad. Yo, mujer, quiero que me respeten y, después, que no me maten. Y, más después, que valoren mis méritos para que no me discriminen frente a un hombre. Pero los juegos forales me gustan poco. Con las cosas de comer no se juega. Con las de vivir, menos. No se puede, con 66 mujeres muertas en lo que va de año, imponer a golpe de decreto la igualdad de las moquetas. Lo importante no es que cuadren las cuentas paritarias, lo importante son las pobres parias que las conforman. Paridades aparte, yo lo que pido es que esta Navidad sea la natividad de un nuevo concepto de valores para la mujer que no la convierta en material de derribo ni en mercancía electoral, sino que la respete hasta el punto de que la permita ser los que es... una mujer. A transbordador, pasará más lento y, todo debido a la escasez de trenes (de lo que deduzco que buena parte del presupuesto va dedicado a las máquinas) Desde un principio, esa estación se construyó intuyendo de antemano esa posibilidad, pero sin comunicarlo a los ciudadanos afectados. Yo, que estaba esperanzado con el Metro cerca de mi casa, me he vuelto pesimista (según Francois Truffaut, pesimista es un optimista con experiencia) Sra. Presidenta, cuando se realiza un presupuesto, debe hacerse de manera global, incluyendo todas las partidas económicas, sin dejar nada al azar. Como no voy a tener el Metro que usted prometió, no me fiaré ya más de sus promesas, y para mí, sus palabras futuras serán pura retórica. Imagínese que me vende una moto para repartir. Cuando recibo el paquete, esmeradamente envuelto en mi casa y lo abro, me encuentro que es una bicicleta y sin pedales. Lógicamente, con ese vehículo sólo podré circular cuesta abajo. Cuando vaya a inaugurar el Metro a Villaverde, recuerde, será el Mediometro. José María Montes. Madrid Mascotas Una Navidad más, los escaparates de las tiendas de mascotas vuelven a estar pobladas de perros. Muchos de ellos en condiciones inaceptables. ¿Cuándo van a prohibir su venta como vil mercancía? Rodrigo Ballester. Madrid CHEMA BARROSO En estos días, en que tanto se consume e incrementan los residuos que producimos los ciudadanos, resulta incomprensible ver los contenedores de papel y cartón- -y los de vidrio igualmente- -completamente llenos, rebosantes de desperdicios e inutilizables. Los responsables municipales deben estar alertas sobre estas situaciones e incrementar los servicios cuando más se necesitan. UNA Y MEDIA Jesús Higueras LA REALIDAD DE LAS PROMESAS las puertas de la Navidad, la Iglesia nos propone en este domingo la contemplación de la visita de Santa María a su prima Isabel. Es curioso ver cómo por una intuición sobrenatural, Isabel entiende que quien la visita es la Madre del Salvador. Es curioso ver cómo la alabanza de Isabel se dirige a la fe de María: Feliz Tú, porque has creído, porque has aceptado todo lo que te ha dicho el Señor y has vivido para A que todo esto se cumpla La fe consiste precisamente en creer que todo lo que nos ha dicho el Señor se cumplirá. Los cristianos no podemos dejarnos invadir por las dudas. Es verdad que el Señor a veces tiene planes que no podemos comprender, que muchas veces nuestra fe es puesta a prueba especialmente por el misterio del mal, pero no es menos cierto que si miramos hacia atrás Dios siempre ha sido fiel, ha tenido con nosotros una conducta de cariño, de sostén y de aliento. Si nunca nos ha dejado de la mano, no tiene por qué dejar de actuar del mismo modo. El misterio de la Navidad está ya próximo. Hoy es Nochebuena y en muchos hogares y en muchos corazones, aunque las cosas no estén bien, aunque tengamos nuestras dudas y nuestros miedos, aunque la vida tenga todos los sueños que quisiéramos que fueran realidad hoy, si queremos, Dios va a entrar por la fe en nuestros corazones. Tenemos que pedirle a María que nos enseñe a creer como Ella creyó y si todo lo esperamos de Dios, todo puede suceder. No va a ser más Navidad porque en mi casa no haya enfermedades o no haya habido muertes de personas queridas, no va a ser más Navidad porque haya una armonía a mi alrededor o todo esté bien, porque el misterio de la Navidad no sucede por fuera, sucede por dentro. Tiene que ser Navidad si yo creo de verdad que el Señor habita en mí, que es mi motor interno que me sostiene, me alienta y me da la esperanza para no tirar la toalla esperándolo todo de Él. María nos enseña a saber que para Dios nada hay imposible, a que las dificultades en la vida no tienen por qué hacer que nos paremos y que nos detengamos en el camino, sino que cada nueva dificultad es un nuevo reto que de la mano de Dios podremos superar y vencer. María es dichosa, porque ha confiado en que la Palabra de Dios se cumplirá en su vida. Todos tenemos que preguntarnos qué palabras ha pronunciado Dios sobre nuestra vida. En estas fiestas de Navidad debemos interiorizar las palabras que escuchemos y llevarlas a la práctica. No es cristiano practicante aquél que celebra los Sacramentos, sino el que practica lo que celebra y hace realidad en su vida aquello que ha escuchado de parte de Dios. Las navidades son un tiempo en el cual, especialmente con la familia y con la gente que tenemos más cerca, tenemos que llevar a la práctica con la ayuda de Dios aquello que Él nos encomienda y nos regala. Todo lo que Dios nos pueda pedir, primero nos lo regala, y teniendo la confianza de que el Señor hará realidad todo aquello que nos ha prometido.